El muelle de Arguineguín, en el sur de Gran Canaria, reunía a última hora de ayer a 860 inmigrantes llegados por mar a las islas, después de los traslados efectuados a centros de acogida, informó Cruz Roja. Es la primera vez en aproximadamente dos semanas que el número de inmigrantes congregados en el muelle baja de 1.000.

A principios de esta semana, había unos 2.500 inmigrantes en Arguineguín tras las numerosas embarcaciones llegadas a la isla durante el pasado fin de semana, y este miércoles, unos 400 fueron traslados al Centro de Barranco Seco.

En los últimos tres días, solo han llegado a Gran Canaria 67 inmigrantes, y anteayer y ayer no ha habido ninguna embarcación.

Numerosas instituciones y ONG, como Human Rights Watch y Médicos del Mundo, han denunciado la situación de hacinamiento en la que se encuentran los inmigrantes en el muelle de Arguineguín.

Registro

Por otra parte, una comisión judicial efectuó ayer una inspección ocular en el muelle de Arguineguín, en el sur de Gran Canaria, para comprobar la situación en la que se encuentran los inmigrantes congregados allí, informa el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La inspección se produce en el marco de las diligencias previas incoadas por la reciente denuncia de la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, sobre las condiciones de los inmigrantes, se indica en un comunicado. La inspección, dirigida por la autoridad judicial al frente del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana, levantó acta de la situación en la que se encuentran los inmigrantes, y resolverá al respecto en los próximos días. Los tipos penales cuya posible comisión se investiga son, en el actual momento, indeterminados, al igual que sus eventuales responsables, se añade en la nota.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, acudió al Juzgado el pasado 28 de octubre.