10 de diciembre de 2019
10.12.2019

Canarias subvencionará por primera vez los contratos para nuevos doctores

El Gobierno autonómico anuncia la implantación de una serie de ayudas para paliar la demanda actual en esta fase de la carrera investigadora que se prolonga cinco años

10.12.2019 | 01:16
Un investigador realiza experimentos con una pipeta.

Los canarios que acaban de leer la tesis tendrán, por primera vez, la oportunidad de optar a un contrato de investigación de las Islas. El Gobierno autonómico va a impulsar, a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (Aciisi), dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, un nuevo programa de contratos postdoctorales que permitirá a los jóvenes investigadores continuar con su tesis en Canarias sin tener que emigrar hacia otros países o alejarse del territorio insular.

De esta manera, se da respuesta a una reivindicación de los jóvenes investigadores que, hasta ahora, sólo contaban con la convocatoria de unos pocos contratos nacionales, europeos o de iniciativa privada para continuar con el trabajo que habían estado realizando los cuatro o cinco años previos. Estas ayudas siempre han resultado insuficientes para los investigadores, pues que se formaba un "vacío" de hasta cinco años en la carrera investigadora donde los científicos tenían que "buscarse la vida" para encontrar una oportunidad laboral, como alegó Silvia Almenara, vocal de la Asociación de Jóvenes por la Investigación de Tenerife (Jinte).

Las únicas subvenciones para investigación que ha contemplado hasta ahora Canarias son 30 contratos predoctorales y ocho contratos Viera y Clavijo, orientados a investigadores senior. Lo que quiere decir que en esta época postdoctoral solo se podía acceder a dos tipos de contrato: los Juan de la Cierva (nacionales) y los Marie Curie (europeos), a cada cual más competitivo. También existe la posibilidad para estos jóvenes investigadores de optar a un contrato Agustín de Bethencourt que, sin embargo, solo permite realizar investigación y obvia la impartición de docencia, con lo que suele excluir a estos investigadores de la carrera científica usual, realizada principalmente desde las universidades. En este sentido, se debe recordar que la mayoría de investigadores en España son personal PDI, es decir, Personal Docente Investigador en las universidades públicas. Y que, son justamente las universidades públicas, las que realizan el grueso de la I+D en nuestro país.

A estos obstáculos se les suma que las ayudas predoctorales suelen estar tan orientadas a los objetivos económicos del Archipiélago por lo que, intentar postular para un contrato de estas características en otra región (nacional o internacional), se ha estado convirtiendo en todo un desafío. "Tal y como están contemplados los contratos predoctorales de la Aciisi no nos permiten adaptar nuestras tesis doctorales al entorno internacional, lo que nos resta competitividad en estas convocatorias", insistió Almenara. "Y tampoco podemos, muchas veces, acudir a las convocatorias propias de otras comunidades autónomas", prosiguió la vocal de Jinte, que explicó que para acceder a ellas, suele ser requisito el haberse empadronado en dicha región al menos durante los últimos cuatro años.

Y así se lo trasladaron al actual director general de la Aciisi, José Moya Otero, el pasado mes de septiembre. Una reivindicación similar a la que las universidades le hicieron posteriormente y que, por lo pronto, parece haber sido escuchada.

Con esta apuesta -que surge con el Noveno Programa Marco (FP9) de investigación e innovación de la Unión Europea (UE), denominado Horizonte Europa- Canarias parece dar pasos para reconocer la I+D de las Islas. "Tenemos que agradecer que nos estén escuchando porque la ciencia canaria existe", alegó, por su parte, el vicerrector de investigación de la Universidad de La Laguna (ULL), Ernesto Pereda, que se congratuló tanto por esta apuesta como por la reactivación de la comisión de asesoramiento en Investigación y Desarrollo que lleva años parada.

Canarias sin ser de las últimas comunidades en implantar este tipo de contratos, tampoco es la primera. Concretamente es la décima comunidad autónoma en implementar un programa de contrato postdoctoral propio, y tras ella, quedan otras seis regiones pendientes de implantar este tipo de contratación para los nuevos doctores.

Estos contratos, como apunta Pereda, están planteados, en principio, para que los doctores puedan continuar el trabajo de investigación realizado durante un lustro en las propias universidades públicas canarias. Además de esta iniciativa, la apuesta del gobierno autonómico por la investigación de las Islas incluye un incremento de contratos predoctorales. Concretamente, se duplicarán en número por lo que se llegará a ofertar 60 cada año (30 más que en la actualidad).

Para poder acometer la implantación de estos nuevos contratos, el incremento de predoctorales y el mantenimiento de los Viera y Clavijo, el Gobierno regional prevé aumentar al menos en un 67% el presupuesto que se destina a formación, promoción y la atracción del talento en I+D+i. En este sentido, la consejera del área, Carolina Darias, estimó que la dotación presupuestaria para el sector -que estos años se ha encontrado por debajo del 0,50%- alcanzará en 2020 el 0,67% estos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook