En Canarias se han abierto 37 casas de apuestas desde que en 2011 el Estado las legalizara. Algo que para la asociación Canarias en Movimiento es "intolerable" y requiere "ponerle freno". El movimiento sociopolítico canario realiza esta alerta a tenor del incremento de las ludopatías, especialmente entre los más jóvenes, que condicionan "a la permisividad institucional".

"Nos encontramos que se ha creado un ambiente propicio para el enganche de miles de canarios y canarias, con los problemas presentes y futuros que ello conlleva para numerosas familias", afirmó en un comunicado. Canarias en Movimiento promoverá un manifiesto contra las apuestas en el que se pedirá a ayuntamientos, cabildos y parlamento de Canarias a que se limite de nuevo esta actividad.