Desde este sábado, 5 de diciembre, y tras la publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), entran en vigor una batería de medidas extraordinarias para intentar frenar la expansión de la Covid-19 en Tenerife, isla con peor situación epidemiológica de todo el Archipiélago.

Se limita –aún más- la libertad en la única isla canaria que está bajo las restricciones de ‘semáforo rojo’. El establecimiento de un toque de queda nocturno por el que los tinerfeños estarán obligados a confinarse en sus hogares desde las 23:00 horas hasta las 6:00 de la mañana durante una semana –hasta el sábado 12-; la limitación de las reuniones sociales a un máximo cuatro personas; la suspensión de toda actividad deportiva no profesional (se permite la práctica individual); la limitación a 15 personas de las actividades grupales en gimnasios; y la prohibición de consumir en las barras de restaurantes y bares, entre las medidas que estarán en vigor hasta dentro de dos semanas.

Tal y como dispone el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, durante el periodo comprendido entre las 23:00 y las 6:00 horas, las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades:

a) Adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia.

d) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.

e) Retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado.

f) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

i) Repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades previstas en los párrafos anteriores.