El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha iniciado la reapertura de sus consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, un proceso que se llevará a cabo de manera progresiva y que está diseñado para garantizar la protección de los pacientes, usuarios y profesionales.

El director gerente del centro, Juan Manuel de León, explicó que "San Juan de Dios va a reanudar su actividad clínica dando pasos firmes en pos de la protección y seguridad de las personas, tanto de los pacientes, de sus familias como de nuestros profesionales"

De esta manera, el centro está aplicando una serie de protocolos consensuados por la Orden Hospitalaria para ofrecer garantías de seguridad en todos sus hospitales frente al contagio de la Covid-19 en esta desescalada. El hospital ha rediseñado los circuitos asistenciales para reducir el tiempo de permanencia en el centro, agilizando los trámites administrativos, reduciendo el número de consultas presenciales y favoreciendo la consulta telemática por videoconferencia.

En urgencias se ha diseñado un circuito diferenciado que permitirá que los pacientes con sospecha de coronavirus sean redirigidos a una sala de espera y consultas diferenciadas. Además, desde el pasado 27 de abril, se ha ido retomando la actividad quirúrgica, programando cirugías prioritarias.