19 de septiembre de 2020
19.09.2020

Las zonas de descanso se convierten en focos de contagio en las empresas

Sanidad solo realiza segundas PCR a los contactos estrechos que estén en cuarentena sin síntomas para reducir el confinamiento

19.09.2020 | 00:52
Una mujer mira su móvil mientras descansa.

Tras tomar todas las medidas necesarias para evitar que el virus se expanda por los lugares más masificados, los hogares y los puestos de trabajo se han convertido en el principal foco de contagios por coronavirus en toda España, también en Canarias. La dispersión del virus en las empresas ocurre en los momentos de descanso, cuando los empleados suelen pecar de relajar las medidas de seguridad impuestas durante su jornada laboral. Los rastreadores han llegado a la conclusión de que esto ocurre cuando se hace uso de los office, espacios a menudo pequeños y con poca o nula ventilación. En ellos, los trabajadores suelen retirarse la mascarilla para tomar el café o comer, y ese inocente gesto está generando que el momento de esparcimiento se haya convertido en uno de los más peligrosos dentro de las empresas canarias.

En las Islas el 26% de los nuevos brotes notificados se han dado en el ámbito laboral o de forma mixta entre los hogares y el lugar de trabajo. No obstante, la mayor parte de focos epidémicos se siguen dando en los hogares, concretamente siete de cada diez.

Ante el creciente número de casos que se descubren en entornos laborales, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsh) ha elaborado una serie de recomendaciones para las empresas, entre las que se encuentra el realizar todas las actividades de descanso al aire libre. "Las medidas de precaución generales se suelen mantener, hasta el momento del descanso", advirtió Eva Álvarez, especialista en medicina preventiva y epidemiología y supervisora de la actividad de rastreo en Canarias, quien también insistió en que "si tienes que hacer un descanso, es mejor tomar el café en la terraza o en la entrada del edificio". La médico, en un encuentro celebrado por la Consejería de Sanidad, insistió en que "se deben evitar los sitios cerrados y permanecer el mínimo tiempo posible sin mascarilla", así como reducir el número de traslados dentro del edificio que se realizan en ascensor.

Otro de los problemas con los que se están encontrando los rastreadores en Canarias son los casos positivos que suceden en reuniones de amigos donde no todos se conocen. "Hay ocasiones en las que el afectado no conoce a todos con los que ha estado", narró la enfermera de Atención Primaria, Patricia Viñas, que hoy en día se encarga del rastreo de casos en Tenerife. En estas situaciones, los rastreadores trabajan que tratar de conseguir los datos de esas personas por vías diferentes, lo que resulta en un verdadero trabajo detectivesco.

Los rastreadores también han encontrado dificultades a la hora de lograr que las personas cumplan adecuadamente la cuarentena, especialmente aquellas que aún no tienen diagnóstico de coronavirus o los que han dado negativo en una primera prueba, pero que deben permanecer en cuarentena porque "pueden desarrollar síntomas hasta diez días después del primer contacto". Hay personas que incluso se han "negado" a realizar dicho periodo de cuarentena. "Entonces informamos a Salud Pública y alertamos a las autoridades para que se pongan en contacto con él o ella", afirmó la enfermera. Con el Decreto Ley publicado el pasado 5 de septiembre en Canarias, las multas por saltarse una cuarentena pueden oscilar entre los 100 y los 3.000 euros, al considerarse una infracción leve. Cuando se trata de pacientes diagnosticados con Covid-19, saltarse el aislamiento puede conllevar a una multa de hasta 60.000 euros

"En el Boletín Oficial del Estado (BOE) donde se imponen las reglas de la nueva normalidad se explica que cada ciudadano tiene el deber de cautela y protección, es decir, ni te pongas ni pongas a otros en riesgo", recordó Eva Álvarez. Este deber se convirtió en una obligación cuando el Gobierno de Canarias estableció un régimen sancionador por no cumplirlo cuando es prescrito "por un método clínico".

Para las personas que están en cuarentena -porque son contactos estrechos que han dado negativo- y no tienen síntomas, los protocolos en Canarias disponen que se les haga una segunda PCR a los 10 días para "que puedan salir antes del confinamiento", afirmó la enfermera de Atención Primaria. De esta manera, se evita que las personas que no están atravesando la enfermedad estén en cuarentena más tiempo de lo necesario. "Si no lo hiciéramos así, deberían permanecer 14 días en cuarentena, con las consecuencias sociales que eso puede conllevar", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España