20 de marzo de 2020
20.03.2020
Crisis del coronavirus

Canarias registra 63 nuevos contagios y el cuarto fallecimiento, una mujer de 80 años

Sanidad activa el punto de extracción para evitar los desplazamientos masivos a domicilio

20.03.2020 | 12:12
Sanidad habilita un punto de recogida de muestras en Tenerife
Un sanitario extrae un muestra de mucosa a un paciente en Bellas Artes.

Ningún sanitario se acercará a su domicilio para extraerle una muestra de mucosa. Si sospecha que puede haberse contagiado con el Sars-Cov2, a partir de ahora tendrá que coger el coche y permitir que se la extraigan en un lugar específico. La Consejería ha habilitado un punto de extracción de muestras en el aparcamiento de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, adonde las personas que el 112 considere podrán acudir en horario de mañana (de 10:00 a 14:00 horas) para que un sanitario se las tome.

El panorama ha cambiado a pasos agigantados. Mientras Canarias ya habla de dos centenares de personas infectadas, se hacía cada vez más urgente cambiar los protocolos de toma de muestras utilizados desde principios de marzo, cuando tan solo había una decena de casos activos. Por esta razón, los dispositivos se debían adaptar a este nuevo escenario en el que el desplazamiento continuo de ambulancias de hogar a hogar resultaba un obstáculo para el diagnóstico de casos.

A la vista de la gran cantidad de población sospechosa de contagio y para paliar en la medida de lo posible el infradiagnóstico de la patología, toda España, incluida Canarias, ha empezado a tomar medidas para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Haced test, test y más test", insistía el pasado lunes la OMS en un comunicado que afirmaba que era la única forma de confinar la pandemia. Para lograrlo, una de las medidas puestas en marcha por la Consejería de Sanidad es la de activar un punto de recogida de muestras para que cualquier paciente con sospecha de Covid-19 pueda acudir en su coche, permitir que le extraigan la muestra y volver a casa. Todo ello, en unas altas condiciones de seguridad, tanto para el paciente como para los sanitarios.

De esta manera, no solo se evita que las ambulancias permanezcan horas dando vueltas a los domicilios, sino que también agiliza los trámites y logra que más gente pueda hacerse la prueba en un menor tiempo. En los casi cuatro meses que han pasado desde que empezara el brote, en las Islas se han realizado un total de 1.871 PCR –la prueba específicas y homologada actualmente en España para diagnosticar el virus–. Estos dos últimos días, y solo con este punto, se han mandado a los laboratorios ubicados en los hospitales tinerfeños (donde hay una incidencia mayor del coronavirus) 80 muestras más.

Puntos en el norte y el sur. Al punto de extracción, según la directora médica de la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife, Clara Gironés, está acudiendo gente de la zona metropolitana y de Güímar. Por eso, este dispositivo se establecerá también en el Hospital del Norte y del Sur para dar cobertura a la totalidad de la población tinerfeña evitando desplazamientos largos. Según confirmó la Consejería de Sanidad, estas zonas se situarán probablemente en los alrededores de ambos recintos.

Preparación para la muestra. La gestión es sencilla. La persona con sospecha de Covid-19 llama al teléfono de emergencias (112). Si los efectivos del Servicio Canario de Urgencias (SUC) lo consideran candidata para hacerse la prueba –porque cumple con las factores de riesgo incluidos en el protocolo y además presentan síntomas–, le concertarán una cita para programar la prueba. Lo único que deberá hacer el ciudadano será acudir con mascarilla y "lavarse las manos antes de entrar en el coche y, una vez más, antes de entrar a casa", como explicó Gironés. En el punto serán un grupo de profesionales sanitarios los que le tomen la muestra, no será necesario que salga en ningún momento del vehículo.

38 sanitarios contagiados. Muchas de las personas que acudieron ayer a este punto de extracción eran sanitarios, según confirmó Clara Gironés. En total, en Canarias se han constatado 38 casos de trabajadores de sanidad diagnosticados como positivos en Covid-19. En total son 23 mujeres y 15 hombres, y el 66% de los casos se ubican en el rango de edad entre 40 y 59 años. Los sanitarios requieren de esta prueba para poder incorporarse a su puesto de trabajo.

