El mar volverá a ser el protagonista el próximo sábado. La fuerza del océano dejará en Canarias olas de entre tres y cinco metros, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que fija el aviso amarillo por riesgo de fenómenos costeros.

En concreto, la situación comenzará a empeorar a partir de mediodía y se mantendrá hasta la medianoche. El aviso de Meteorología afecta a todo el litoral de La Palma, La Gomera, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, además de la costa suroeste de Tenerife. Solo El Hierro se libra, en principio, del fuerte oleaje.

La predicción de la Aemet para el fin de semana incluye  precipitaciones débiles a moderadas que pueden ser persistentes en medianías y viento fuerte a partir del sábado por la tarde, además de un descenso de las temperaturas.

Ya para la semana que viene, Meteorología vigila la evolución de la borrasca que se espera en el océano Atlántico, aunque en principio descarta que pueda afectar al Archipiélago. De hecho, a pesar de que sí espera lluvias que pueden ser localmente fuertes en Tenerife y Gran Canaria, la Agencia espera que la presencia de los vientos alisios conlleve un aumento paulatino de las temperaturas.

Esta situación tenderá a estabilizarse el martes para mantenerse sin grandes cambios durante el resto de la semana.