07 de marzo de 2020
07.03.2020

Autorizan a abrir una fosa común en busca de un bebé nacido en Gran Canaria

La Audiencia Provincial insta a investigar un supuesto caso de robo de un niño en 1977

06.03.2020 | 18:23

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas revocó el archivo provisional de un caso de robo de bebé presuntamente consumado en 1977. La Sala ordena al juzgado instructor reanudar la investigación, planteando "analizar la posibilidad y viabilidad" de examinar una fosa común en el cementerio de San Lázaro (Las Palmas) en busca de huesos de recién nacido que permitan aclarar si de verdad el bebé que ahora se busca fue sepultado allí.

El asunto fue denunciado por una hermana del niño supuestamente sustraído. Según esta, el bebé, de nombre Jesús, nació en una clínica de Las Palmas el 20 de junio de 1977. Según la denuncia, ese día, a las 8:30 horas, la madre de la declarante tuvo un parto múltiple y alumbró a una niña y a un niño. La niña se quedó al cuidado de su madre y al niño se lo llevaron, "a la par que se informaba a la familia que el mismo había nacido con el cordón umbilical alrededor de su cuello" y que tan circunstancia "le había provocado la fractura de la tráquea, y que por tanto, debían atenderlo". Dos días más tarde "se comunica el fallecimiento del menor" y se entrega al padre "una caja de cartón precintada en cuyo interior se le dice que está el cuerpo sin vida de su hijo".

El padre fue al cementerio de San Lázaro, donde le esperaba un monje, quien se hizo cargo de misma "para finalmente dejarla dentro de una fosa común". La denunciante afirma que, cuando su padre vio al niño, "tenía la apariencia de un niño sano". Detalló que había pesado cuatro kilos frente al 1,8 kilos de su hermana melliza, y señaló que su padre le manifestó que vio al recién nacido "en los brazos de una enfermera, quien le apuntó que había comido bien, no observando nada fuera de la normalidad (no estaba entubado, ni en una incubadora ni con respiración asistida)". Los progenitores no vieron el cuerpo inerte del pequeño. El mismo médico que atendió el parto múltiple fue quien certificó la defunción. En el auto que ordena reabrir la investigación, la Sala admite que es "consciente de la dificultad que entrañan" estas investigaciones por la lejanía en el tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España