23 de mayo de 2020
23.05.2020
CORONAVIRUS | Las secuelas del confinamiento

Las lesiones de la pandemia

El teletrabajo y el deporte durante el confinamiento por la Covid- 19 incrementan las visitas a los fisioterapeutas por problemas musculares en la espalda y las piernas

23.05.2020 | 01:45

Lumbalgias, problemas cervicales o dolencias en meniscos, tobillos o rodillas están a la orden del día en las consultas de los fisioterapeutas. A pesar de que "no hay todavía datos", según explica la vicesecretaria del Colegio Oficial del colectivo en Canarias, se ha notado que el confinamiento por la crisis sanitaria global del coronavirus ha traído consigo un mayor número de cierto tipo de lesiones, causadas, sobre todo, por el teletrabajo o el deporte practicado de una forma incorrecta o excesiva. De este modo, la espalda, las piernas y los pies han sido los más perjudicados por estas actividades durante el estado de alarma.

Hay dos partes del cuerpo que han sufrido especialmente los estragos del confinamiento: la espalda y las piernas. La primera ha sido la zona más castigada por la nueva tendencia laboral: el teletrabajo. La segunda, por practicar deporte de forma incorrecta o excesiva tras varios meses en los que el cuerpo ha tenido que acostumbrarse a moverse, principalmente, en un nuevo hábitat: la casa. Una nueva realidad que ha traído consigo el regreso a las consultas de los profesionales de la fisioterapia para tratar algunas de las lesiones que han empezado a proliferar en tiempos de la pandemia.

"Aún no contamos con datos, pero sí que ha habido un aumento de cierto tipo de lesiones que se han producido durante esta situación", señala la vicesecretaria del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias (COFC), Vanesa Eugenio, en alusión a la crisis sanitaria global que durante casi dos meses ha mantenido a la población recluida en sus viviendas las cuales, en la mayoría de los casos, tampoco estaban preparadas para lo que se vino encima a mediados de marzo. Y es que entre otras cosas, esta profesional con más de 20 años de experiencia recuerda que "todo ha venido por sorpresa y la gente que trabajaba en oficinas ha tenido que improvisar o adaptarse a lo que tenían para poder trabajar desde sus hogares".

Molestias cervicales

De esta forma, muchas personas han pasado a tener que desarrollar su actividad laboral desde la mesa o encimera de la cocina y sentadas en sillas o sillones que perjudican la higiene postural necesaria para evitar contracturas y lesiones. "Así que está viniendo mucho paciente con dolor de espalda, con lumbalgias y molestias en las cervicales", explica Eugenio, quien también cuenta que de igual manera se han incrementado los problemas circulatorios "al pasar tanto tiempo sentados". Las tendinitis en manos y brazos también han tenido un repunte, especialmente motivado por el uso del ratón del ordenador.

Pero no solo el teletrabajo ha sido causante de dolencias durante el estado de alarma. El confinamiento también llevó a muchos ciudadanos acostumbrados a practicar deporte a buscar alternativas para intentar mantener su actividad y condición física, así como despertó en muchos otros menos deportistas el interés repentino por el running en la azotea, el yoga o las tablas de ejercicios. Sea cual sea el caso, esto también ha tenido sus consecuencias en forma de lesiones.

Para empezar, el uso de un calzado inadecuado se ha traducido en un mayor número de fascitis plantar y periostitis tibial -irritaciones o inflamaciones en la planta del pie y la tibia, respectivamente-. También rodillas, meniscos y tobillos se han visto afectados por el conocido como síndrome del pasillo. Se trata de la moda que cogieron algunas personas que suelen salir a correr de hacerlo en el pasillo de sus casas ante la imposibilidad de poder hacerlo en el espacio público. "Esto al final hace que estés constantemente frenando y girando 180º sobre tu cuerpo para dar la vuelta", explica la fisioterapeuta. Asimismo, las lesiones en miembros inferiores se han visto agravadas por el aumento de peso y por el sobreesfuerzo de la zona, bien por desconocimiento sobre cómo se tiene que hacer de forma correcta el ejercicio, o bien porque "hay gente que ha forzado en exceso la maquinaria".

Esto último, especialmente, se produjo los primeros días en los que se permitió salir a la calle para hacer deporte al aire libre. "Muchos pretendían llegar hasta donde llegaban antes y el problema es que el cuerpo no está acostumbrado, por eso tiene que ser algo progresivo", recomienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España