11 de mayo de 2020
11.05.2020
Crisis del coronavirus

La medida de habilitar los juzgados en agosto genera discrepancias en los jueces

Dos magistrados de Tenerife, de asociaciones distintas, creen que no ayudará mucho, y un juez de Las Palmas pide consenso

10.05.2020 | 21:27
Mariano López Molinas, Juan Carlos González Ramos y Joaquín Astor Landete.

Las asociaciones judiciales Francisco de Vitoria y Juezas y Jueces para la Democracia en Canarias muestran sus discrepancias sobre la posibilidad de decretar hábil agosto para la actividad en los juzgados. Y, además, el presidente de la Audiencia de Tenerife, Joaquín Astor-Landete, también ofrece su opinión personal. La propuesta del Gobierno del Estado consiste en la apertura de todos los órdenes jurisdiccionales en dicho mes estival, con el objetivo de agilizar la tramitación de procedimientos que están paralizados desde el pasado 14 de marzo. Y, además, plantea que las vacaciones de los jueces, magistrados, fiscales, letrados de la Administración de Justicia y funcionarios no deben cogerse solo en agosto.

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) cree que la concentración de vacaciones de todos los operadores jurídicos en el citado mes tendrá más utilidad que habilitar 20 días de agosto (del 11 al 31). Así lo plantea el portavoz territorial del colectivo, Juan Carlos González Ramos, magistrado de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife. González Ramos manifiesta que "la habilitación de agosto afecta, de manera fundamental, a abogados y procuradores, para quienes supone un impacto enorme en su vida personal y familiar". Ante esta circunstancia, "solamente debería adoptarse si cuenta con el parecer favorable de estos colectivos".

Conciliación y carga de trabajo

Para este magistrado, la propuesta también puede afectar a la conciliación personal y familiar de los miembros de la carrera judicial, "de forma especial a quienes tienen menores a su cargo, por lo que debería evaluarse su afección, en particular, para los jueces con hijos de corta edad y, en muchos casos, con una carga de trabajo muy elevada". El Gobierno del Estado apuesta por implementar la medida por real decreto ley, ya que, si bien la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) establece la inhabilidad general de agosto, deja a salvo las actuaciones declaradas urgentes por las leyes procesales (artículo 183 de la LOPJ) y la posibilidad de que las leyes procesales habiliten días y horas inhábiles (artículo 184.2).

En opinión del portavoz de la Asociación Francisco de Vitoria, estas salvedades "no pueden entenderse como una habilitación en blanco para que mediante una ley procesal se deje sin efecto la regla general establecida en el artículo 183, so pena de convertir este último en un precepto completamente vacío de contenido". "Por lo tanto, una habilitación general como la que se ofrece no podría establecerse en el real decreto ley que se propone", indica González.

A su juicio, los efectos de declarar hábil agosto serán muy limitados. "El personal del juzgado (incluyendo jueces y letrados de la Administración de Justicia) disfrutarán de sus vacaciones en todo caso, sea en agosto o en otro momento, y durante su ausencia se paralizará igualmente, en todo o en parte, la actividad de ese órgano judicial", apunta. Advierte de que los juicios y vistas que se señalen en agosto corren mayor riesgo de ser suspendidos por ausencias de testigos o peritos, que pueden estar disfrutando también de sus vacaciones. "Desde este punto de vista, es preferible que el parón en la actividad judicial se concentre en agosto, donde el volumen de entrada de asuntos es menor", comenta.

Explica que la posibilidad de organizar y coordinar las vacaciones de jueces y magistrados (que dependen a estos efectos del Tribunal Superior de Justicia), fiscales (sujetos al funcionamiento de su Fiscalía), letrados de la Administración de Justicia (dependientes de su secretario coordinador) y de los funcionarios (sujetos a sus respectivos órganos de personal), "de manera que se mantenga la efectividad de los órganos judiciales en agosto, se antoja bastante remota".

Presentación de escritos

Según el portavoz de la AJFV, "más factible y coherente sería, quizás, la solución contraria, es decir, concentrar las vacaciones de todo el personal en agosto, como, por otro lado, ha propuesto el Consejo General de la Abogacía Española". Para González Ramos, sí podría resultar útil habilitar el mencionado mes, de forma exclusiva, para presentar o tramitar escritos y notificar resoluciones, pero sin que los plazos comenzaran a correr hasta septiembre". De este modo, "la oficina judicial, en la medida en que estuviera operativa, sí podría adelantar trabajo", señala. Además, manifiesta que "lo mismo podría decirse de aquellos profesionales que quisieran trabajar en agosto".

El portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia en Canarias, Mariano López Molina, estima que, en primer lugar, hay que tener "mucha sensibilidad" con todas las partes implicadas, a la vez que recuerda la oposición a la medida de la mayoría de los abogados colegiados, entre ellos los de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas. Para López, titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas, "sí se necesitan propuestas que permitan lidiar con el gran volumen de trabajo que se va a generar" en los órganos judiciales. Y, como ejemplo, pone los juicios por vía telemática. Opina que "lo que puede venir es casi una situación de colapso". Desde su punto de vista, jueces y magistrados deben respetar si un letrado, por ejemplo, está de vacaciones en agosto y optar por suspender el juicio previsto; es decir, "siempre se debe ser compresivo con las circunstancias de cualquier profesional". También considera que se necesitarán acciones de mucho más calado que lo que supondría habilitar 20 días en agosto. "Ninguna medida de estas características puede ser impuesta sin consenso entre las partes implicadas", recalca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España