25 de junio de 2020
25.06.2020
Coronavirus | La gestión de la pandemia en Canarias

Los sanitarios piden un reparto justo de la paga extra

Sanidad afirma que la propuesta no está cerrada y que conformará una mesa sectorial para negociar | Los trabajadores muestran desasosiego y sorpresa por la noticia

24.06.2020 | 23:02
El personal de limpieza del Hospital de La Candelaria trabaja en pleno estado de alarma en una planta Covid-19

Los sanitarios quieren que los 18,7 millones de euros que se plantean destinar a sufragar la paga extra como reconocimiento por la lucha contra la Covid-19 del personal del Servicio Canario de la Salud (SCS) se reparta entre todos, "aunque toque a menos". La gestión de la pandemia en la comunidad autónoma no ha sido específica de un solo sector sino que ha requerido el apoyo de toda la sociedad. En Sanidad ocurre exactamente lo mismo y por esta razón los sanitarios no ven "justo" que el reconocimiento del Gobierno canario se centre tan solo en parte de la plantilla.

Poder dar respuesta a una pandemia de este calibre no ha quedado solo en manos de médicos y enfermeros, también ha sido indispensable el papel de esa celadora que cambió los pañales a un paciente con Covid-19 sin ninguna protección o de aquel limpiador que entró a las habitaciones más contaminadas del hospital aún sin saber si se podría llevar a casa ese bichito que estaba atacando al planeta y que podría estar ocupando las paredes y suelos que le rodeaban. Todos los profesionales del SCS, haciendo frente a un escenario demoledor, incierto y cambiante, fueron responsables de conseguir que los servicios sanitarios pudieran salir adelante. Sin embargo, no todos han sido propuestos por la Consejería de Sanidad -en primera instancia- para percibir esta retribución adicional como reconocimiento a sus servicios durante esta época.

La propuesta presentada el pasado lunes a los sindicatos por parte del equipo saliente de Sanidad proponía otorgar este reconocimiento -que se verá reflejado en un pago único en la nómina de agosto- a 16.251 profesionales del Servicio Canario de la Salud (SCS). Por lo tanto, excluía al 48% de la plantilla. Ni mantenimiento, celadores, cocineros, rastreadores, personal de suministro, lavandería, ni personal de Atención Primaria han sido incluidos en este primer documento de propuesta de prestación extra. Tampoco muchas categorías de facultativos como medicina preventiva, admisiones, medicina del trabajo, anestesistas, microbiólogos, analistas clínicos o radiólogos. Ni siquiera de los médicos, enfermeros y auxiliares de urgencias que pasaron la noche en vela con el corazón en un puño porque en cualquier momento podría entrar otro paciente con falta de aire.

En todo caso, según la Consejería de Sanidad, este primer documento presentado a los agentes sanitarios es un borrador "muy inicial". La Administración se defendió asimismo afirmando que "no fue una propuesta como tal, sino un documento inicial de estudio". En este sentido, afirmó que habrá una nueva propuesta que será trasladada a mesa sectorial con su correspondiente negociación, porque "no hay nada cerrado". La paga extra que propusieron los encargados salientes de la Administración sanitaria en la Mesa Sectorial extraordinaria realizada a modo de despedida el pasado lunes asciende a un total de 18,7 millones de euros. Este montante es prácticamente la mitad del que Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, propuso tan solo 10 días antes. En aquel momento, el presidente afirmó que este premio podría afectar al 60 o 70% del personal -31.000 trabajadores- y no bajaría de los 30 o 40 millones.

"Todo el personal que ha trabajado en el periodo de alarma es fundamental", señaló el portavoz de Asaca, Carlos Casañas. "Ha habido profesionales que han estado en primera línea, pero todos los demás han colaborado y sin ellos no habría salido adelante", concluyó por su parte el secretario general del sindicato de médicos de Santa Cruz de Tenerife, Levy Cabrera. "No hay que olvidar que la asistencia la realiza un equipo", insistió la portavoz de Intersindical Canaria en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), Catalina Darias. "Los que han estado en activo deberían recibir este incentivo", concluyó Cabrera.

Diferencias más allá de la Covid

Sin embargo, las diferencias no acaban con el hecho de haber estado más o menos expuesto a la pandemia. La prestación también varía dependiendo de la categoría profesional a la que se otorgue. De esta manera, un médico de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) cobrará 1.800 euros mientras que un técnico del mismo servicio recibirá a final de mes 1.000. Para los que no estuvieron tan cerca de la pandemia, según el Gobierno, el reconocimiento sería de 1.350 euros más en agosto para los médicos, pero de 900 para los enfermeros.

Todos los sindicatos consideran que el reparto actual no es justo y que se debería modificar tanto para que se repartiera entre la totalidad de la plantilla del SCS, como para que fuera una cantidad idéntica entre diferentes categorías. Según afirman, no se ha tenido en cuenta a los trabajadores antes de presentar esta propuesta, que se dejó sobre la mesa el lunes tan solo 15 minutos antes de comenzar la reunión. Los trabajadores también han realizado propuestas complementarias a una posible retribución económica ya que la medida no ha sido bien recibida por todos. Entre las proposiciones más repetidas por los sindicatos de la Mesa Sectorial se baraja la posibilidad de ampliar los días libres para el personal o contratar a más sanitarios porque eso revertiría en una "mejora de las condiciones laborales".

"Nos hemos quedado flipando"

El documento ha sentado como un jarro de agua fría a los trabajadores. "Nos hemos quedado flipando". Así lo resume la celadora del Hospital del Sur Ruth Hernández, que define así su desasosiego y sorpresa al conocer la noticia. "Estaba en una planta destinada en buena parte a la Covid-19 y más de un compañero se ha llevado la sorpresa de que un paciente al que ha tenido que mover es positivo", explica esta trabajadora, que recuerda que ha habido varios contagios entre el colectivo. "Tenemos claro que no vamos a cobrar lo mismo que un médico, ni lo pretendemos, pero también hemos estado expuestos y trabajando", explicó.

Otro caso es el de Carlos Pérez, cocinero del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, que recalca que "aquí todo el mundo está indignado". "Todo se está haciendo al trancazo", criticó Pérez, que insistió en que, con la crisis económica que amenaza a Canarias, este montante económico podría dedicarse a otra necesidad. Asimismo, afirmó que tal y como está planteada la paga extra es "injusta". Con él coincide Miguel Benito, médico de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC) que no entiende que, estando en primera línea de exposición al coronavirus, se les excluya "sin más". "Hemos sido y seguimos siendo los más indefensos, dado que los pacientes que llegan a la UVI y otras unidades ya han pasado antes por nuestros servicios y están identificados tanto si son negativos como positivos". Benito insistió en que "es una vergüenza" porque "nos enfrentamos a todos los pacientes que vienen de la calle que no sabemos si están o no infectados".

La noticia también ha levantado críticas entre la oposición al Gobierno. El expresidente canario, Fernando Clavijo (CC), argumentó que estos problemas tienen su origen en la "improvisación". "Cuando buscas un titular y no analizas, ocurren estas cosas", acusó Clavijo, que se mantuvo muy crítico hacia la diferenciación que se ha establecido entre el personal. "Parece que hay personal de primera y de segunda, y todos han sido igual de importantes", insistió el senador de CC. Por su parte, Vidina Espino, portavoz parlamentaria de Ciudadanos, rechazó que "les den una limosna a los sanitarios" y exigió que la paga extra "no deje a nadie fuera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España