09 de octubre de 2020
09.10.2020
Coronavirus | Ciencia y gastronomía contra la pandemia

Pomada comestible contra el contagio

Un científico isleño del CSIC lidera una investigación para crear productos, a base de huevos, con anticuerpos del Covid-19 | El anuncio genera críticas entre los médicos

09.10.2020 | 00:35
Pomada comestible contra el contagio

Una crema de ingestión oral a base de yema de huevo con anticuerpos contra el Covid-19 busca evitar los contagios de coronavirus cuando no se lleve la mascarilla, sobre todo a la hora de comer. Un grupo de científicos tinerfeños, liderados por José Manuel Pérez de la Lastra, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha iniciado la investigación con la colaboración del chef Diego Schattenhofer. Los primeros pasos de este trabajo se dieron a conocer ayer en San Sebastián Gastronómika. El anuncio del estudio ha generado sin embargo perplejidad entre algunos profesionales sanitarios.

Una pomada comestible creada a partir de yema de huevo con anticuerpos contra el Covid-19 y que podría evitar los contagios en lugares de alto riesgo, como bares y restaurantes. Este revolucionario descubrimiento tiene sello canario y fue presentado ayer en San Sebastián Gastronómika de la mano de uno de sus creadores, el cocinero Diego Schattenhofer, de 1973 Taste ubicado en Arona. El chef argentino afincado en la Isla se une una vez más al equipo liderado por el científico titular del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología de Tenerife, José Manuel Pérez de la Lastra, para combinar ciencia y gastronomía y su aplicación en la sanidad. Cuenta con el apoyo del Cabildo de Tenerife, que ayer alabó el trabajo de Pérez de la Lastra y Schattenhofer.

Sin embargo, la investigación puesta en marcha por este equipo tinerfeño -y que aún se encuentra en una fase inicial- despertó ayer perplejidad entre la comunidad médica canaria. Algunos doctores especialistas llegaron a tildarla de surreslista y disparatada. Y es que la presentación de productos con propiedades médicas siempre ha generado controversia y, además, las autorizaciones necesarias para su comercialización auguran aún un largo camino hasta que esta investigación pueda llegar a buen puerto, a falta de la publicación de las conclusiones y la elaboración del producto final. Esta investigación llegó ayer a San Sebastián Gastronómika de la mano del Cabildo de Tenerife y precisamente Coalición Canaria (CC) en la institución insular mostró su desacuerdo con esta propuesta al carecer de base científica y anunció que, tras recabar toda la información, actuará en consecuencia y pedirá explicaciones a los responsables de la Corporación insular.

La pomada, una idea más

"Para tratar de solventar este problema, hemos planteado la utilización de profilácticos por vía oral y la creación de esta pomada es tan solo una de las ideas que se pueden poner en marcha a través de la investigación que hemos realizado", adelanta Pérez de la Lastra, quien avanza que también se podría dar forma a colutorios o caramelos a partir de la yema de huevo. En el caso particular de esta pomada ideada por Diego Schattenhofer, dispersa gradualmente anticuerpos por la cavidad oral y continúa diseminándolos a su paso por la faringe y el esófago. "Si el virus entra en el organismo, los anticuerpos lo atraparán y rodearán impidiendo la infección. El virus es arrastrado hacia el estómago, donde los jugos gástricos lo destruirán", explicaron ayer los investigadores tinerfeños a través de un vídeo. Tras la ingesta de esta crema, los anticuerpos "permanecen al menos dos horas en la saliva" tras una ingesta de medio gramo de este producto. El cocinero argentino afincado en Tenerife Diego Schattenhofer presentó ayer esta novedosa pomada que él mismo incorporará a sus platos cuando las autoridades sanitarias den su visto bueno. Hasta el momento, el cocinero ha dado forma a cremas con gofio, guarapo y almidones hidrolizados que "ayudan a que se peguen los anticuerpos en la garganta". El chef indica que, tras la investigación del equipo de Pérez de la Lastra, él comenzó a trabajar con el agua de huevo inmunizada: "La congelamos y la decantamos y hemos trabajado con ese resultado para dar forma a la crema".

El objetivo de Schattenhofer es, cuando se obtengan todas las garantías para este proceso, poder crear un menú de degustación con este producto para que el acto de comer se convierta en una práctica segura. "Cuando nos sentamos a la mesa, nos quedamos débiles ante el virus y por eso proponemos, por ejemplo, un menú de 14 platos en el que el primer paso sería la ingesta de esta pomada de gofio y, cada cuatro platos, trabajar con esta yema de huevo para garantizar la eficacia del producto". Así, indica el cocinero, las posibilidades son numerosas y ya piensa en dar forma a aires, espumas o emulsiones.

No obstante, el cocinero recuerda que este es tan solo el primer paso de esta ambiciosa investigación que presenta resultados esperanzadores. "Tenemos datos alentadores y estamos preparados para continuar trabajando si nos lo permiten", relata el cocinero quien recuerda que "la literatura científica nos indica que esta idea tiene viabilidad y por eso hemos querido presentarla en San Sebastián Gastronómika de la mano también del Cabildo de Tenerife porque, además, se trata de un proyecto avalado por el CSIC", concluye.

Respaldo del Cabildo

Mientras crecían las críticas entre la comunidad médica, el Cabildo de Tenerife envío anoche un comunicado en apoyo a esta iniciativa científica. Turismo de Tenerife, entidad dependiente de la Corporación insular, aseguró que la presentación de ayer "despertó el interés de todo el país". El consejero insular de Planificación del Territorio y Turismo del Cabildo, José Gregorio Martín Plata, valoró, según figura en la nota de prensa, "el excelente trabajo realizado por el chef Diego Schattenhofer y el científico del Centro Superior de Investigaciones Científica José Manuel Pérez Lastra, que permite a la Isla situarse en el epicentro de la investigación gastronómica en uno de los eventos del sector de mayor prestigio".

Por su parte, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, destacó "las cualidades profilácticas de los huevos de gallinas autóctonas previamente inmunizadas". Asegura que se trata de un trabajo "serio" y "con un aval científico" que "estamos convencidos, será un hito en el ámbito de la alimentación de nuestra Isla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España