06 de diciembre de 2019
06.12.2019

Una nave entra por primera vez en la atmósfera solar para recoger datos

La sonda Parker se acerca más que nunca al astro rey y revela los cambios en la corona solar

05.12.2019 | 22:34

La sonda solar Parker de la NASA voló hace un año más cerca del sol que cualquier satélite en la historia para recoger un tesoro de datos desde el borde de la corona de un millón de grados del astro rey. Este proyecto ha permitido ahora a los físicos mapear la fuente de un componente principal del viento solar que salpica la atmósfera de la Tierra, al tiempo que revela extrañas inversiones de campos magnéticos que podrían estar acelerando estas partículas hacia nuestro planeta. Y lo han publicado en la revista Nature.

Estas partículas aceleradas interactúan con el campo magnético de la Tierra, generando las coloridas luces del norte y del sur. Pero también tienen el potencial de dañar la red eléctrica y las de telecomunicaciones en la superficie, amenazar los satélites en órbita y quizás poner en peligro a los astronautas en el espacio.

Cuanto más comprendan los físicos solares sobre el entorno magnético del sol y cómo arroja las partículas del viento solar hacia los planetas, mejor podrán predecir eventos y prevenir daños.

"Hubo un gran evento de clima espacial en 1859 que destruyó las redes de telégrafos en la Tierra y uno en 1972 que activó las minas navales en Vietnam del Norte, solo por las corrientes eléctricas generadas por la tormenta solar", recuerda Stuart Bale, profesor de Física de la Universidad de California y autor principal de un artículo sobre los nuevos resultados del experimento FIELDS de la sonda.

"Somos una sociedad mucho más tecnológica que en 1972, las redes de comunicaciones y la red eléctrica en la Tierra son extraordinariamente complejas, por lo que las grandes perturbaciones del sol son potencialmente muy serias -prosigue-. Predecir el clima espacial podría apagar y aislar partes de la red eléctrica u oscurecer sistemas satelitales que serían vulnerables".

Uno de los objetivos de la sonda solar Parker es descubrir la fuente del viento solar "lento" y cómo se acelera en la atmósfera caliente del sol: la corona. El viento solar consiste en partículas cargadas que viajan a lo largo de las líneas del campo magnético del sol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook