08 de noviembre de 2019
08.11.2019

Alumnos de Náutica denuncian a un profesor por "trato vejatorio"

En un documento elevado a la rectora de la ULL, 75 estudiantes de la facultad acusan al docente de revelar datos privados, humillarlos o dar las respuestas de exámenes a un grupo de "elegidos"

08.11.2019 | 00:11
Fachada de la Sección de Náutica de la Escuela Superior de Ingeniería de la ULL, en la avenida de Anaga de Santa Cruz.

Un grupo de alumnos de 2º curso de la Sección de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de la Universidad de La Laguna han registrado una denuncia dirigida a la rectora, Rosa Aguilar. En el documento acusan al profesor de la asignatura Legislación y Reglamentación Marítima, Enrique Perera García, de "trato vejatorio y humillaciones en público", así como de "desvelar datos privados y dar las respuestas de los exámenes a un grupo de alumnos en un evidente trato de favor".

Un total de 75 estudiantes -150 matriculados en la facultad y unos 100 en segundo- avalan con su firma el texto presentado en el Rectorado "porque así lo especifica el Reglamento de la Inspección de Servicios de la ULL". Revela "el comportamiento anómalo de (Enrique Perera)... a la hora de impartir las clases". Añaden: "Comportamientos que se ponen de manifiesto casi a diario y rayan la denigración del alumno".

Metodología

La denuncia desgrana varios ejemplos: "En cuanto a la metodología asegura a los alumnos que quienes asistan a clase entrarán en la evaluación continua y serán eliminados con tres faltas de asistencia injustificadas. Pero no respeta tal norma, sino que procede a eliminar a los alumnos de forma indiscriminada y sin criterio alguno. Además designa de forma aleatoria a alumnos para que lean en clase con la única finalidad de esperar a que se equivoquen para en ese momento humillarlos públicamente sin ningún tipo de contemplación".

Una acusación grave: "Proceder a la lectura en público durante una clase de un correo privado de una alumna, enviado previamente en el que explicaba la causa de su falta ese día al encontrarse enferma". Subraya el escrito que "los alumnos en numerosas ocasiones hemos intentado cuestionarle sobre esto sin obtener respuesta y siendo ridiculizados con frases como que quizás deberían acudir a un psicólogo y no a la universidad. Sin percatarse de que pueden existir alumnos que tengan limitaciones a la hora de estudiar y comprender la asignatura, con el efecto de que muchos compañeros la han abandonado".

Otro capítulo de queja son los exámenes: "Los alumnos saben que es prácticamente imposible aprobarlos, no sólo por excesivamente difíciles -aprenderse de memoria las 450 páginas del manual de la asignatura, el Compendio de Derecho Marítimo de Ignacio Arroyo Martínez- o la forma de corrección tan subjetiva, teniendo que acudir los alumnos a una segunda o tercera convocatoria, sino porque el mentado profesor procede a repartir exámenes a determinados compañeros con las respuestas correctas marcadas. Eso genera discriminación y vulnera el derecho de igualdad de oportunidades. Además, conculca el artículo 24 de la Constitución española, que rechaza la discriminación en cuanto a sexo, raza, ideología, creencias, etcétera. Hay testimonios de numerosos alumnos que han tenido que volver a matricularse de la asignatura para poder aprobarla".

Normas de comportamiento

La denuncia continúa glosando los aspectos que se critican del profesor. El tercero es el de las normas de comportamiento en clase. Apunta el documento: "El referido profesor procede a discriminar a los alumnos en función de la vestimenta, siendo sometidos a comentarios ofensivos y discriminatorios en este sentido. Por ejemplo, no permite acudir a clase en pantalón corto pese a que las clases no están acondicionadas y la temperatura supera con creces la idónea. A sabiendas de que en la universidad pública como la Universidad de La Laguna no es necesario el uso de una estética definida, a excepción de las profesionales sanitarias".

Concluye así el escrito: "Pedimos que se proceda a separar de la docencia al profesor Enrique Perera García como consecuencia de su comportamiento discriminatorio con los alumnos".

Niega la mayor

Este periódico se puso en contacto con el referido profesor de la Universidad de La Laguna. El objetivo era pulsar sus reacciones sobre el asunto. Si bien este ya conocía la posible existencia del documento alusivo, no tenía la certeza, ni mucho menos se le ha remitido. Después de conocer todas y cada una de las acusaciones que los alumnos le imputan, el docente desmintió una por una a EL DÍA. Empero, rehusó hacer declaraciones de manera oficial al respecto. No responderá hasta que la documentación llegue a sus manos.

Al Servicio de Inspección

La rectora de la ULL, Rosa Aguilar, recibió el pasado 16 de octubre a este grupo de alumnos de Náutica a los que prometió, aseguran, "estudiar en profundidad la situación, intentar mediar con el docente acusado y llevar la problemática a la Inspección". Puestos en contacto con la rectora esta valora: "El caso del profesor de Náutica se va a remitir al Servicio de Inspección para que abra de inmediato un expediente informativo y aclare qué ha ocurrido. La denuncia que hacen los alumnos es muy seria y se debe investigar cuanto antes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook