Los consejeros de Transporte y Sanidad del Gobierno canario, Sebastián Franquis y Blas Trujillo, respectivamente, han anunciado este miércoles que se incrementará la frecuencia y la capacidad del transporte público los días 24 y 31 de diciembre, y el 5 de enero, especialmente para que no haya aglomeraciones.

El incremento de frecuencias se amoldará a los horarios de cierre de la actividad comercial y el sector de la restauración, aún por determinar, “pues ambos sectores afectan claramente al transporte”, ha remarcado Sebastián Franquis en declaraciones a los medios de comunicación tras la reunión que ambos consejeros han mantenido con representantes de los cabildos y empresas del sector.

Durante el encuentro se concluyó que los picos de demanda se concentran, principalmente, el 24 y 31 de diciembre, y el 5 de enero, por lo que “una vez el consejero tenga los datos y medidas concretas, producto de esas reuniones con el Ministerio, se le comunicará a cada uno de los operadores las medidas complementarias de cara a la Navidad”, ha abundado Franquis.

Blas Trujillo ha destacado que todos los informes de la Comisión Europea concluyen que el transporte público no es un foco de contagios de Covid-19.

“El uso del transporte público es seguro”, ha insistido, “lo único que queremos hacer es incrementar ese nivel de seguridad y dar una respuesta eficaz y eficiente a la mayor movilidad como consecuencia de estas fechas”.

Ambos han incidido, no obstante, en que lo “fundamental” es que nadie “baje la guardia”, y se han reafirmado en que el “éxito” no radica en ir añadiendo nuevas medidas, “las medidas las conocemos”, sino en cumplirlas día a día.

En este sentido, Trujillo ha hecho hincapié en que más allá del movimiento social y público, luego "viene todo el ámbito familiar", donde la responsabilidad individual será “muy, muy importante”, ha mantenido.

De hecho, “haremos una campaña específica para concienciar a los ciudadanos de que ahora más que nunca tenemos que cumplir con las medidas”, ha anunciado.

En relación a la situación de Tenerife, el consejero de Sanidad ha asegurado que la isla ha mejorado “notablemente” en prácticamente todos los indicadores vinculados al semáforo rojo, por lo que, “salvo que se continúe con situaciones epidemiológicas distintas”, la Consejería prevé que las medidas durante la campaña de Navidad sean homogéneas en todo el archipiélago.

“A veces se fijan solo en un indicador, como la incidencia acumulada, pero no es el único indicador sobre el cual se actúa. Son 6 indicadores, más cuatro que interactúan con ellos. Por lo tanto, el mensaje es que las medidas están funcionando y que hemos mejorado notablemente”, ha sentenciado Trujillo.

Durante el encuentro también se ha apuntado la necesidad de adoptar medidas en aquellas paradas, tanto de guagua como de tranvía, más populares y concurridas, en las que se produce “el efecto retorno cuando ya se han hecho compras”, así como la importancia de garantizar que la capacidad de los vehículos vaya dentro de "un orden razonable".

A la pregunta de si Canarias está preparada para el plan de vacunación, Blas Trujillo ha afirmado que la gestión que se está haciendo para la campaña de vacunación contra la gripe, "que está siendo un éxito", demuestra que las islas están preparadas.

Según ha manifestado el consejero, el jueves tendrá lugar la comisión nacional para la coordinación de todo el proceso de vacunación en España, “donde nosotros ya hemos nombrado al equipo que va a representar a nuestra comunidad autónoma”, y que se pondrá en marcha una vez la comisión establezca el calendario de fases del plan, ha concluido. EFE