El Ministerio de Sanidad afirma que "no se puede descartar" que aparezca en España algún caso del nuevo coronavirus (2019-nCoV), originado en Wuhan (China), importado procedente de la zona de riesgo. No obstante, en caso de detectarse, mantiene que el impacto para la salud pública "se considera bajo". "Si esto se produjera, la probabilidad de que se produjeran casos secundarios en nuestro país se estima baja en este momento, ya que con la información disponible, la transmisión persona a persona no es elevada", señala este jueves en el último informe de seguimiento de casos que publica diariamente el ministerio. Así, recuerda que las medidas de protección que se aplican en los centros sanitarios son eficaces para evitar la transmisión de este virus. Además, recuerda, España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y esta ciudad no es un destino turístico frecuente, "aunque se prevé en las próximas semanas un incremento de viajeros hacia y procedentes de China por las festividades del Año Nuevo Chino". Por otro lado, la Subdirección General de Sanidad Exterior informó ayer a los centros de vacunación internacional para que den las recomendaciones oportunas a los viajeros. Del mismo modo, informó a las autoridades aeroportuarias para estar preparados en caso de que sea necesario activar el procedimiento de actuación establecido para los puntos de entrada.