La segunda ola continúa creciendo en Tenerife a pesar de las restricciones impuestas la pasada semana. Con 643 nuevos positivos en coronavirus desde el domingo pasado –108 ayer–, la isla ha finalizado la semana con un 13% más de casos que la semana anterior. A esto se une que el incremento de diagnósticos de estos últimos siete días es el segundo más alto de la segunda ola. El ranking lo lidera la semana del 1 al 7 de noviembre, cuando se diagnosticaron 670 casos en una semana en la isla.

Durante los últimos siete días, Tenerife ha acumulado diariamente casi el 77% de los nuevos casos en Canarias. Ayer, el Archipiélago registró 139 nuevos positivos que siguieron la estela de los anteriores y se acumularon en su mayoría en Tenerife. Otros 20 se registraron en Gran Canaria, que mantiene su tendencia decreciente y que esta semana ha rebajado un 39% su cifra de nuevos positivos en coronavirus. Este comportamiento se repite en Lanzarote, que ayer registró 6 casos nuevos, en Fuerteventura, que registró 4 y en La Gomera que, por segundo día consecutivo, no diagnosticó nuevos casos. La Palma tampoco diagnosticó positivos, pero su tendencia esta semana ha sido creciente, pasando de 4 casos la semana anterior a 9 esta. El Hierro, por su parte, ayer rompió su racha de 9 días sin casos al diagnosticar uno nuevo.

Ingresos estables. Las hospitalizaciones en todas las islas se han estabilizado durante la última semana. Tenerife se ha quedado estancado en una media de 180 casos –registrando ayer 184–, mientras que Gran Canaria se ha quedado en 54. Lanzarote y La Gomera cuentan con un hospitalizado y Fuerteventura con dos. En Tenerife, que es la isla más afectada por la ocupación hospitalaria de Covid-19, el 6,6% de las camas de agudos –riesgo medio según los indicadores del Ministerio de Sanidad– y el 17,8% de las de UCI –riesgo alto – está ocupadas por pacientes con coronavirus.

Entre Santa Cruz y La Laguna. El virus se mueve en Tenerife especialmente entre los municipios de Santa Cruz y La Laguna. La ciudad de los Adelantados volvió a registrar ayer una incidencia a siete días vista de 111,7 casos por 100.000 habitantes, la cifra más alta de la última semana. Santa Cruz, por su parte, oscila entre los 100 y los 90 casos por 100.000 habientes. Ambas ciudades, además, acumulan el 41% de los casos activos en las Islas. El 30% se encuentra en Las Palmas de Gran Canaria que aún se está recuperando del pico de agosto y el resto repartidos en los municipios con más habitantes del norte y sur de Tenerife. En el día de ayer, su incidencia acumulada a siete días vista se encontraba en 98,4 casos por 100.000 habitantes. Tras las dos ciudades, los municipios con más incidencia de Canarias son el Puerto de la Cruz (88,6 casos) y Granadilla de Abona (87,7)

Sin respuesta. El brote de coronavirus que se notificó hace dos semanas en la residencia de ancianos San Pancracio en Santa Cruz de Tenerife ha vuelto a la normalidad, pero la Dirección de Salud Pública y el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, han podido determinar la causa por la que el virus arrasó y contagió a prácticamente todos los usuarios de la residencia.