21 de septiembre de 2019
21.09.2019
Sanidad

En Tenerife esperan por una ecografía 9.984 pacientes y en Gran Canaria, 1.627

Los hospitales Nuestra Señora de Candelaria y Universitario de Canarias reúnen el mayor número de pacientes que aguardan cita

21.09.2019 | 01:58
Una paciente se somete a una ecografía.

Los hospitales Nuestra Señora de Candelaria y Universitario de Canarias -por este orden y ambos situados en la Isla de Tenerife- concentran el mayor número de pacientes que aguardan para someterse a una ecografía simple, tras presentar una suma de 9.984. Así lo refleja el balance del primer semestre del año, elaborado por la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico, que calcula las listas de espera para pruebas complementarias en el Servicio Canario de la Salud (SCS).

Siguiendo esta línea, y también por orden correlativo, los hospitales grancanarios pertenecientes a la citada administración pública -Doctor Negrín y el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno-Infantil (Chuimi)- señalan un cómputo de 1.627 personas (8.357 menos que en Tenerife), lo que se traduce en una diferencia de un 83,7%. Si bien es cierto, que teniendo en cuenta la evaluación realizada durante el mismo período del pasado ejercicio anual, ambas han logrado anotar una reducción que deja 168 usuarios menos en Gran Canaria y 311 en Tenerife.

Esta prueba diagnóstica continúa siendo la que más individuos a la espera de ser atendidos aglutina (12.428 en toda la comunidad), a pesar de haber experimentado una disminución de 117 pacientes con respecto al cierre de junio 2018. Sin embargo, si se establece una equiparación con los datos recopilados hace dos años, es posible apreciar un crecimiento cifrado en 1.531 pacientes, o en términos porcentuales, un alza del 14%.

Asimismo, la media de espera para este método diagnóstico se ha elevado 15 días en el transcurso de un año para el conjunto del Archipiélago, hasta alcanzar los 119. Cabe resaltar además que el promedio de demora es también más alto en Tenerife que en Gran Canaria -131 días, frente a 54-, un resultado que evidencia un empeoramiento con respecto al obtenido el pasado año, cuando se situaba en 116 días para Tenerife y 48 para Gran Canaria.

Centros

Haciendo referencia al resto de centros sanitarios, y tras el Chuimi, es el General de Fuerteventura el que más pacientes aúna en lista de espera para esta prueba, con 379 nombres (suma 117). El Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote ocuparía la siguiente posición con 307 individuos (238 más), seguido del General de La Palma, con 130 (suma 12); y de Nuestra Señora de Guadalupe -La Gomera-, con tan solo una persona (dos menos). El Hospital Insular de Nuestra Señora de Los Reyes -El Hierro- cierra el semestre sin anotar pacientes en la lista.

Por lo que concierne a las otras pruebas más demandadas en la comunidad autónoma, la endoscopia ocupa el segundo lugar al contabilizar a 6.102 pacientes (292 más que en junio de 2018), con una demora media de 206 jornadas (nueve más). Seguidamente se sitúan los ecocardiogramas, con 3.648 pacientes (135 más) y 122 días (incremento de dos jornadas). Toman el relevo las resonancias magnéticas nucleares (RNM), al arrojar un destacado crecimiento de 1.099 pacientes y alcanzar los 2.577. No obstante, se ha logrado reducir la espera en 19 días, quedando cifrada en 122.

Por detrás de esta técnica de diagnóstico por imagen se sitúa la tomografía axial computarizada (TAC), con 1.664 ciudadanos (448 más que el pasado año) y un promedio de 89 días de espera (10 más). Por su parte, la mamografía ocupa el sexto lugar en volumen de usuarios en el servicio, al reunir a 1.088 mujeres (frente a las 897 del pasado año) y con 106 días de demora (quince más). Por último, se encuentran las ergometrías -pruebas de esfuerzo- que concentran a 764 individuos (77 más) y manejan un promedio de espera de 65 jornadas (22 menos).

30.000 ciudadanos, en las listas de pruebas complementarias

En total, 28.251 usuarios del Servicio Canario de la Salud permanecen a la espera de someterse a alguna prueba complementaria en el Archipiélago, 1.503 más que durante el mismo período del pasado ejercicio anual. Por lo que respecta a la demora general que contemplan estas técnicas diagnósticas, cabe resaltar que apenas se percibe la variación, tras haber aumentado tan solo un día el retraso y alcanzar las 118 jornadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook