09 de marzo de 2020
09.03.2020

El hotel de Tenerife cumple su cuarentena con una décima parte de huéspedes

El 23 de febrero no había casos de coronavirus activos en España

09.03.2020 | 15:05
Seguimiento a los alojados en el Hotel H10 de Adeje

Parece que ha pasado una eternidad, pero hace quince días, el domingo 23 de febrero, no había casos de coronavirus Covid-19 activos en España oficialmente reconocidos; este lunes han superado el millar y siguen subiendo.

Hace catorce días, en la tarde del 24 de febrero, un solo caso nuevo, el de un turista italiano en el sur de Tenerife, abrió informativos internacionales y llevó a la mañana siguiente al aislamiento del hotel en el que se alojaba, con 723 huéspedes de 25 nacionalidades y más de 200 empleados.

Entonces algunos temían lo peor por la cantidad de personas teóricamente expuestas dentro de ese complejo turístico, pero el contagio por coronavirus quedó circunscrito al círculo más próximo al caso inicial: seis personas muy cercanas a él, con una sola excepción, el de una turista británica, ya dada de alta.

Este lunes 9 de marzo, en el que ya raramente se reportan los casos individuales y cuando las medidas de aislamiento se han extendido a colegios, residencias de mayores, e incluso a regiones enteras en Italia, concluye la cuarentena en el hotel tinerfeño, ya fuera del foco mediático.

Pese a la cuarentena total inicial, a lo largo de estas dos semanas el aislamiento se ha relajado y los turistas han ido abandonando el hotel paulatinamente. Hasta este lunes, 655 huéspedes ya se habían ido, de modo que quedaban dentro solo 68.

Los turistas han podido ir saliendo conforme se garantizaba que daban negativo en las pruebas, estaban asintomáticos y sus países de procedencia se comprometían a realizar un seguimiento activo.

Cuando sean las 00.00 horas del martes 10 de marzo, habrá concluido oficialmente el aislamiento del hotel H10 Costa Adeje Palace, de cuatro estrellas, dictado por una orden de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

La orden sanitaria fue ratificada por la autoridad judicial, dada la afección que un aislamiento sanitario supone para los derechos fundamentales de las personas, pero el juez estableció como límite temporal precisamente el 10 de marzo, salvo una nueva decisión sanitaria que no se ha producido.

Pero a la vista de la experiencia, cuando se cumplía una semana de aislamiento, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció que difícilmente se repetirá una medida tan drástica.

Siempre se aislará a quien dé positivo y a su entorno más estrecho y se pondrán en práctica medidas de prevención, pero no habrá más hoteles en cuarentena, anunció.

Este anuncio fue bien recibido en el sector turístico, que supone más de 35 % de la actividad económica directa en las islas, muy preocupado por la repercusión de las noticias que exportaba Tenerife a los mercados emisores.

Siguiendo la enseñanza de que lo mejor en estos casos es transmitir mensajes positivos y orillar los negativos, el sector turístico canario no ha querido detallar los efectos concretos de la caída en las reservas y las cancelaciones, aunque ha reconocido que son significativos.

Con el acompañamiento de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, la patronal hotelera se ha centrado en destacar la gran respuesta de la sanidad pública canaria ante la crisis y la profesionalidad del sector.

Esa profesionalidad quedó ejemplificada en los empleados del Costa Adeje Palace, que fueron "la imagen de Canarias" cuando decidieron seguir atendiendo a los turistas confinados en las instalaciones a lo largo de la cuarentena, de acuerdo con estos mensajes de calma.

Quién pagará la factura de esa estancia está por ver. La patronal hotelera ha pedido "solidaridad", puesto que la cuarentena fue decidida por las autoridades sanitarias por razones de salud pública.

Pero la respuesta de la Consejería de Turismo no despejó dudas: "Estamos a la espera de ver qué va a pasar".

La situación es nueva para todos, y los propios turistas alojados en el hotel del sur de Tenerife, la inmensa mayoría libres del virus y asintomáticos, se vieron de repente con una extensión obligada de su estancia.

Con las correspondientes medidas preventivas, pudieron usar las instalaciones: piscinas, terrazas con espectaculares vistas al mar, exuberantes jardines canarios y rincones llenos de encanto, de acuerdo con su página web.

Estas extrañas vacaciones adicionales concluyen a las 00.00 horas de este martes para los menos de cien huéspedes de los 723 que había al comienzo de la cuarentena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España