02 de noviembre de 2019
02.11.2019

1.001 razones para estudiar árabe

Inquietud personal, atracción por la cultura o simple necesidad profesional son motivos para conocer un idioma cuyos alumnos de la Escuela Oficial ya tienen por fin su segundo profesor

02.11.2019 | 00:37
Imagen correspondiente a las jornadas culturales de árabe en la Escuela Oficial de Idiomas de Santa Cruz de Tenerife.

Después de mes y medio de iniciado el curso, los alumnos de Cuarto de Árabe en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Tenerife cuentan por fin - desde el pasado martes, 29 de octubre- con el profesor que faltaba para completar la plantilla y poder recibir todas las clases de la asignatura. Un alivio para quienes han optado por aprender el idioma del Islam por motivos tan diversos como la inquietud personal, el acercamiento a una cultura alejada, pese a la cercanía geográfica del Magreb, o la mera necesidad profesional.

Este grupo de alumnos afectados aclara de entrada: "Es impresentable y denota poca seriedad en la gestión de la EOI y la Consejería de Educación, así como una enorme falta de respeto a la inteligencia del alumnado, este retraso sin fundamento en la contratación del segundo profesor". A partir de ahí, los testimonios recogidos resumen un interés que crece cada año por el árabe. Hay alumnos entre 18 y 65 años en los cinco cursos que se imparten cada año. Gente que trabaja y otra muy activa, aún a las puertas de la jubilación. De amas de casa a emprendedores que se acercan al árabe. "Quería que mi currículo fuera diferente pero ha sido todo un descubrimiento en positivo. Me he enamorado del árabe y lo aprecio mucho mas que antes de empezar a estudiarlo". Lo afirma Arabia Pérez, una joven estudiante que acude al centro de la chicharrera calle Enrique Wolfson.

Por contra, David Quijada, mediana edad y en activo, resume:

"Trabajo y viajo, también a muchos países de cultura árabe. A raíz del 11-M me interesé por conocer más ese mundo y el idioma es una forma de comenzar a abrir puertas". Un tercer perfil es el de María Toledo que valora: "Lo estudio con la intención de mejorar mi proyección profesional. Me dedico a editora de contenidos de páginas web y he notado que en el día a día me hace mucha falta".

Otras reflexiones de estudiantes denotan cierta decepción. Por ejemplo la de Mirelys Reina: "Me duele porque da la impresión de que no se preocupan por nuestro curso ni se toman en serio que queremos estudiar árabe. Me apasiona su conocimiento pero si sé que iba a pasar esto desde el principio tal vez no me hubiera matriculado".

Verónica Betancort es otra voz joven y crítica: "Me gustaría dejar claro el agravio comparativo que sufrimos frente a otros idiomas y que me siento engañada porque nadie nos advirtió cuando nos matriculamos en Primero que no podríamos hacerlo completo. Por qué tiene que decidir nadie qué curso puedo estudiar y cual no. Yo elijo el árabe libremente porque me apetece estudiarlo. Y punto".

Tilman Schenckenbach

Tilman acabó los tres cursos de básico (1º, 2º y 3º) y los tres de intermedio (4º, 5º y 6º), pero se ve imposibilitado para continuar y terminar con los restantes de Avanzado (7º y 8º) porque nunca los ha ofertado la EOISC. De tal manera que no hay ninguna promoción de alumnos de árabe que haya completado sus estudios en los doce años que lleva impartiéndose este idioma en la EOI de Santa Cruz.

Tilman valora: "Mi trabajo como consultor en Recursos Humanos tiene un horario (y un jefe) muy flexible. Solo eso me ha permitido acabar el ciclo. Eso sí, recuperando mis horas de desplazamiento y aprendizaje por la tarde-noche". Añade: "He optado por no inscribirme como alumno en un curso inferior, matrícula que la EOI ofrece a quienes no pueden seguir avanzando porque no hay más oferta. La cobran a precio de repetidor, más cara que la regular y con una consecuencia: poco a poco voy perdiendo parte del nivel que tenía. Muchos alumnos de árabe ya se han perdido en el camino".

La empresa de Tilman ofrece test psicométricos online para analizar la personalidad de, por ejemplo, los candidatos a puestos de mando. Además de servicios de consulting para empresas, y personas individuales alrededor de la contratación y el desarrollo del personal. Ofrece servicios sobre todo en alemán e inglés, pero también en otros diez idiomas como el chino o el ruso. Hay un trabajo en juego "y es esencial que las personas entiendan el test muy bien y lo hagan en su idioma materno", explica.

"Actualmente, apostilla Timan, estamos en proceso de incorporar el árabe. La traducción ya está lista y nuestro programador tiene que añadirlo a nuestro sistema. Con el ciclo intermedio acabado, mis conocimientos todavía no son suficientes para ni siquiera aclarar una duda al cliente".

Otra razón para estudiar el árabe. Hay casi tantas como personas. Sin olvidar a los desempleados o los trabajadores en el sector hotelero y turístico. Una realidad variopinta y multitud de necesidades diferentes. En definitiva, como Scherezade con Haroun Al Rachid en el amor, son 1.001 las razones para conocer el idioma y la cultura árabes.

El árabe

  • 181 alumnos matriculados en las tres EOI de Canarias el curso 2018-2019. Una en Tenerife (EOISC), otra en Gran Canaria (EOILPGC) y otra en Lanzarote (EOI Arrecife).
  • 57 matriculados en el centro de Santa Cruz de Tenerife también con datos del pasado curso.
  • 293 firmas de apoyo recibió la campaña en change.org para dotar de profesorado a los cursos de árabe.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook