13 de enero de 2020
13.01.2020

Canarias registra un mes de diciembre cálido y seco en el que se alcanzaron los 29ºC

En los municipios de Arico, Granadilla de Abona y Adeje se superaron los 29ºC

13.01.2020 | 15:33
Una chica cruza el puente Serrador, en Santa Cruz de Tenerife.

El archipiélago canario cerró el año 2019 con un clima cálido y seco, alcanzando en pleno invierno temperaturas de hasta 29ºC en algunos puntos de las islas, según el avance climatológico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, en relación a las temperaturas, ha predominado el carácter cálido en diciembre, con leves anomalías positivas en las temperaturas medias, algo más acentuadas, de más de un grado, en zonas altas y medianías.

En concreto, el mes de diciembre comenzó con temperaturas elevadas, si bien rápidamente descienden hasta los niveles normales de la época del año y permanecen en esta tónica hasta el día 24, cuando comienza un episodio cálido que perdura hasta el día 29. En este intervalo de tiempo se llegan a alcanzar máximas de más de 29 grados en zonas de la vertiente sur como Arico (29,2°), Granadilla de Abona y Adeje, todas en la isla de Tenerife.

Destaca también la efeméride en el aeropuerto de La Palma, con una máxima de 29 grados el día 29 de diciembre, que pasa a ser la más alta registrada en un mes de diciembre desde 1970, superando en casi un grado el récord anterior, los 28,1° del 15 de diciembre de 2015.

En relación con ello, la AEMET expone que durante este episodio se registran las "máximas absolutas más altas de los últimos diez años" en un mes de diciembre en localidades como La Aldea de San Nicolás, Arico, El Pinar, Puntagorda, Las Mercedes o Tijarafe. En concreto, puntualizó que Teguise (Lanzarote) registra el mes de diciembre más cálido desde 1993.

Respecto a los días más fríos del mes fueron el 5 y 15 de diciembre, con heladas fuertes en la cumbre del Teide. En relación con ello, indica que la sensación térmica de fresco amplía sus dominios, si bien el número de casos en que hace calor a mediodía "aún es notable" en Vallehermoso, Granadilla de Abona, Arucas, Tasarte, Arico y Adeje.

Sobre las temperaturas medias del agua del mar, con anomalías pequeñas respecto a los valores esperados, indican que aumentan de este a oeste, desde los 19,6 hasta 20,6 grados, aproximadamente.

Diciembre seco

Por otra parte, la AEMET recoge en su avance climatológico que las precipitaciones registradas en diciembre solo han estado en el entorno de los valores esperados, o ligeramente por encima de ellos, en zonas de las islas centrales y orientales, siendo seco o muy seco en el resto.

En este marco, las cantidades de precipitación más altas, por encima de 100 mm, se han registrado en Aguamansa (289,3 mm), Corral de los Juncos, Roque de los Muchachos y Alto de Igualero.

Al respecto, indican que las mismas se obtienen, principalmente, a través de dos episodios: el primero, de carácter general y que se produjo entre los días 2 y 6, es causado por una dana, observándose incluso nieve por encima de los 2.500 metros en el Roque de los Muchachos (2.223 metros) es de 1,2 mm y en Izaña es de 72,6 mm.

A ello se suma que entre las 18.00 y las 21.00 horas del día 5 se observaron algunas tormentas que dejan chubascos de intensidad torrencial en Santa Cruz de Tenerife (63,6 mm/h) y en San Juan de la Rambla, así como 51 registros de rayos, la mayor parte de ellos en el mar.

Sobre esto último, puntualiza que el año 2019 "ha sido el que menos número de rayos ha dejado" en el área de Canarias desde el año 2006, matizando que supone un "claro indicador de la escasa" actividad convectiva desarrollada a lo largo del mismo.

En relación al segundo episodio de las precipitaciones lo genera un frente frío que, asociado a la borrasca Daniel, afecta a Canarias los días 15 y 16, dejando lluvias generales, de nieve por encima de los 2.200 metros y de intensidad muy fuerte en el norte de Gran Canaria y Tenerife.

Finalmente, indica que dentro de la normalidad, pero con poca extensión espacial, se han observado dos días de calima, el 5 y el 25, si bien admite que se trata de un fenómeno que ha sido "poco frecuente" en 2019, siendo el tercer año con menos intrusiones desde 1981.

Por último, se apunta a un diciembre "más soleado de lo normal", con amplias zonas disfrutando de superávits de más del 20 por ciento, y el viento ha soplado con menos fuerza de la esperada en buena parte del territorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook