01 de enero de 2020
01.01.2020

El carné por puntos, principal reto a modificar en Seguridad Vial para 2020

También quedan pendientes el aumento de sanciones por usar el móvil, la bajada de velocidad en ciudades y los cambios en la formación

01.01.2020 | 18:32
Una pareja de la Guardia Civil de Tráfico en un control aleatorio.

Asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y automovilísticas están de acuerdo en señalar que el sistema de carné por puntos y de acceso al permiso es el principal elemento a modificar de cara a 2020 en materia de Seguridad Vial.

Desde PAT-APAT, su presidente, Vicente Sánchez, pone el foco en modificar el sistema en lo que se refiere a conductores reincidentes, de modo que quien haya cometido un delito vial de manera continuada no pueda recuperar sus puntos del carné tan fácilmente. "No se puede esperar, estamos viendo que personas que van bebidas o drogadas matan, y al día siguiente sabemos que siguen conduciendo", lamenta Sánchez, que también quiere que la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados se mantenga en la próxima legislatura y sea "más efectiva".

También desde Asociación DIA se aboga por modificar este sistema. "Pedimos que se le dé una vuelta al carné por puntos, que la obtención se adapte a los nuevos tiempos", reclama a Europa Press el presidente de la entidad, Francisco Canes, que también exige centrarse más en concienciación antes que en formación.

Canes también menciona un mayor impulso a las nuevas tecnologías para que los nuevos vehículos sean más seguros, tomar medidas más preventivas y seguir invirtiendo en vigilancia y en controles de alcohol, drogas y velocidad. "Estamos más o menos igual que en 2018, se ha avanzado muy poco", critica el presidente de Asociación DIA, que pide que la seguridad vial sea "política de Estado" en 2020.

Por su parte, Stop Accidentes incide en otras medidas encaminadas a aumentar la concienciación de la población sobre la siniestralidad en las carreteras, como incluir una asignatura de seguridad vial en los colegios o imponer la obligatoriedad de asistir a clases presenciales para poder obtener el carné, tal y como pretende la DGT.

Su presidenta, Ana Novella, también destaca a Europa Press la importancia de volver a revisar el Código Penal para aumentar las penas en cualquier caso en el que el resultado hubiese sido de un fallecido. "El Código Penal debería sentenciar al alza, no a la baja", exige Novella, que considera que en este 2019 "se podría haber hecho mucho más" pese a las "circunstancias especiales" del país políticamente hablando.

Automovilistas


Igualmente, el RACE considera que para 2020 "hace falta una revisión del carné por puntos", desde modificar el número de puntos a retirar por determinadas sanciones, a revisar el sistema de recuperación de puntos en cursos. "La sociedad ha evolucionado muchísimo en estos 13 años", comenta a Europa Press su director de seguridad vial, Antonio Lucas, en referencia al tiempo que lleva implantado el carné por puntos.

Lucas también pide al futuro Gobierno que en 2020 se aprueben "políticas más específicas para determinados colectivos" para así mejorar la convivencia entre todos los usuarios de las vías y, en general, "trabajar de forma más prioritaria", incluyendo en el trabajo a ayuntamientos y comunidades autónomas.

En Automovilistas Europeos Asociados (AEA), su presidente Mario Arnaldo hace hincapié en que es "necesario" aprobar en el próximo año una actualización del carné por puntos, así como aumentar la dotación presupuestaria para mantenimiento de carreteras, aprobar planes dirigidos a establecer una política de renovación del parque automovilístico, implantar la conducción acompañada en España como ya se hace en Francia; e implantar la formación vial como asignatura transversal obligatoria.

Usuarios vulnerables

También ciclistas, motoristas y usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) han dado a conocer qué propuestas quieren ver hechas realidad en este año que viene.

