20 de noviembre de 2019
20.11.2019
Sanidad

Los mayores abandonados en el hospital cuestan 175.000 euros al día

Una plaza sociosanitaria reduciría casi cinco veces este coste. Al problema económico se suma que estos pacientes dados de alta no reciben una atención que se adecúe a sus necesidades

19.11.2019 | 23:31
Los mayores abandonados en el hospital cuestan 175.000 euros al día
La consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval, y la directora del Servicio Canario de la Salud, Blanca Pérez.

Las personas -la mayoría mayores- que ocupan camas en hospitales sin necesitarlo cuestan más de 175.000 euros al día a la sanidad pública. Es decir, Canarias pierde unos 63,8 millones de euros al año para atender a estas personas. Una cantidad casi cinco veces mayor que si ocuparan el espacio que les corresponde: una plaza sociosanitaria.

Pero el problema, como destacó la consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval, no se encuentra únicamente en ese gasto desmedido, sino en que estas personas no están recibiendo una asistencia que se adecúe a sus necesidades y, en muchos casos, esta atención es incluso perjudicial. Y es que hay personas "que no pueden estar postradas en una cama", como recordó la directora del Servicio Canario de la Salud (SCS), Blanca Méndez. Ambas presentaron ayer ante los medios un balance de las actuaciones acometidas por la Consejería de Sanidad en los últimos 100 días.

Aproximadamente, unos 250 pacientes ocupan cada día una cama de agudos en los hospitales de Canarias. Un número que va fluctuando día a día debido a las nuevas entradas y a las salidas, que suelen producirse una vez fallece la persona. En este sentido, el pasado lunes el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria era el que más pacientes de este tipo acumulaba (144), seguido del Hospital Universitario de Canarias (65), el Hospital Universitario Insular Materno Infantil (33) y el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín (9). Una plaza en el hospital le cuesta a la sanidad pública una media de 700 euros diarios, mientras que la plaza sociosanitaria varía entre los 90 y los 150 euros al día. Esto quiere decir que las 250 personas de media ingresadas en los hospitales sin necesitarlo podrían costar cinco veces menos a la comunidad, concretamente, unos 37.500 euros al día. En otras palabras, 13,6 millones al año.

"Son mayores hospitalizados por obligación porque la administración no ha sabido darles los servicios que demandaban", aseveró la consejera, que destacó que "no son las familias las que los abandonan". Asimismo afirmó que a principios de siglo, un decreto derogado por la Administración lastró la generación de plazas sociosanitarias en las Islas. Asimismo, destacó que el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, fomentado por el Gobierno de Coalición Canaria y por el que se creerán 4.460 nuevas plazas en Canarias, no contempla a las personas que ocupan las camas de hospital, pues su perfil está más orientado al ámbito residencial y no al dependiente. "Este plan solo considera a las personas con dependencia o algún grado de discapacidad", afirmó Cruz Oval, que destacó que no se trata de los mismos casos detectados en los hospitales.

"Un verdadero plan"

En este sentido, la consejera se comprometió a regular un nuevo decreto para poder implantar "un verdadero plan para regular el espacio sociosanitario". Un trabajo al que se une la creación de hasta 2.000 nuevas plazas sociosanitarias en los próximos cuatro años en Tenerife y Gran Canaria, con el objetivo de que se incrementen hasta las 4.000 en ocho años. Las de Tenerife estarán ubicadas en el entorno del Hospital Universitario de Canarias (HUC) en unos terrenos de titularidad pública que requerirán la construcción de un centro y cerca del Hospital del Sur. En Gran Canaria se utilizará el espacio poco aprovechado del antiguo Hospital Militar porque han encontrado "la posibilidad de adaptar los espacios diáfanos" con los que cuenta esta construcción.

La inversión total para establecer las plazas que requiere Canarias ascenderá a unos 290 millones de euros. Por esta razón es necesario que se realice la inversión de manera progresiva.

Sanidad busca unificar criterios en las listas de espera

Un paciente que debe hacerse una prueba diagnóstica en el Hospital Materno-Infantil no entra en lista de espera en el mismo instante que otro en el Hospital de La Candelaria. Esa falta de un criterio conjunto de entrada a las listas de espera de Canarias es lo que ha creado una bolsa de pacientes fantasma que, aunque se encuentran esperando, no aparecen en los registros oficiales.

Este problema es uno de los muchos que la Consejería de Sanidad quiere resolver en los próximos años y considera que la unificación de los criterios en todos los hospitales podría ser la solución clave. "Que tengamos 160.000 personas en lista de espera no solo indica que la demanda es superior, denota un problema que no solo se aborda con mayor financiación", admitió la consejera Teresa Cruz Oval. El trabajo, en este sentido, se está enfocando a tener datos más allá de los simples cuantitativos, que permitan establecer criterios de urgencia dentro de las propias listas de espera. El pasado octubre, 44 expertos de la sanidad pública se reunieron con un experto en economía sanitaria en una reunión de trabajo que pondrá los cimientos para un nuevo abordaje de las listas de espera.

Oposiciones

La consejera volvió a remarcar la importancia de consolidar a los trabajadores de la sanidad pública, tanto para mejorar la tasa de eventualidad -el 70% de los profesionales se encuentran en esta situación- , como para lograr que los nuevos especialistas vean condiciones atractivas en Canarias para quedarse en las Islas. Las 633 plazas convocadas en 2019 se podrán unir a las 7.178 ya convocadas de la OPE acumulada, la de 2016, 2017 y 2018. "Las nuevas plazas de los FEAS se unirán a las ya convocadas", afirmó Blanca Méndez, directora del SCS.

Conciertos

La Consejería de Sanidad pretende "sacar los conciertos del antiguo régimen de Insalud" para ajustarlos a la actual Ley de Contratos con la Administración pública. En este sentido, la directora del SCS recordó que "muchos procedimientos de la privada se pagan con precios antiguos porque no están ajustados a los nuevos catálogos". En este sentido, Cruz Oval remarcó que, de momento, se tendrán que seguir "manteniendo estos contratos" teniendo en cuenta que, a medida que se fortalezca la sanidad pública, el porcentaje de concertación irá bajando.

Fuga de cerebros

Teresa Cruz Oval mostró su preocupación por la fuga de cerebros que está experimentando la sanidad pública, la mayoría hacia la sanidad privada. "Nos preocupan los 10 médicos interno residentes (MIR) que terminaron la especialidad de pediatría, porque solo uno ha acabado trabajando en la pública", afirmó la consejera, que recordó que justamente esta especialidad es en la que existen "serios problemas" por la falta de especialistas.

Hospital del Sur

Las obras en el centro hospitalario del sur de Tenerife podrán culminar a principios de enero, con lo que la Administración estima que "en el primer trimestre podremos empezar a trabajar en él". En este sentido, la consejería pretende desvincular totalmente este centro del Hospital de La Candelaria y añadir entre 250 y 350 camas más en lo s próximos años. Las próximas semanas se empezarán las gestiones para acometer este incremento de camas.

Servicio de limpieza

La Administración espera que a final de año ya pueda haber una nueva adjudicación al contrato de limpieza de los centros de salud y los CAE del norte de Tenerife, para "volver a cubrir el servicio con normalidad". En este sentido, Sanidad está "montando un expediente de penalización" para la empresa Ralons.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook