07 de febrero de 2020
07.02.2020

España, en los puestos de cabeza en juego online regulado

Se sitúa entre los primeros puestos en la clasificación de países europeos donde mayor porcentaje del juego por internet se realiza en operadores con licencia

07.02.2020 | 10:24
Las apuestas online pueden generar obligaciones tributarias.

Nuestro país es uno de los más regulados de la Unión Europea en lo que concierne al juego y las apuestas en línea. En 2012 entró en vigor una ley que obliga a las empresas de apuestas que quieran ofrecer sus productos en internet a obtener una licencia de actividad. Desde entonces hasta hoy, el número de compañías de juego online operando legalmente en España se ha incrementado todos los años€ y los apostantes españoles optan mayoritariamente por apostar en webs de ley.

Según un estudio publicado por la Asociación Europea de Juegos y Apuestas, el 75% de las apuestas por internet se realizan en casas de apuestas en España con licencia para operar online, y el 25% restante en webs ilegales. La cifra española contrasta frontalmente con la de naciones referentes en la UE como Alemania y Francia. En ésta el porcentaje se sitúa en el 60%, mientras que en el país germano tan sólo el 1,8% del juego y apuestas en internet se hacen en un entorno regulado.

Con un porcentaje mayor al español se sitúan dos países muy avanzados en la era digital y con larga tradición en lo que a las apuestas en línea se refiere, Dinamarca (con el 90%) y el Reino Unido, donde el 95% de los apostantes online hacen uso de webs de apuestas legales. De hecho, el marco regulatorio del juego por internet a nivel europeo ha cambiado dramáticamente en la última década.

Si en 2010 había 21 países comunitarios en los que las empresas estaban sometidas a restricciones o se operaba en régimen de monopolio, actualmente 26 estados miembros han optado por sistemas con múltiples licencias a operadores privados. Las únicas excepciones son Finlandia, donde aún se mantiene un modelo de monopolio, y Eslovenia, donde no existe regulación alguna para el sector del juego.

La asociación europea coopera con la española, Jdigital

La EGBA - acrónimo en inglés de la Asociación Europea de Juegos y Apuestas - es una entidad con base en Bruselas que representa los intereses de empresas de apuestas online privadas reguladas y con licencia para desarrollar operaciones dentro de la UE. Su objetivo es crear un entorno digital a nivel europeo que sea seguro y confiable para los apostantes online. Para ello, trabaja con las autoridades de los países y con distintos organismos que comparten sus fines a escala nacional.

En España, la Asociación Española de Juego Digital (Jdigital) es la que colabora conjuntamente con la EGBA, y lo hace con el apoyo mayoritario de las empresas de apuestas online en el país al representar al 85% de las que operan en línea legalmente. Cabe resaltar que Jdigital ha sido un actor principal en promover el nuevo código de conducta para el sector del juego que ha entrado en vigor a mediados de enero, con el que se busca proteger a colectivos sociales vulnerables en España, particularmente a los segmentos jóvenes de población.

El código regula las comunicaciones publicitarias y comerciales de las compañías de apuestas. Entre otras medidas establece que, al publicitar ofertas y promociones de apuestas, las empresas deben incluir los Términos y Condiciones esenciales de las mismas, así como logos de advertencia sobre juego responsable y la prohibición expresa de jugar a menores de edad. Se prohíbe además emitir anuncios de casas de apuestas en el transcurso de eventos deportivos televisados.

Otra novedad es la limitación en la cuantía de las ofertas que pueden ofrecerse a nuevos clientes de las empresas de apuestas, los conocidos como bonos de bienvenida. Desde mediados de enero, en las comunicaciones comerciales no deben publicitarse bonos de importe superior a 200€. Por supuesto, estos cambios están siendo implementados por las casas de apuestas legales en España, todas las cuales lanzan bonos de apuestas para clientes nuevos online.

Además, las comunicaciones comerciales no podrán contar con deportistas profesionales en activo que aparezcan jugando o prescribiendo jugar/apostar, ni estar protagonizadas por personajes célebres que lo sean por participar en programas infantiles en medios de comunicación. Se trata de evitar que la publicidad incite al juego compulsivo o deje entrever que apostar ayudará al consumidor a mejorar su situación financiera o personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España