21 de mayo de 2020
21.05.2020
CORONAVIRUS | El protector que se convierte en obligatorio a partir de hoy

El uso forzoso de mascarilla, un "seguro" de la desescalada

La población mayor de seis años debe llevar, a partir de hoy, la protección facial

21.05.2020 | 01:47
Una familia entera con mascarilla paseando por La Laguna.

"En la medida que la mascarilla sea obligatoria y se multe a la gente que no la lleve estaremos mucho más tranquilos. Es importante llevarla bien, saberla poner y quitar, pero ya es mucho que sea obligatorio en espacios cerrados y abiertos cuando no sea posible mantener la distancia física de dos metros". Esto indicó Lluis Serra Majem, portavoz del Comité de Expertos que asesora el Gobierno de Canarias en el control de la emergencia sanitaria generada por el coronavirus, sobre el uso forzoso desde ahora de las mascarillas. Serra Majem define el uso de estos protectores faciales como "un seguro" para avanzar hacia la normalidad, "porque es un elemento disuasorio importante y nos va a recordar en todo momento que estamos en desescalada. La gente tiene que saber que la mascarilla la vamos a llevar muchos meses".

El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULPGC recuerda que dicha decisión se viene reclamando desde hace tiempo desde el Comité Científico. "La mascarilla obligatoria al salir de casa es una medida que se tenía que haber tomado desde el principio de la desescalada. Con ella vamos evitar cualquier contagio adicional, es decir, con la mascarilla podemos evitar muchos contagios asintomáticos", indicó el experto, al tiempo que apuntó que Canarias va a un buen ritmo en la desescalada aunque no hay que bajar la guardia en lo que respecta al cumplimiento de las medidas de seguridad: higiene de manos, distancia física y mascarillas. "Lo que está claro es que si la situación se mantiene como está, la desescalada va a ser rápida en Canarias, y va a ser satisfactoria".

Obligatorio desde hoy. A partir de hoy, es obligatorio en España el uso de cualquier tipo de mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros. Una medida que se suma a la obligatoriedad de llevarlas en los transportes públicos. La Orden publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que regula el uso obligatorio de mascarilla cuando no sea posible mantener la distancia interpersonal de dos metros, establece que las personas de seis años en adelante deberán llevarla cuando se de esa circunstancia en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.

Recomendable para niños de 3 a 5 años. Asimismo señala que es también recomendable para los niños de entre 3 y 5 años y que preferentemente deberán usarse las mascarillas higiénicas y quirúrgicas, que cubran nariz y boca. No será exigible su uso en las personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por su uso, las que tengan motivos de salud debidamente justificados o aquellas que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que lo hagan inviable.

Casos en que no será obligatorio. Además, el texto indica que no será exigible tampoco en el desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible su uso, o si existe una causa de fuerza mayor o situación de necesidad; así como en el desarrollo de actividades que resulten incompatibles, tales como la ingesta de alimentos y bebidas. En este sentido, el propio ministro de Sanidad, Salvado Illa, aclaró tras la publicación de la norma que no es obligatoria para las personas que salen a correr mientas realizan dicha actividad deportiva.

Un uso justificado. Sanidad matiza que si bien el uso obligado es el de cualquier tipo de mascarilla, se aconseja sobre todo las denominadas "higiénicas" o "quirúrgicas", y que siempre deberán cubrir la nariz y la boca. Según el texto legal, "el uso generalizado de mascarillas por parte de la población general para reducir la transmisión comunitaria del SARS-CoV2 está justificado no solo por su alta transmisibilidad, sino también por la capacidad que han demostrado las mascarillas para bloquear la emisión de gotas infectadas, muy importante cuando no es posible mantener la distancia de seguridad". Asimismo, señala la necesidad de seguir un principio de precaución que permita continuar por la senda de la reducción de los casos de contagio en España, principalmente cuando no se dispone de otras medidas como la vacunación.

Una petición de todas las comunidades. La Orden sobre el uso obligatorio de los protectores faciales responde a una petición hecha en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud por todas las Comunidades Autónomas, y se acordó el pasado lunes, 18 de mayo. De esta forma, al uso ya obligatorio en el transporte público su sumará ahora la utilización obligatoria en espacios cerrados y en la vía pública si no es posible garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros.

