04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Los centros de salud se quedan dos semanas sin vacuna de la varicela

Un problema de suministro afecta puntualmente a esta vacuna en las Islas

04.12.2019 | 01:28
Un profesional sanitario vacuna a un bebé para protegerlo frente a los virus.

Salud Pública no considera esta falta como un contratiempo grave y llama a la calma

Los centros de salud de las Islas permanecerán las próximas dos semanas sin poder vacunar de la varicela. Un problema puntual en la cadena de producción de la vacuna Varivax -de la farmacéutica MSD-, ha provocado que el stock de los centros de salud se haya quedado en mínimos y solo queden dosis suficientes para dar cobertura a los casos más urgentes. En todo caso, como recordó la Dirección de Salud Pública, no se trata de un problema grave ni tiene visos de afectar de manera importante a la población, pues basta con que la cita para vacunar a su bebé a los 15 meses se retrase dos semanas, cuando se prevé reestablecer el suministro.

Este problema lleva afectando al Servicio Canario de la Salud (SCS) desde hace "varios días" como informó Amós García Rojas, jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias. A la de la varicela, según los profesionales los centros de salud, se han unido varias vacunas más que llevan tiempo sufriendo faltas puntuales de suministro. El problema se ha ido solventando por parte de los propios profesionales sanitarios que han estado haciendo pedidos puntuales a otros centros.

Estos obstáculos en el abastecimiento vacunal, según el jefe de epidemiología "serán cada vez menos extraordinarios". "Al haber menos productores de vacunas en el mundo -de la varicela solo hay dos-, tratarse de un proceso complejo y, teniendo en cuenta el bajo precio de las vacunas, es posible que nos afecte de nuevo", constató García Rojas.

En todo caso, como insistió, "este tipo de contratiempos son fácilmente solventables". Concretamente, en el caso de Varivax, una vacuna constituida por virus vivos atenuados de la varicela, se suministra en Canarias a los niños de 15 meses y 12 años. Además, a los tres años, la sanidad inyecta en los niños un "producto combinado" , conocido como vacuna tetra-vírica, que cuenta con antígenos de cuatro virus distintos: sarampión, rubeóla, parotiditis y varicela.

Soluciones para el largo plazo

Dicho producto no está en falta actualmente, por lo que, de alargarse el problema durante más tiempo, la Administración podría tomar la consideración de adquirir estrategias diferentes para hacer frente al problema. "En caso de necesidad podríamos vacunar de manera provisional a los bebés 15 meses con la vacuna tetravírica", afirma Amós García Rojas.

Según la Administración la razón de desabastecimiento puntual en Canarias se debe a un problema de distribución. Como afirmó la farmacéutica y constata la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), el desabatecimiento no es generalizado en todo el país.

El también presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), recordó que las vacunas "no son fármacos", por tanto su producción tampoco es similar. "Cuando falta un fármaco se puede reponer con rapidez, pero una vacuna, al tratarse de un producto biológico, puede tardar hasta dos años en acabar de producirse", afirmó, y recordó que esa "lentitud" de producción es justamente lo que confiere "seguridad" al producto. En todo caso, insistió en que "no es una medicación urgente". Es decir, si la vacunación se debe realizar en un mes concreto, el niño la puede recibir en esos 30 días. Si es está pautada en un año concreto, la puede recibir en los siguientes 365 días. Además, como recordó "aún existen algunas dosis para suministrar a determinados perfiles".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook