30 de septiembre de 2020
30.09.2020

La ULL realizará un millar de test PCR a la semana a estudiantes y profesores

La rectora asume que "la educación híbrida ha llegado para quedarse" | La Dirección de Universidades busca una solución que sufrague el pago de asignaturas repetidas

29.09.2020 | 23:47
Una de las 268 aulas de la ULL en la que se ha instalado cámaras.

La Universidad de La Laguna (ULL) dio ayer el pistoletazo de salida a su nuevo curso, pero lo hizo en unas condiciones totalmente imprevistas. El acto de inauguración del curso no existió. El semáforo en rojo de Covid-19 en Tenerife obligó a la rectora de la Universidad de La Laguna (ULL), Rosa Aguilar, a comparecer tras una pantalla ante toda la comunidad universitaria. Bajo un mensaje cargado de optimismo, a pesar de las circunstancias, la rectora insistió en que la máxima obsesión de la dirección de la universidad es garantizar la seguridad de la comunidad. Razón por la cual, entre otras medidas, realizará un millar de test de PCR a la semana de manera aleatoria a alumnos, profesores y personal de administración y servicios. "No podemos poner en riesgo a nuestra comunidad", reafirmó.

Se valdrá para ello de la "estrecha colaboración" que la universidad tiene con su Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, centro acreditado por el Instituto de Salud Carlos III y autorizado por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para realizar el diagnóstico de Covid-19. Los cribados, en todo caso, serán voluntarios, como ratificó Aguilar. Las PCR se llevarán a cabo mediante la técnica de pooling por la que se incluyen varias muestras en una sola PCR para reducir costes. Si se diagnostica un positivo entre ellas, se realiza de nuevo la prueba pero de manera individual. El director del Instituto, Jacob Lorenzo, afirmó que se usarán muestras de saliva, en lugar de nasofaríngeas, por lo que será más sencillo tomar las muestras y ahorrar tiempo y costes. "Ya lo hemos puesto a punto en el laboratorio a través del protocolo salivatest que se está utilizando en Estados Unidos", explicó Lorenzo.

Protocolo de actuación

Para el caso de que se produjera un positivo, la ULL también está "ultimando" un protocolo de actuación, en el que se incluirá "un responsable Covid por centro". Asimismo se ha reforzado los contratos de limpieza -con un montante que asciende a dos millones de euros-, se han adquirido equipos de protección y se han "dictado instrucciones para que la vuelta sea escalonada y organizada". No obstante, la rectora dejó gran parte del futuro del curso en la "responsabilidad individual". "Ante una emergencia de este calibre, todos los escenarios están abiertos, ciertamente, pero también está en nuestras propias manos la posibilidad de ser parte del problema o parte de la solución", insistió.

La Universidad de La Laguna comenzará así este curso bajo una modalidad "de presencialidad adaptada", lo que provocará que sean "todo lo presenciales" que puedan, "y lo que no, será online". La universidad ha optado por combinar la docencia híbrida adaptándose a la circunstancias que puedan darse en cada centro y titulación. Así, parte del alumnado podrá seguir las clases desde casa gracias a las cámaras web que se han instalado en 268 aulas repartidas por todo el campus, mientras que otros tantos podrán seguir disfrutando de la presencialidad, "la principal baza" de la universidad. "Somos una universidad presencial, que quiere seguir siéndolo", insistió Aguilar, que recordó que el acudir a las instalaciones universitarias "nos ayuda a crecer, a entender mejor al otro, a compartir, a resolver mejor los conflictos, a dialogar y a respetar a los demás". Unos valores que, a ojos de la rectora, "son los que toda universidad que se precie ha de fomentar". Finalmente, Aguilar constató que "la educación híbrida ha llegado para quedarse".

Durante su discurso inaugural, la rectora también hizo alusión a los "miles de alumnos afectados por la pandemia". "No queremos perderlos", advirtió Aguilar en un mensaje dirigido directamente a la consejera de Educación, Manuela de Armas. La rectora se refirió así a la reciente anulación del compromiso del Gobierno de Canarias de sufragar segundas y terceras matrículas al alumnado que tuviera que repetirlas.

"Malestar" por las tasas

"Ha generado un gran malestar en la comunidad universitaria, como ya conoce", reiteró Aguilar, que admitió ser consciente de que "la Dirección General de Universidades está trabajando en la búsqueda de una solución lo más rápida posible". En este sentido, hizo hincapié en que debe ser una que "nos permita la actualización de las cartas de pago de nuestros estudiantes contemplando dicha reducción". La rectora aprovechó también para insistir en la necesidad de que se "refuerce la política de becas del Gobierno de Canarias para ofrecer oportunidades a los que menos tienen". En todo caso, según los datos académicos de este curso, los alumnos de nuevo ingreso en los Grados se mantienen prácticamente igual que el año anterior, alcanzando las 4.405 matrículas en total. El total de matrículas también se ha mantenido con 17.320 y ha aumentado el número de estudiantes de máster, situándose en 1.120.

Justamente al presidente autonómico hizo un llamamiento para que se les sea transferido uno de los tramos de los Fondos Covid promovidos por el Ministerio de Universidades con la mayor celeridad posible. "No podemos perder nuestra financiación porque corremos el riesgo de no poder prestar el servicio público de calidad que se nos demanda", advirtió la rectora. Y es que el presupuesto del que parte la actividad de la universidad este año son 156 millones de euros. De esta cantidad, el gasto estructural, el que se incurre para realizar la actividad básica universitaria supone el 86% del presupuesto total. Sin embargo, la institución tan solo cuenta con poco más de 21 millones de euros, dado que el resto lo aporta la comunidad autónoma. "Una cantidad que se antoja insuficiente para llevar a cabo el elevado número de necesidades de una institución de este tamaño", insistió, en esta línea, la rectora de la universidad.

Aguilar no dudó en recordar el esfuerzo que se realizó desde la institución académica durante el curso pasado y, concretamente, en los momentos más duros de la pandemia. "Hemos luchado por lograr que el alumnado finalizara el año académica en buenas condiciones, entregando exámenes, trabajos de fin de grado y de fin de máster, leyendo sus tesis doctorales y finalizando sus proyectos en tiempo y forma", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España