Usar mal las mascarillas fomenta los contagios. Tras la publicación de la Orden que obliga al uso de las mascarillas, el Consejo General de Enfermería ha emitido un comunicado en el que advierte de que utilizar mal estos protectores faciales aumenta el riesgo de contagio de la enfermedad Covid-19, ya que la superficie externa de la mascarilla se considera un vehículo de transmisión. La Organización Colegial de Enfermería, en colaboración con el Área de Enfermería de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Respiratoria (SEPAR), ha lanzado una infografía y un vídeo animado con los principales consejos a seguir para hacer un buen uso de esta medida de prevención y evitar así contagios de coronavirus que pongan en peligro la progresiva apertura del país y la recuperación del sistema sanitario. "En una población no entrenada en el manejo de este tipo dispositivos, la obligatoriedad de su uso debe ir acompañada de formación a la población general que debemos hacer también los profesionales sanitarios. Por ello, es fundamental la divulgación de estas recomendaciones, motivo por el que sociedades científicas como la nuestra y la Organización Colegial de Enfermería hemos trabajado conjuntamente para concienciar a la sociedad sobre cómo deben utilizar correctamente las mascarillas", ha explicado el coordinador del Área de Enfermería de SEPAR, David Díaz-Pérez.

Las quirúrgicas, las más recomendables. Las mascarillas quirúrgicas e higiénicas, que son las más recomendables para la población, lo que hacen es proteger a los demás. En un principio, la recomendación es que tengan una vida media de entre cuatro y ocho horas, y no se recomienda llevar esta mascarilla de manera continuada más de seis horas seguidas porque la humedad que pueden captar hace que pierdan eficacia.

"Llega tarde y no hay concienciación". Algunos expertos consideran que el uso obligatorio de mascarillas "llega tarde y no hay concienciación". Por ejemplo, el doctor en Farmacia Álvaro Gil-Domínguez Hurlé ponía ayer el dedo en la llaga acerca de la escasa preparación de la sociedad para este nuevo escenario. "Hay una falta total de formación sanitaria. Cada vez que salgo a la calle veo cantidad de chavales y gente que no guardan ninguna distancia y luego van sus casas, donde pueden contagiar a sus padres o abuelos, No hay concienciación ninguna", lamenta mientras califica de "tomadura de pelo" la postura del Gobierno, "porque tuvo engañada a la población mientras permitía manifestaciones, actos de partidos políticos y partidos de fútbol que suponían grandes concentraciones de personas".
Cree muy probable una sobredemanda de este materiales de protección, que lleva camino de convertirse en un gasto fijo mUna tesis sobre la mascarilla. Una valoración compartida por Borja de Yñigo, podólogo afincado en Villaviciosa y que dedicó su tesis doctoral a las mascarillas, una pieza de protección clave en el proceso de desescalada. "Nunca se sabrá con exactitud el impacto que habría tenido su uso obligado mucho antes. Creo que si se hubiese aconsejado usarla cuando empezaron a conocerse los primeros casos de Italia, no hubiera sido necesario el confinamiento", indica De Yñigo, que pone como ejemplo el caso de la República Checa, donde la utilización masiva de mascarillas fue más temprana y la incidencia fue mucho menor. Tiene dudas de si el stock dará para cubrir la demanda y advierte de un posible mal uso generalizado: "Un estudio publicado recientemente revela que el 65 por ciento del personal sanitario de California se coloca mal la mascarilla del tipo FPP2". También es crítico con los mensajes lanzados desde el Gobierno "porque han confundido a la gente: vale más ser claros y decír que no había a mentir con que no eran necesarias".

Una tesis sobre la mascarilla. Una valoración compartida por Borja de Yñigo, podólogo afincado en Villaviciosa y que dedicó su tesis doctoral a las mascarillas, una pieza de protección clave en el proceso de desescalada. "Nunca se sabrá con exactitud el impacto que habría tenido su uso obligado mucho antes. Creo que si se hubiese aconsejado usarla cuando empezaron a conocerse los primeros casos de Italia, no hubiera sido necesario el confinamiento", indica De Yñigo, que pone como ejemplo el caso de la República Checa, donde la utilización masiva de mascarillas fue más temprana y la incidencia fue mucho menor. Tiene dudas de si el stock dará para cubrir la demanda y advierte de un posible mal uso generalizado: "Un estudio publicado recientemente revela que el 65 por ciento del personal sanitario de California se coloca mal la mascarilla del tipo FPP2". También es crítico con los mensajes lanzados desde el Gobierno "porque han confundido a la gente: vale más ser claros y decír que no había a mentir con que no eran necesarias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España