04 de diciembre de 2019
04.12.2019
Cumbre del clima 2019

Canarias debe encaminarse hacia un turismo que no deje "huella de carbono"

Valbuena aboga por impulsar medidas de reducción y absorción de emisiones para que a "medio y largo plazo" la principal actividad económica de las Islas sea "neutra"

04.12.2019 | 01:28
El consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, ayer durante su comparecencia.

Canarias debe apostar por convertirse en un "territorio neutro" en la huella de carbono que genera la principal actividad económica del Archipiélago, el turismo, y debe hacerlo con el desarrollo y el impulso de diferentes medidas para la absorción de las emisiones de gases de efecto invernadero y "Canarias tiene capacidad para desarrollarlas". El sector hotelero está, además, "bastante comprometido" en esta línea de acción "reduciendo cada vez más la huella de carbono que producen sus propias instalaciones". El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, realizó esta afirmación ayer durante la presentación de la agenda que el Ejecutivo regional desarrollará dentro del marco de la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid hasta el próximo día 13.

Valbuena añadió que él Gobierno de Canarias también apuesta para que la red de transporte público también reduzca el impacto de su huella de carbono. En este sentido anunció que para el año que viene el Ejecutivo regional tiene previsto aumentar la red de cargadores que existen para la recarga de vehículos eléctricos así como se estudia con los diferentes cabildos abrir líneas de financiación o subvención para impulsar las flotas de taxis eléctricos, entre otras, de manera que "el balance final que alcance el Archipiélago en el año 2050 sea neutro".

Reducir y absorber

"Asumimos que generamos emisiones de gases de efecto invernadero, es imposible que no se produzcan, por ello es de vital importancia trabajar primero en la reducción de las emisiones con tecnologías más eficientes y limpias, y luego, desarrollar medidas de absorción o sumideros", explicó el consejero regional.

Canarias depende de la actividad turística y las acciones que se impulsen para luchar contra los efectos del cambio climático "deben ser solidarios" porque no a todos se les puede pedir el mismo sacrificio. "Plantear hoy que Canarias tiene que prescindir del turismo, un cambio de modelo económico para poder ponernos en la vanguardia de la lucha del cambio climático supondría generar problemas mayores, de tipo social y de modelo económico que, en la actualidad, no estamos en disposición de ni tan siquiera poder diseñarlo. No es posible hoy en día, por los condicionantes y lazos de dependencia que tiene nuestra economía, prescindir del turismo", aseveró.

El consejero, no obstante, señaló que "en un futuro a lo mejor es posible que se pueda plantear el abandono de la actividad turística, pero a día de hoy y a corto plazo, es imposible". En este sentido, Valbuena remarcó la necesidad de seguir apostando e impulsando medidas para que Canarias sea un destino sostenible.

En el Archipiélago canario, si se suma la población residente y la población de turistas se alcanza una cifra que ronda los 2,4 millones de habitantes, es decir, que los visitantes suman un 20% de población, por lo que "tenemos que ser capaces de poder soportar su impacto".

En este sentido, el consejero regional de Transición Ecológica recalcó que es por todo esto por lo que, en el marco de la Cumbre del Clima (COP25) que se desarrolla en Madrid "vamos a demostrar que el turismo puede ser sostenible y que no es una amenaza para el cambio climático, sino que se puede convertir en una oportunidad".

Una de las medidas que impulsará el Gobierno de Canarias en cuanto se forme el nuevo Ejecutivo central será demandar un "marco legislativo específico" para Canarias que permita impulsar el autoconsumo energético basado en la generación a través de fuentes renovables o limpias, según añadió el consejero como una de las principales actividades que deben impulsarse para acabar con la emisión de una gran parte de los gases de efecto invernadero que expulsa Canarias debido a la generación de electricidad con la quema de combustibles fósiles.

"El marco legislativo actual está diseñado para el territorio continental, al igual que ocurre con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima", explicó Valbuena quien añadió que "nuestro punto de partida para crecer en la generación de energías limpias está muy atrás respecto al territorio continental".

Fin al monopolio de REE

Sobre este asunto, el consejero Valbuena afirmó que el Gobierno de Canarias demandará que dicho marco legislativo específico quite el monopolio que tiene Red Eléctrica en los sistemas de almacenamiento hidráulicos, de manera que se pueda complementar la central de Chira-Soria con otras iniciativas que se puedan fomentar y que no necesariamente tendrían que pasar por Red Eléctrica porque "se podría convertir en juez y parte".

Abundó en que el nuevo escenario normativo debe permitir que las energías renovables puedan participar del sistema de compensación. "Esto es importante porque va a hacer que sean aún más rentables las energías renovables en Canarias; un marco que diseñe un sistema específico de regulación del mercado de almacenamiento físico de baterías en el Archipiélago, aunque en la actualidad esto no está regulado en ningún lugar del territorio nacional, pero es necesario que con urgencia se regule porque de lo contrario, -dijo- la penetración de las renovables será imposible".

El consejero añadió que la regulación debe permitir a Canarias tener capacidad de obligación sobre el operador y regulador respecto al mantenimiento de las infraestructuras, y debe concretarse un sistema por el que se compense el déficit tarifario de Canarias respecto al conjunto de España. "El único impedimento que tiene Canarias para desarrollar energías limpias es el marco normativo, porque disponemos de capacidad tecnológica para hacerlo", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook