07 de noviembre de 2019
07.11.2019

El Ministerio pide limitar la ingesta de pescado por contener mercurio

Recomienda reducir el consumo a tres o cuatro raciones por semana en la población general y procurar variar entre blancos y azules

06.11.2019 | 23:48
Un atún rojo, una de las especies de las que piden reducir su ingesta.

La Agencia Española Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha actualizado sus recomendaciones de consumo de pescado por la presencia de mercurio. Según sus nuevos estándares, piden limitar la ingesta de cualquier especie de pescado a 3 o 4 raciones por semana en la población general, y siempre procurando variar entre pescados blancos y azules.

En mujeres embarazadas o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia y los niños de hasta diez años, Sanidad recomienda no consumir los tipos de pescado con alto contenido en mercurio, como pez espada, emperador, atún rojo (Thunnus thynnus), tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y lucio. En niños de 10 a 14 años, apuestan por limitar a 120 gramos al mes su ingesta.

También en niños de 10 a 14 años, recomiendan 3 o 4 raciones por semana de especies con bajo y medio contenido, como abadejo, anchoa, arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, fogonero, carpa, chipirón, almeja, choco, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, lenguadina, lubina, mejillón, merlan, merluza, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón, salmón del Pacífico, sardina, sardinela, sardinopa, solla o trucha. No obstante, el Ministerio recuerda que comer pescado es "seguro, saludable y recomendable". Igualmente, defiende que el consumo de pescado conlleva efectos beneficiosos para la salud, ya que "aporta energía y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D". El mercurio es un elemento químico que forma parte de la composición natural de la corteza terrestre. Se libera al medioambiente como consecuencia de la actividad volcánica y la erosión de las rocas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook