15 de septiembre de 2020
15.09.2020
Crisis del coronavirus Situaci|ón sanitaria en Canarias

El brote del Hospital de Gran Canaria ya afecta a 12 pacientes y a cinco sanitarios

El ala Norte de la cuarta planta continúa cerrada a nuevos ingresos | Los últimos enfermos afectados permanecen en el área Covid que está habilitada en el centro

14.09.2020 | 23:22
Parte del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

El brote de Covid-19 que se registró el pasado sábado en el ala Norte de la cuarta planta del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ya afecta a 12 pacientes y a cinco sanitarios. Así lo comunicó ayer Alejandra Torres, directora gerente del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil (Chuimi). Según confirmó la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico, hasta el domingo, y tras realizar un cribado masivo, se habían constatado un total de siete contagios entre los enfermos que se encontraban ingresados en ese espacio -dedicado a Nefrología y Paliativos- y tres entre el personal sanitario, lo que llevó a restringir los nuevos ingresos en el área. Sin embargo, en el transcurso de esa misma noche, y durante el día de ayer, se conocieron estos nuevos resultados, que elevan el cómputo de afectados a 17.

"A lo largo del fin de semana, se realizaron los estudios de los contactos de los pacientes y ya tenemos todos los resultados. En el caso de los trabajadores, de momento, hemos conocido cinco diagnósticos positivos en la afección", manifestó Torres.

Tal y como informó la propia administración sanitaria en la jornada dominical, los enfermos que habían anotado un resultado positivo en la Prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa -PCR- fueron trasladados a la octava planta del Materno, el primer espacio que se habilitó para tratar a este grupo de pacientes desde el inicio de esta pandemia global. No obstante, las nuevas detecciones han ingresado en la 11ª planta del Hospital Insular.

"Estas decisiones dependen de los criterios de manejo clínico, que nos permiten determinar si es mejor derivarlos a una planta u a otra. El resto de enfermos que han mantenido contacto con los afectados continúa en aislamiento y el personal contagiado cumple cuarentena", detalló la directora gerente. Para después agregar que, "la labor está siendo coordinada por el Servicio de Medicina Preventiva y por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del complejo".

Por lo que concierne al posible origen del brote, Torres se mostró contundente al decir que se trata de un caso "complicado", al tener en cuenta que no se ha podido identificar al paciente cero. "No es posible saber si la primera persona que manifestó síntomas asociados al virus fue el caso índice. Hay que decir que cuando hay tantos enfermos afectados y también trabajadores es muy difícil determinar el origen del brote", valoró la responsable de la gestión del complejo grancanario.

A esto hay que sumarle que, hasta el momento, las visitas de los familiares se habían reducido, pero no estaban suspendidas, por lo que la investigación resulta mucho más compleja. "Estamos valorando cada caso con mucho cuidado. Por el momento, han quedado restringidos los nuevos ingresos, pero las visitas de familiares dependerán del estado de salud de cada paciente. Estos enfermos tienen necesidades especiales por la situación en la que se encuentran, por lo que estamos intentando ser lo más humanos posibles sin dañar la seguridad de los pacientes y de los trabajadores", argumentó Alejandra Torres.

En base a las palabras de la profesional, el hecho de que la planta haya tenido que cerrar a nuevos ingresos no está representando un obstáculo para desarrollar las actividades hospitalarias. "Con las medidas organizativas que estamos poniendo en marcha, podemos asumir la demanda asistencial. Esperamos volver a la normalidad en los próximos días", garantizó. Mientras tanto, las labores de desinfección en la planta y las tareas de rastreo continúan activas.

Por otra parte, el centro penitenciario de Juan Grande, Las Palmas II, ha sufrido un brote de coronavirus que afecta a una treintena de reclusas del módulo de mujeres. El Ministerio del Interior ha decidido realizar un cribado entre todas las internas de ese módulo de la cárcel de la localidad de Juan Grande, después de comprobar que una se había contagiado de la covid-19. Las pruebas realizadas este fin de semana han aflorado "una treintena de casos" entre las internas del módulo, que hasta ahora no habían manifestado síntoma alguno de enfermedad.

En la jornada de ayer se realizaron las pruebas pertinentes al resto de residentes del centro y trabajadores, especifica Instituciones Penitenciarias, que resalta que en estos momentos ningún funcionario ha dado positivo. Entre las medidas adoptadas, destaca que se suspenden todas las comunicaciones, ordinarias y especiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España