Los investigadores de la Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife realizaron escuchas a uno de los principales implicados en la trata de jóvenes nigerianas, Papá Blessing, que en una de las conversaciones captadas indicó: "A lo mejor lo que tiene en la cabeza es prostitución y ya se dará cuenta de que lo que quiere es prostitución". Cuando la representante de la Fiscalía le preguntó por estas afirmaciones, Blessing aseguró que se refería a las mujeres que buscaban conseguir dinero rápido. En otros momentos también el procesado preguntó por una de las jóvenes que se escapó de la organización y por la que mostró interés. La fiscal le cuestionó que por qué no denunció su desaparición a la Policía y su respuesta fue que los agentes le dijeron que quien debía presentar la denuncia eran sus familiares.

Mamá Blessing, la esposa del anterior, se acogió a su derecho a no declarar en la sesión de ayer. En una de las escuchas policiales se la oyó decir: "Conozco bien a esas prostitutas y no van a poder conmigo", en relación a las víctimas que decidieron rebelarse de su situación, La investigación se inició en Tenerife y continuó en la Península.