22 de octubre de 2019
22.10.2019

Circular imprudentemente con la bici o patinete puede suponer 6 años de cárcel

Las penas son diversas atendiendo a si existen fallecidos o lesionados

22.10.2019 | 15:09
Imagen de archivo de una persona montada en un patinete.

El fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha llamado a concienciar y educar en la movilidad sostenible atendiendo a las normas y señalización existente, advirtiendo en este caso que las imprudencias graves cometidas con bicicleta o patinete en las vías urbanas pueden alcanzar los seis años de prisión si hay dos fallecidos o una muerte y lesionados.

Las penas, ha indicado en rueda de prensa, son diversas atendiendo a si existen fallecidos o lesionados. Añadió que si no hay muerte pero sí lesionado las penas van de tres meses a tres años de cárcel. De todos modos, Vargas ha explicado que antes de llegar a la vía penal hay que educar, y después cuando se producen las imprudencias está la vía administrativa y la penal, todo dependerá de cómo se haya producido el accidente.

En relación con ello, ha recomendado a los usuarios de patinetes y bicicletas hacerse un seguro privado, ya que generalmente no lo tienen, si bien cuando se levanta un atestado una de las primeras actuaciones que se realizan es el embargo de bienes para que la persona pueda responder a los hechos cometidos.

Para Vargas "lo esencial" en todo lo relacionado con la movilidad sostenible en el marco urbano se encuentra en la educación, por ello consideró que en caso de que se observe una infracción "hay que evitar la impunidad, que se utilice el móvil" y que se denuncie ante la Policía Local, ya que apuntó que los usuarios de este tipo de vehículos deben interiorizar "las normas, que también las tienen".

LAS ACERAS SON PARA LOS PEATONES


El fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial ha dejado claro que en los núcleos urbanos las aceras son para los peatones, incidiendo en que hay tres colectivos vulnerables como son los niños, las personas de la tercera edad y los discapacitados.

Así ha defendido que la seguridad vial y la movilidad sostenible "es de todos", subrayando que desde el momento en que se sale de casa, están "todos y todos deben colaborar" para el desarrollo de la seguridad vial, ya que consideró que tanto ciclistas como personas que emplean el patín para trasladarse son "imprescindibles" para la convivencia, además de que "enriquece" la movilidad.

En relación con ello, incidió en que los ciclistas y los patinetes "no" pueden ir por las aceras, ya que "no pueden perturbar ni alterar" ese espacio, por ello recalcó que "su presencia es esencial --la de bicis y patinetes-- en las ciudades" pero que debe tener una convivencia "respetuosa".

Vargas ha realizado estas declaraciones tras mantener un encuentro de coordinación con fiscales, representantes de municipios de la provincia de Las Palmas y de la Guardia Civil donde se ha planteado la "siniestralidad creciente" de ciclistas y patinadores, aún exponiendo que el "99 por ciento" de los accidentes urbanos son casos de vehículos de motor.

Por ello, ha solicitado a las policías locales estadísticas de intervenciones que pueden ser sancionables, así como de sanciones realizadas.

En este sentido, apuntó que ante estas nuevas formas de movilidad urbanas, el Ministerio Fiscal ha asumido el compromiso de la movilidad sostenible, de ahí que en su visita a Canarias haya mantenido encuentros con ayuntamientos para explicarles que realizarán un seguimiento de los planes de movilidad, así como de las ordenanzas para aportar las propuestas que consideren necesarias.

CRECIENTE CONSUMO DE DROGAS

Por otra parte, Vargas explicó que también se ha tratado la necesidad de realizar más controles de velocidad y drogas desde los ayuntamientos porque, defendió, "eso es también movilidad sostenible". Por ello, agregó, se pedirá información a los consistorios sobre esos controles "esenciales".

Todo ello, dijo, porque se ha apreciado un "consumo creciente" de las drogas en personas que conducen, principalmente, de cannabis en ciertos sectores de edad con la idea de que es una "droga conveniente y benéfica". Si bien, expuso, se debería de informar de que la droga "es de letal incidencia en la conducción", sobre todo, el consumo de cannabis y cocaína.

Además expuso que hay una "alta cifra de impunidad" en el delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, hay "muy poca presencia penal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook