06 de noviembre de 2019
06.11.2019

Premian a Canarias por un proyecto para llevar energía y agua a África

La consejera regional de Economía recoge en Madrid el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional

06.11.2019 | 15:38
La consejera regional de Economía, Carolina Darias.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Carolina Darias, ha recogido este miércoles en Madrid el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad al proyecto 'Clima-Risk' del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC).

Darias ha recogido el premio en calidad de presidenta del ITC, si bien ha estado acompañada por el gerente del ITC, Gabriel Megías, y por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, José Moya, según informó el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

La consejera canaria admitió que este galardón supone "un reconocimiento al encuentro entre el compromiso, el conocimiento y la acción pública a través de las entidades participantes, de los trabajadores y trabajadoras del Instituto y de la Consejería", para añadir que 'Clima-Risk' es un ejemplo de cómo concretar en una acción pública y privada el camino hacia la Agenda 2030.

Así, añadió que el proyecto en sí mismo es una lección "fantástica de un nuevo modelo de gobernanza" basado en la colaboración entre Cruz Roja Internacional, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria e Instituto Tecnológico de Canarias, todas ellas trabajando "al pie del terreno donde están las necesidades y las urgencias, que representan el compromiso sin límite".

En este sentido, también puso en valor a los trabajadores del ITC porque, dijo, son los protagonistas, ya que han puesto la tecnología al servicio de ese compromiso; y por último citó la acción pública, la "determinación del Gobierno de Canarias de entender que el camino para conseguir un desarrollo humano sostenible pasa por la generación y transferencia de conocimiento, algo que encarna perfectamente este proyecto".

El gerente del ITC, Gabriel Megías, explicó que Clima-Risk es un proyecto que en colaboración desde lo público con lo privado a través de asociaciones a favor de las personas en áreas geográficas, en especial del continente africano, especialmente sensibles a los desastres causados por el cambio climático se elabora un "prototipo para suministrar energía a zonas aisladas, con energías renovables, así como agua potable, frío y planificar al mismo tiempo una reordenación urbanística de esas zonas" para anticiparnos a posibles situaciones de emergencia climática.

El proyecto Clima-Risk significa 'Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad' y el mismo propone medidas desde diferentes frentes para "conseguir fortalecer a estos territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria en la que se vean amenazados los recursos básicos para la vida".

Para ello, desarrolla un software y tecnología GIS para monitorización del transporte de alimentos y mejora los tiempos de respuesta en el aprovisionamiento y ayuda humanitaria; establece estrategias de planificación territorial para la resiliencia ante situaciones de catástrofe natural y diseñar estructuras habitacionales de refugio; produce módulos de suministro de energía, agua y producción de frío alimentados exclusivamente con energías renovables para abastecer a zonas aisladas de la red eléctrica; e instruye a comunidades más sensibles al riesgo extremo por catástrofes naturales, con especial atención a la inclusión de la mujer.

El proyecto atiende a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas que persigue "no dejar a nadie atrás", así como acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Para ejecutar el proyecto se ha creado un consorcio encabezado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y que tiene como socios canarios la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria. También participan las Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC) con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde, entre otros.

Para ejecutarlo, tendrá un presupuesto de casi 2,5 millones de euros hasta el año 2020, cofinanciado en un 85 por ciento por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las acciones, los estudios y los desarrollos tecnológicos de Clima-Risk serán extrapolables a cualquier región del mundo con afecciones y situaciones de riesgo ante desastres naturales ocasionados por los efectos del cambio climático.
Id:PM0061

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook