09 de enero de 2020
09.01.2020

Hospital Parque ratifica su condición de referente en patologías cardiacas

El centro sanitario incorpora una unidad para abordar las enfermedades cardiovasculares basada en el diagnóstico

08.01.2020 | 20:36

Hospital Parque da un paso más en el tratamiento de las patologías cardiacas con la incorporación de la Unidad de Hemodinamia e Intervencionismo Cardiaco. El centro sanitario se consolida como referente en este tipo de enfermedades consideradas la principal causa de muerte en Canarias, con el 30% de los fallecimientos.

Este nuevo servicio, junto a los ya existentes de diagnóstico por imagen a través de ecografía y resonancia, así como la rehabilitación cardiaca, permite ofrecer un abordaje integral del proceso.

El cardiólogo de Hospital Parque Julio Hernández señala que la nueva unidad permite culminar el diagnóstico y tratamiento de algunas patologías cardiacas como la obstrucción coronaria o las arritmias complejas.

Un equipo de profesionales, compuesto por cuatro cardiólogos y cinco enfermeros, está al frente del servicio, que, además, incorpora un equipamiento con tecnología de última generación.

La Unidad de Hemodinamia e Intervencionismo Cardiaco permite abordar los problemas de obstrucción de las arterias coronarias, patología que, en caso de ser aguda y completa, se manifiesta, la mayor parte de las veces, a través de infartos agudos de miocardio, explica Julio Hernández. Asimismo, recuerda que Canarias se sitúa a la cabeza del país en mortalidad por cardiopatía isquémica, siendo la responsable de 44% de muertes por causa cardiovascular.

Para estos casos, el procedimiento se centra en una coronariografía, técnica mínimamente invasiva consistente en la introducción, desde las arterias de la muñeca o las ingles, de un catéter que llega hasta las coronarias para explorar su estado. Si se detecta una obstrucción se lleva a cabo una angioplastia, centrada en la dilatación de la arteria con un balón. En buena parte de estos casos se completa la actuación con la colocación de una malla de metal, conocida como stent, para corregir la obstrucción. En otros casos, la solución pasa por un tratamiento farmacológico e incluso por la intervención quirúrgica.

Canarias se sitúa ligeramente por encima de la media nacional en el diagnóstico por coronariografía, superando las 3.000 por millón de habitantes, según datos de 2018. De ellas, prácticamente la mitad fueron acompañadas por la desobstrucción de las arterias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook