02 de febrero de 2020
02.02.2020

La 'app' canaria que conquista a famosos

Sin invertir un euro en publicidad es la favorita para millones de personas en todo el mundo

02.02.2020 | 02:52
Alfonso Cobo reside en Nueva York, donde dirige la empresa.

La aplicación Unfold, recomendada por famosos y marcas de moda, convirtió en millonario a su creador veinteañero, el canario Alfonso Cobo, en pocos meses. Con más de 26 millones de usuarios ha vendido la empresa manteniendo la capacidad de "crear cambio social con una marca".

"Unfold permite contar historias para cambiar el mundo." Este sencillo y abstracto mensaje es el que habría utilizado Alfonso Cobo (Las Palmas de Gran Canaria, 1982) para convencer a la empresa estadounidense Squarespace, que compró su aplicación a finales de 2019. No le hizo falta. Su app desarrollada para mejorar las historias de la red social Instagram ha experimentado desde su creación un crecimiento exponencial en usuarios, en facturación y es recomendada tanto por especialistas en aplicaciones, como por famosos. En esta nueva etapa confía en poder seguir desarrollando su sueño "de forma independiente, aunque vamos a integrar algunos productos", destaca Cobo, arquitecto de formación.

Apple reconoció Unfold como una de las mejores aplicaciones de 2019 por su capacidad de contar historias de forma sencilla. "Soy muy curioso y me encanta aprender distintos aspectos del diseño porque permite resolver problemas de forma creativa", destaca antes de reconocer que nunca hubiese soñado hace dos años y medio que iba a crear une servicio utilizado por más de 26 millones de personas de todo el mundo cuando estaba diseñando unas plantillas minimalistas, una de sus pasiones, con la idea de "enseñar mis trabajos, fotografías y diseños de forma creativa y estética en las redes sociales". Acabó creando la empresa junto a su socio Andy McCune.

Usuario de las cambiantes redes sociales, destaca la importancia de entender cómo evolucionan ya que "hace poco no se consumía información a través de las historias y nuestra capacidad de atención era mayor que la actual". En estos meses de trabajo en su app han analizado las tendencias de publicación de la gente joven y ha preferido rodearse de diseñadores también jóvenes que "entiendan cómo funciona la app porque lo que quieren nuestros usuarios es también lo que nosotros queremos". Cumple en su empresa la iconografía asociada a las startups, gente joven, que pueda trabajar remotamente pero sobre todo "con pasión alrededor de las historias".

Los primeros pasos no fueron fáciles, tras lanzar el servicio Cobo se centró en enviar personalmente mensajes a los influencers de viajes para que lo probaran. Ante la falta de alternativas que permitiese crear historias de Instagram combinando imágenes y añadiendo títulos de forma sencilla empezó crecer rápidamente en este sector. "No hemos gastado ni un dólar en marketing, por lo que hemos crecido de forma natural y orgánica. Esto dice mucho del producto", reconoce orgulloso al tiempo que afirma que las recomendaciones de famosos como Sergio Ramos, Miley Cirus, o Selena Gómez, entre otros, es totalmente espontánea. Fue precisamente el apoyo de una influencer española, Dulceida, quién catapultó la app a ser la más descargada en el país.

Crecimiento en valores

La aplicación sigue un modelo de negocio freemium. Puede utilizarse gratuitamente y si inicialmente permitía comprar paquetes de plantillas, en la actualidad también ofrece un modelo de suscripción por tiempo que ofrece acceso ilimitado a todos los diseños. Estos servicios no explican por sí solos la facturación en 2019, que superó los siete millones de euros. Se complementa con las acciones realizadas para marcas que demandan diseños personalizados.

Este apoyo no solo se debe al servicio que ofrecen, también a la buena reputación de un servicio que nunca ha optado por mostrar publicidad, o vender los datos de sus usuarios. "Es importante para mí estar en el lado correcto de historia. Otras tecnológicas han comercializado y afectado a la sociedad con sus decisiones en privacidad, comercializan con datos, o intentan afectar al comportamiento a través de lo que saben de sus usuarios. Es una decisión ética y para todos los que trabajamos en Unfold, es muy importante este valor como empresa. Podríamos tener muchísimo más dinero si tomásemos las mismas decisiones que otras empresas, pero hemos decidido que es muy importante y al final nuestros usuarios entienden que velamos por su privacidad y que les valoramos como personas y no como números".

Tras la compra, más que rico prefiere seguir siendo rey para incidir de forma positiva en la gente. En el pasado la empresa ha colaborado con causas benéficas recaudando decenas de miles de dólares para asociaciones que combaten el sida, luchan por los derechos LGTBI, o apoyan causas de las Naciones Unidas entre otras. "Son historias que conmueven y conectan a personas y que inspiran", valores que espera poder seguir apoyando y "crear cambio social con una marca".

Emprender en EEUU

Inició el proyecto lejos de España cuando terminaba de cursar un máster en Diseño Estratégico y Dirección de Empresas en Nueva York gracias a una beca. La mezcla cultural de la universidad y la ciudad, junto a su curiosidad le ayudó a entender que la diversidad también existe al contar historias. "En España también se produce la mezcla de culturas y es un país con un gran potencial, pero pienso que a veces falta apostar por los jóvenes y las nuevas ideas", lamenta el aún veinteañero que ha conseguido que su app haya conseguido ser la más descargada en siete países. Desde la distancia cree que no se dan demasiadas oportunidades a los emprendedores y sobre todo a los que tienen nuevas ideas. "No se valora lo suficiente la diversidad y las ideas que llegan del exterior. Si la gente no está abierta a opiniones distintas, nunca se va a dar la innovación porque no podrán cambiar las mismas ideas de siempre. Hay que ser abierto en mente, invertir en la diversidad y también en la cultura, que es muy importante para la innovación", recalca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook