Un total de 10.844 canarios protagonizaron ayer los exámenes para trabajar en Correos. La sociedad postal organizó en la jornada dominical la mayor oferta de empleo público de la última década, en la que concurrieron hasta 166.350 candidatos en toda España para un total de 4.005 puestos en el país, de los que 132 plazas serán para Canarias. En el Archipiélago, el Aulario General de Guajara y la Facultad de Derecho fueron los lugares escogidos para realizar los exámenes, en Tenerife; mientras que, en la provincia de Las Palmas, las pruebas se realizaron en las facultades de Económicas y Empresariales, y de Ciencias Jurídicas del Campus Universitario de Tafira.

Se trata de la oferta de empleo más importante que lanza Correos en los últimos años para poner en marcha un plan de estabilización sin precedentes en la historia de la compañía. Así, durante estos años ya ha realizado otros exámenes para cubrir algo menos de 1.500 plazas. Además, el próximo año volverá a convocar pruebas para otros 3.200 puestos de trabajo. En el caso de las oposiciones que tuvieron lugar en el día de ayer, se desean cubrir 2.618 puestos para desempeñar funciones de cartero, tanto a pie como motorizado, el ámbito urbano y rural; 725 empleos para agente de clasificación; y 662 trabajos para la atención al cliente en oficinas.

Las de Canarias son tan solo dos de las 86 sedes que acogieron ayer el encuentro en toda España. En las Islas capitalinas opositaron personas de todas las Islas. Los exámenes dieron comienzo a las nueve de la mañana y se prolongaron hasta las tres de la tarde para los diferentes puestos ofertados. Las dependencias del Campus de Guajara, en La Laguna, abrieron sus puertas hasta diez minutos antes de la acordada, a las siete y 20 de la mañana, para acoger a las 4.444 personas que optaron a un puesto de trabajo en Correos. A pesar de ello, hubo un grupo de opositores que llegó tarde a las pruebas (las puertas de los recintos se cerraron 20 minutos antes de que dieran comienzo los exámenes) y mostraron su descontento por la medida adoptada por la empresa. No obstante, la sociedad postal recordó que cada una de las personas que se presentaron a los exámenes contaban en su haber con el horario pormenorizado de cada una de las pruebas así como con los plazos para hacer acto de presencia en los espacios que albergaron las pruebas.

De este modo, desde las siete y media de la mañana, los aparcamientos del Campus de Guajara comenzaron a llenarse de opositores nerviosos que, en muchos casos, ya son asiduos a esta prueba, que se hace difícil de aprobar debido a los escasos puestos que se ofertan para tanta demanda. María Díaz llegó ayer a La Laguna desde La Orotava y se presentó a este examen por tercera vez ya que opta a un puesto desde el 2015. Ella opta a una de las únicas cuatros plazas de ventanilla que se ofertaron ayer para el ámbito de la provincia por lo que reconoció que iba a ser difícil conseguir un puesto. A pesar de ello, destacó la cantidad de cosas nuevas que se pueden aprender al preparar estos exámenes.

El joven Carlos Díaz, de Santa Cruz de Tenerife, se presentó ayer a este examen por primera vez puesto que sabe que esta es "una muy buena oportunidad para optar a un trabajo fijo", aunque quedó bastante sorprendido al ver la cantidad de competencia que había al llegar al Aulario General de Guajara. Desde un poco más lejos llegó Norberto Hernández, quien viajó desde La Palma para hacer el examen.

Fue la tercera vez que Hernández se presentó al examen, "pero es la primera vez que lo hago con la intención de aprobar", reconoció entre risas. Y es que el palmero sufrió hace unos meses un accidente que le ha tenido en reposo y aprovechó así para estudiar bastante. El opositor se mostró bastante optimista mientras esperaba para entrar en una de las aulas puesto que, afirmó, "muchas personas se presentan a esta prueba sin prepararse lo suficiente, solo por probar suerte".