21 de enero de 2020
21.01.2020

Los médicos plantan a UGT y CCOO y deciden aplazar las movilizaciones

El sindicato mayoritario pospone al menos una semana la decisión para negociar con la consejera

21.01.2020 | 01:25

La mayoría de los médicos interinos de los hospitales tinerfeños, representados mayoritariamente por el Sindicato de Médicos de Santa Cruz de Tenerife (Cesm), decidieron anoche aplazar durante una semana las movilizaciones después de un mes y medio de tiras y aflojas con la Consejería de Sanidad. Se trata de una prórroga preventiva para poder abrir un cauce de negociación con la Administración, a la que el colectivo ha visto predispuesta a negociar.

Si no se llegara a un acuerdo satisfactorio, el Cesm ya tiene una fecha prevista para presentar un preaviso de huelga: el 29 de enero. De esta manera, la mayoría de los médicos ha ratificado a través del órgano sindical no seguir las directrices impuestas por UGT, CCOO y el sindicato de enfermería Satse en el preaviso de huelga que habían previsto celebrar el 12 de febrero y para el que habían convocado a 2.000 interinos. Ahora, el colectivo está esperando el resultado de una reunión que se celebrará hoy entre las dos plataformas de afectados por la OPE -de los dos hospitales tinerfeños- y la consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval.

Las reivindicaciones, como afirmó el secretario general del sindicato de médicos, Levy Cabrera, siguen siendo tres, pero hay matizaciones. Los médicos piden un aumento de plazas para ofrecer en la convocatoria de oposiciones en marcha. Es decir, que a las plazas que emanan de la OPE 2016, 2017, 2018 y de estabilización se sumen 106 de la OPE 2019. "Y además se nos explique cómo se van a distribuir por gerencias", matizó Cabrera. También solicitan que "un plazo concreto" para establecer la estabilización de los eventuales y evaluar la posibilidad de realizar las oposiciones por gerencias. Aunque esto último, como apreció Cabrera, "no sería tan importante" si se diera respuesta a las otras dos reivindicaciones.

Consulta del Cesm

Cabe recordar que, cuando CCOO, UGT y Satse presentaron el preaviso de huelga, el Cesm decidió no concurrir en la misma convocatoria alegando que desde la fuerza sindical se estaba llevando a cabo una consulta exhaustiva a los médicos a través de sus órganos asamblearios.

En dicho momento, el secretario general del Cesm, Levy Cabrera, consideró que había muchas posibilidades de que los médicos miembros del sindicato se sumaran a las movilizaciones propuestas por UGT, CCOO y Satse. Más lo creía teniendo en cuenta que justamente el día anterior, los facultativos del Hospital Universitario de Canarias (HUC) aprobaron por unanimidad una convocatoria de huelga. Sin embargo, la forma en la que se planteó la huelga por parte de estos tres sindicatos no convenció a los médicos que, al día siguiente, se alzaron agrupados en varios colectivos para mostrar su negativa a esta convocatoria de huelga.

Todo surgió a raíz de unas declaraciones realizadas por los sindicatos convocantes en una rueda de prensa. Allí solicitaron el cese de la consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval y criticaron duramente la gestión de la socialista y de su equipo. Esas declaraciones llevaron a parte del colectivo de los médicos mostrar reticencias ante esta convocatoria de huelga, alegando no sentirse representados por los motivos que llevaron a convocar dichos paros.

El descontento y la descoordinación que eso generó fue palpable durante la siguiente reunión programada por el Cesm en la que se pretendía conocer la opinión de los médicos de La Candelaria. Estos facultativos mostraron distintas -y en ocasiones distantes- posturas ante el conflicto. Por eso, esta reunión celebrada ayer con los representantes del conjunto de médicos era determinante para conocer si los facultativos decidían seguir adelante con las reivindicaciones, con o sin CCOO, UGT y Satse.

Encuentro en La Candelaria

Fundamental fue el encuentro celebrado en La Candelaria, pues dos facultativos de la plataforma de médicos temporales del centro hospitalario afirmaron haberse reunido con una técnico de Recursos Humanos del SCS que les prometió - eso sí, de palabra- dar respuesta a las demandas del colectivo. Entre otras concesiones, les confirmó que existía la posibilidad, no solo de añadir las 106 plazas de la OPE 2019 a la convocatoria actual, sino también aumentarlas en 44 gracias a la tasa de reposición en Educación, con lo que finalmente se sumarían 150 plazas. Además, les detalló que el 80% de ese personal irá al HUC, para equiparar la oferta con el resto de los tres hospitales grandes del Archipiélago.

En esta misma línea, explicó Cabrera que la técnico también mostró la intención de, a partir de febrero, dar las interinidades a quienes están en plazas vacantes y que ahora tienen contratos renovables de seis meses o un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España