Así, el secretario técnico de la red, Nacho Tomás, que valora los "dos grandes hitos" de seguridad vial ciclista de este 2019 (la Estrategia Estatal de la Bicicleta y el aumento de usuarios de bicicleta en España en los últimos años), apuesta por la reducción de la velocidad máxima en ciudades a 30 km/h, como quiere la DGT.

En cuanto a motoristas, el presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, es claro a la hora de reivindicar algo en 2020: "Sin Gobierno, sin Parlamento, lógicamente no podemos acometer ningún tipo de reforma que implique una reforma de rango de ley, de rango de reglamento, de desarrollo de la ley, etc.; así que el deseo para 2020 es tener un gobierno estable", ha comentado a Europa Press.

Con respecto a 2019, valora positivamente lo realizado por la DGT, que lanzó un plan de 17 medidas urgentes para motoristas y recuperó el Grupo de Trabajo 52, así como por parte de otras administraciones, si bien recuerda que los muertos por accidentes de moto han aumentado en 2019.

También se ha manifestado la Federación Española de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), que asegura no estar "muy conforme" con la normativa que prepara la DGT para regular este tipo de vehículos. "Lo que pedimos es que se nos regule de manera similar a la bicicleta", expresa su presidente, Antonio Gómez, que reclama una regulación que les proteja y no restrinja.

¿Qué hizo la DGT en 2019?

Dado que España lleva cerca de 8 meses sin Gobierno (después de celebrarse dos convocatorias de elecciones, el 28 de abril y el 10 de noviembre, sin acuerdos de investidura), no se ha aprobado ninguna medida en lo que a Seguridad Vial respecta, aunque la última que se aprobó en 2018 entró en vigor el 29 de enero de este año: la bajada del límite de velocidad en convencionales de 100 a 90 km/h.

No obstante, dado que no se trató de un proyecto de ley del Gobierno, sino de una proposición del PP, sí se aprobó la reforma del Código Penal. Esta modificación endureció las penas por imprudencias al volante al incluir como agravantes el exceso de velocidad y el consumo de drogas o alcohol, penalizó de nuevo las lesiones causadas por estas conductas, aumentó las penas cuando había varios fallecidos y sancionó el abandono del lugar del accidente.

El 2019 iba a ser un año de modificaciones, pero la paralización política ha obligado a dejar en 'stand by' varias normativas que ya estaban redactadas, listas para su aprobación una vez haya Gobierno.

Así, quedarían pendientes para este nuevo año la reforma de la Ley de Tráfico, que preveía aumentar la pérdida de puntos por determinados comportamientos al volante, según el borrador, la DGT pretendía retirar 6 puntos por utilizar el móvil mientras se conduce.

También se queda a la espera de 2020 el real decreto de medidas urbanas de tráfico, documento que contemplaba la reducción de la velocidad en ciudades a 30 km/h para vías de un único carril por sentido de circulación -bajando incluso a lo 20 km/h en vías de plataforma única de calzada y acera-.

Con esta modificación, se pretenden también definir los Vehículos de Movilidad Personal (patinetes eléctricos, segways, hoverboard, etc.), así como sus requisitos para usarlos y normas de circulación. El borrador contemplaba, por ejemplo, su prohibición por vías interurbanas y la necesidad de contar con un Certificado de circulación que garantice el cumplimiento de los requisitos técnicos que exige tanto la normativa nacional como la internacional.

Por otro lado, la DGT también quiere aprobar un real decreto que propone cambios en el sistema de formación vial y de exámenes, tanto teóricos como prácticos. Una de las iniciativas más destacadas es la obligatoriedad de asistir a 8 horas de clase teórica y presencial sobre concienciación y sensibilización, una medida que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no vio con buenos ojos, por lo que la DGT está estudiando si seguir adelante con esta propuesta o cambiarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Viajar en Navidad

Cosas que solo puedes hacer en Canarias

Firma BeContent

En Canarias puedes dejar volar tu imaginación y dejarte llevar para descubrir cosas que en otra parte del mundo serían impensables