20 de septiembre de 2020
20.09.2020

Canarias estudia la "puerta de entrada" del virus a través del músculo esquelético

La investigación que lidera López Calbet sobre la proteína receptora del coronavirus en las células permitirá conocer qué personas sufren más riesgo de contraer la Covid-19

19.09.2020 | 23:37
El catedrático José Antonio López Calbet en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física de la Ulpgc.

En ciencia también existen las casualidades, una especie de suerte que, cuando tiene el respaldo de muchos años de estudio al más alto nivel, se convierte en una gran oportunidad para contribuir a paliar problemas de vital importancia, como es la actual crisis sanitaria del coronavirus. Es el caso del estudio en el músculo esquelético humano de la proteína receptora del coronavirus, denominada ACE2. Se trata de una investigación, pionera en España, que lidera el director del grupo de investigación en Rendimiento Humano, Ejercicio Físico y Salud de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc), José Antonio López Calbet, y que permitirá, entre otros aspectos, identificar los factores que regulan la expresión de esta proteína -puerta de entrada del SARS-CoV-2 a las células-, y ver que personas sufren más riesgo de contraer la Covid-19.

El papel del azar en esta historia viene dado porque, cuando empezó la pandemia, el grupo de López Calbet trabajaba en el estudio del sistema hormonal renina angiotensina aldosterona, que interviene en la regulación de la presión arterial, del exceso oxidativo, del flujo sanguíneo y en la inflamación. "Este sistema se expresa en el músculo esquelético humano y nosotros lo estábamos estudiando por su importancia para entender cómo funcionamos. El virus, el SARS-CoV-2, entra en las células uniéndose a una proteína que se llama ACE2, una enzima que se encuentra en la superficie de muchas células del organismo, y entre ellas el músculo esquelético, y forma parte del sistema de señalización de renina angiotensina aldosterona en el músculo. La casualidad que se dio es que a nosotros la Covid-19 nos pilla teniendo montado todo el sistema de análisis para poder detectar los cambios que experimenta esta proteína, que es la puerta de entrada al coronavirus", indicó el catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad de Las Palmas.

Una vez que comprobaron que la infección por Covid-19 atacaba a la proteína que ellos estudiaban, emprendieron este nuevo proyecto, que ha obtenido financiación en la convocatoria del Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia de la Ulpgc para investigar el coronavirus. "Para este estudio utilizamos las biopsias musculares que tenemos en nuestros congeladores. Estudios efectuados en los últimos 15 años nos ha permitido tener un número de biopsias musculares muy alto y que, además, proceden de personas con niveles de condición física muy buena, otros malas, hay gente joven, gente menos joven, hombres, mujeres...", apuntó el profesor López Calbet.

Dicho proyecto tiene por objetivo averiguar si la proteína ACE2 receptora del virus SARS-CoV-2 se expresa en cantidades diferentes en distintas personas, y por qué. "La importancia de esto radica en que si no tuviéramos la proteína ACE2 no tendríamos Covid. El virus sólo puede entrar en las células a través de esta proteína. Saber qué es lo que la regula nos puede llevar a entender mejor qué personas pueden estar en más riesgo de contraer la enfermedad", indicó el investigador de la Ulpgc.

Vías aéreas

El investigador matizó al respecto que lo que se estudia es músculo esquelético humano, y el coronavirus no entra directamente en el músculo sino a través de las vías aéreas. "Pero es muy probable que hayan factores comunes de regulación entre los dos tejidos, y además, hay que tener en cuenta que el corazón es una de las dianas del virus, muchas personas tienen problemas cardíacos cuando hace una enfermedad severa, ya que el corazón también expresa ACE2, y es un músculo que se parece al músculo esquelético en muchos aspectos. El interés viene de poder establecer que variabilidad hay en las personas de la proteína, que es lo que modifica la expresión de la ACE2 y tratar de establecer si aquellas personas que tienen más proteína receptora en los músculos, tienen más riesgo luego de sufrir la enfermedad de forma severa". Una vez que hayan confirmado la hipótesis de partida: "Si tienes más proteína receptora tienes más riesgo de contraer la enfermedad", iniciarán la segunda fase del proyecto, en colaboración con los Servicios de Cirugía Torácica y de Endocrinología del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, que dirigen los especialistas Jorge Freixinet Gilart y Pedro de Pablos, respectivamente.