Cuatro días para duplicar los casos. El impacto del coronavirus en Canarias ya ha dejado 271 casos activos, sólo ayer 63 más, a los que se suman 12 personas recuperadas y 4 fallecimientos. El último fallecimiento corresponde a una mujer de 80 años, paciente oncológica que permanecía ingresada en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. En total, Canarias registra 287 positivos desde que empezara el brote. La tasa de duplicación de casos ha disminuido ligeramente y ahora se sitúa en 3,8 días en lugar de la cifra de 4,1 días que se había estado manejando hasta ahora. Los datos lo confirman, el 9 de marzo se hablaba de 22 casos acumulados en Canarias, el 12 de marzo se duplicó hasta 51. De nuevo esta cifra creció hasta superar el centenar el 15 de marzo y, por último, ha vuelto a duplicarse ayer, con 220.

La década de los 50, la más afectada. En el tramo de edad entre 50 y 59 años se acumula el porcentaje más alto de casos por Covid-19 en Canarias. Casi el 20% de los positivos en las Islas pertenecen a ese tramo. Le siguen los de 40 a 49 años que, con 39 casos, acumulan el 18%. En cuanto mayores de 80 años –los principales grupos de riesgo de esta patología–, de momento han sido positivo en coronavirus 10 personas, 2 mayores de 90 y 8 entre 80 y 89 años.

E 20 pacientes críticos en Canarias. Actualmente hay 20 pacientes que se encuentran en estado crítico en las Islas. De ellos, cinco se encuentran en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), 10 en el Hospital de la Candelaria, tres en el Hospital Universitario Doctor Negrín y uno en el Hospital Universitario Insular Materno-Infantil de Gran Canaria.

A la espera de los test rápidos. Pero como ha señalado el Ministerio de Sanidad, y muchos de los trabajadores sanitarios, el cuello de botella también se encuentra en la falta de suministro de kits comerciales para poder realizar la prueba de PCR (siglas de la técnica de reacción en cadena de polimerasa). En Canarias, por lo pronto, no ha habido desabastecimiento de estos –de cebadores y reactivos–, pero tanto los investigadores como la Administración son conscientes de que la demanda mundial a las casas comerciales es tan alta que pronto podría ser un verdadero problema. Por esta razón, el pasado miércoles el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio, Fernando Simón, anunció la llegada de test rápidos para incrementar el volumen de pruebas a realizar. La Consejería de Sanidad afirmó a este periódico que desde las Islas el pedido ya está realizado y esperan que llegue en los próximos días junto a un refuerzo de material de seguridad sanitaria para la paliar la escasez.

Televisión gratuita. Por lo pronto, la Consejería Sanidad ha ordenado que todo el servicio de televisión en los hospitales de Canarias sea gratuito durante el periodo que dure la crisis sanitaria. El objetivo es que los pacientes que se encuentran hospitalizados puedan disfrutar de este servicio mientras dure el estado de alarma, ya que para muchos es el único entretenimiento con el que cuentan.

Consulta telefónica en Paliativos. El Servicio Canario de la Salud ha habilitado un plan de atención para garantizar el seguimiento a pacientes de Paliativos a través del teléfono. Los pacientes pueden solicitar consulta telefónica, en la que el profesional valorará de forma completa su situación, preservando la atención sanitaria sin que tenga que salir de su domicilio. Esta consulta podrá repetirse tantas veces como sea preciso. Además, y gracias a las últimas medidas adoptadas por la Consejería de Sanidad, los pacientes pueden recibir cambios de medicamentos o continuación de los tratamientos en sus recetas sin tener que acudir a los hospitales. A través de la consulta telefónica, el profesional activará la retirada de medicamentos, que podrá producirse en cualquier farmacia presentando su tarjeta sanitaria.

No habrá vacuna antes de un año. La industria farmacéutica estima que una vacuna contra el coronavirus, en la que numerosas compañías están trabajando simultáneamente en distintas partes del mundo, no podrá ser desarrollada y comercializada antes de doce a dieciocho meses. "Nuestra estimación es que tomará entre doce y dieciocho meses mínimo hasta que una vacuna esté disponible en el mercado", afirmó el vicepresidente ejecutivo de la farmacéutica Sanofi Pasteur, David Loew. Según Loew, "hay una (vacuna) candidata en la fase uno del ensayo clínico y varias otras cerca de ese punto. Podemos intentar ir muy rápido, trabajar con las autoridades reguladoras para reducir los plazos, pero no podemos sacrificar los requisitos de seguridad y eficacia porque las vacunas deben inyectarse a gente sana". El vicepresidente y científico en jefe de la farmacéutica Johnson & Johnson, Paul Stoffels, confirmó que "doce a dieciocho meses es lo mínimo que se necesita" para que una vacuna esté disponible, un esfuerzo en el que se aprovechará todo el conocimiento adquirido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España