El 28,5% de los beneficiarios de la Prestación Canaria de Inserción (PCI) son hogares monoparentales, con hijas e hijos a cargo, según ha indicado la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, que ha afirmado que la pobreza en Canarias "tiene rostro de mujer y va acompañado de niñas y niños", por lo que se marcó como prioridad "atender la situación de vulnerabilidad que sufren las familias monoparentales".

En comisión parlamentaria, la viceconsejera ha señalado que el Gobierno de Canarias está trabajando en la atención a las familias de exclusión social o en riesgo de padecerlo, y muy especialmente en las familias monoparentales con menores a cargo. De hecho, recordó que una de las primeras medidas que ha llevado a cabo el Ejecutivo ha sido la modificación de la PCI para que las familias en situación de exclusión social con menores a cargo puedan volver a solicitar esta ayuda.

Durante su intervención, Gemma Martínez hizo alusión al Informe acerca de la situación de la infancia y la familia en Canarias, elaborado en 2018, en el que se indica que las islas cuentan con 97.100 hogares monoparentales, el 11,7% del total. De ellos, 79.600 hogares están conformados con la madre (9,6% del total de hogares) frente a los 17.500 con el padre (2,1% del total de hogares).

Además, según el citado informe, el 53,3% de los hogares monoparentales está en riesgo de pobreza y/o exclusión social y el 12,5% de los menores pobres es miembro de una familia monoparental y otro 22% lo es de una familia numerosa.

"Estos datos nos obligan a rediseñar las políticas públicas para que respondan a las nuevas realidades y demandas sociales y que muestren, además, una sensibilidad especial hacia realidades familiares en las que también se producen situaciones de violencia de género o de exclusión provocada por discapacidades o dependencia", aseguró Martínez.

Medidas de apoyo

Conocer esta nueva realidad dinámica y cambiante de la infancia y la familia en el archipiélago canario fue el objetivo del Informe acerca de la situación de la infancia y la familia en Canarias, a partir de cuyas conclusiones se diseñó la Estrategia Canaria de Infancia, Adolescencia y Familia 2019/2023, aprobada por el Gobierno regional en sesión de 13 de mayo de 2019.

Según explicó la viceconsejera, en dicha Estrategia se recogen de manera general diversas medidas encaminadas a generar políticas de apoyo a la familia, y en concreto dos medidas específicas dirigidas en concreto a las familias monoparentales como es el establecimiento de medidas compensatorias socioeconómicas, laborales y fiscales para las familias numerosas y monoparentales, y dar apoyo económico a las familias para cursar el primer ciclo de Educación Infantil, priorizando familias numerosas, con partos múltiples, monoparentales y de menor renta, así como familias con hijos/as con diversidad funcional.

Además, aclaró, a estas medidas se suman otras que se desarrollan desde el ámbito de la Dirección general de Protección a la Infancia y la Familia como son la financiación de programas a todos los municipios de Canarias para Lucha contra la Pobreza Infantil y los Equipos de Atención a la Infancia y la Familia y los programas de protección a la infancia y atención a la pobreza infantil o el Apoyo a familias y jóvenes en situación de vulnerabilidad social.