04 de febrero de 2020
04.02.2020

El HUC estudia la eficacia de un fármaco para reducir la extensión de un infarto

Un ensayo clínico evalúa los beneficios del Levosimedán las 24 horas posteriores al ataque

03.02.2020 | 23:05

El servicio de Cardiología del HUC realiza un trabajo de investigación para evaluar la eficacia y seguridad de un fármaco, el Levosimendán, endovenoso en las primeras 24 horas tras la angioplastia primaria -dilatar una arteria o vena estrecha ocluida para restaurar el flujo sanguíneo- en pacientes con infarto agudo de miocardio.

Este estudio fue premiado como mejor trabajo de investigación en el Curso de Intervencionismo Coronario y Estructural celebrado en Madrid en noviembre de 2019.

El proyecto de investigación LEVOCEST, puesto en marcha en el centro hospitalario desde noviembre de 2018 e ideado y liderado por el jefe de servicio de Cardiología, el Dr. Francisco Bosa Ojeda, es un ensayo clínico aleatorizado cuyo objetivo es estudiar a una muestra amplia de pacientes tras la angioplastia primaria.

Estos reciben una infusión de Levosimendán durante 24 horas o un placebo. El objetivo es evaluar si el miocardio aturdido -la disfunción transitoria de la contracción que se produce cuando sufre una isquemia muy severa- después de un infarto agudo puede recuperarse total o parcialmente.

En ocasiones, a pesar de lograr la apertura de la arteria responsable del infarto, no se logra normalizar la contractilidad del segmento del corazón afectado.

Después del episodio agudo se evalúa el tamaño del infarto mediante resonancia magnética cardíaca en 30 días y a los seis meses. El estudio se implementa con ecocardiografía y técnicas especiales en las primeras 48-72 horas y a los mencionados seis meses.

El equipo del HUC realizará un análisis de eficacia y seguridad, una vez se haya estudiado a la mitad de los pacientes, como recomienda la Asociación del Medicamento. Hasta ahora han sido 85.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España