"Con su ayuda vamos a utilizar tejidos humanos provenientes de pacientes o donantes de ese tejido, y comprobaremos si hay alguna relación entre la expresión muscular y la expresión en tejido pulmonar, o si los pacientes con obesidad, que tienen más riesgo de contraer la Covid-19, se caracterizan por tener un expresión mayor de esta proteína no solamente en sus músculos sino en el aparato respiratorio que es la puerta de entrada del virus", subrayó el catedrático. Y explicó al respecto que el coronavirus entra por el aparato respiratorio pero luego pasa a la sangre y se extiende por el organismo. "Como la proteína receptora ACE2 está por todos lados, ahí donde hay una célula que la tiene, el virus puede pegarse y si consigue penetrar, multiplicarse y dañar a esa célula", apuntó.

La investigación que dirige José Antonio López Calbet es la primera que se hace para identificar los factores que regulan la expresión de la proteína receptora del SARS-CoV-2. "El estudio transversal lo tenemos muy avanzado, porque durante todo el período de confinamiento el Laboratorio de Rendimiento Humano ha estado trabajando al 100% de su capacidad, desde primera hora de la mañana, hasta bien avanzada la tarde e incluso la noche, analizando estas biopsias para intentar conseguir la información lo antes posible".

En este sentido López Calbet resalta el papel de los estudiantes de doctorado dirigidos por el investigador postdoctoral Marcos Martín, que forman parte de su equipo científico. "Han hecho un esfuerzo muy grande, porque han dejado de lado otras cosas que estaban haciendo para dedicarse 100% a esto".

El proyecto, además, tiene otro componente importante de cara a definir nuevas estrategias preventivas y terapéuticas, dado que si descubren que el ejercicio regular y una buena condición física se asocia a una expresión más baja de las proteínas receptoras "sería una razón más para recomendar hacer ejercicio".

Si, por otra parte, vieran que con el ejercicio muy intenso, la cantidad de proteína aumenta, "tendríamos que alertar a la población de que si hay riesgo de desarrollar Covid-19, o si han estado en contacto con alguien que ha dado positivo, que se abstengan de hacer ejercicio de alta intensidad porque podría facilitar la entrada del virus en las células y aumente su expresión".

Pero no sólo se obtendrán respuestas relacionadas con el ejercicio físico, también con la dieta. "Si, por ejemplo, vemos que la gente sigue una dieta más sana, con la ingesta frecuente de frutas y vegetales, y tienen menos proteína receptora del virus, pues esto también podría servir para hacer recomendaciones nutricionales de cara a ponérselo un poco más difícil al virus", apuntó el director del grupo de investigación en Rendimiento Humano, Ejercicio Físico y Salud de la Ulpgc.

En cualquier caso, López Calbet hizo hincapié en la importancia de que la población cumpla a rajatabla con las medidas sanitarias de distanciamiento físico, mascarilla e higiene de manos, para frenar los contagios por coronavirus.

"Hay que tener presente, que uno pilla el coronavirus de otra persona, porque entra en contacto con alguien, así que lo primero es intentar evitarlo. Pero, si entras en contacto, la siguiente barrera sería que el sistema inmune sea capaz de pararlo, y la siguiente que se lo pongas difícil en la puerta de entrada, es decir, si puedes evitar ofrecerle muchas puertas para que entre, mejor. Nosotros lo que estudiamos es precisamente esa puerta de entrada del virus", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España