17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Vuelta al 'cole' diferente desde la igualdad

Un total de 330 alumnos canarios con discapacidad visual han iniciado las clases con el apoyo integral de 17 profesores que les prestan atención individualizada con base en el convenio de la ONCE con Educación

17.09.2019 | 00:47
Dos niños practican la lectura en braille en un aula en la que conviven alumnos con discapacidad y los que no la tienen, en una imagen cedida por la ONCE para ilustrar el inicio de las clases en el curso 2019-2020.

Lo define José Antonio López Mármol, delegado territorial de la ONCE en Canarias: "Este es un modelo pionero y único que permite poner en práctica la igualdad en el aula de los niños con discapacidad visual. En clases ordinarias y junto con otros compañeros que no la tienen. Desde el curso 86-87 está en marcha en Canarias a través de un convenio de colaboración con la Consejería de Educación. Igual que en el resto del país". Se refiere a la vuelta a clase este mes de los 323 estudiantes ciegos o con discapacidad visual grave de la comunidad. Para garantizar su absoluta normalización, alrededor de 17 maestros y maestras se encargarán de ofrecer una atención educativa individualizada en función de las necesidades de cada uno.

Más del 99% de este alumnado estudia en centros educativos ordinarios, en los que cuentan con el apoyo de los denominados equipos de atención educativa a las personas con discapacidad visual (EAEPDV).

Estos 17 maestros (5 de la ONCE y 12 de las Administraciones públicas) conocidos como MAI (maestros de atención integral) son la referencia del plan individual del alumno asignado en cada zona, con una cobertura que comienza con el nacimiento -con un programa de atención temprana- y sigue con la Educación Infantil (46 escolares este curso); Primaria (55) y Secundaria Obligatoria (43); Formación Profesional (14); Bachillerato y Universidad (17) u otras enseñanzas (138). Incluso en la etapa adulta si se trata de estudios reglados.

López explica: "El sistema es igual para colegios públicos, concertados o privados. Se aplica en cualquier centro donde haya niños con discapacidad visual".

Respecto a los profesionales "los nuestros son fijos y los de la Administración cambian. Reciben una formación inicial aquí y la amplían en Madrid. Además de la formación continua que les ofrecemos. Desde Tenerife se ocupan de La Gomera y El Hierro porque hay muy pocos casos".

Estos profesores guían a los niños desde el conocimiento de lo que necesitan del sistema braille a la tinta ampliada. La ONCE garantiza la atención especializada con el material lectivo, la adaptación al puesto del alumno y el acceso a las nuevas tecnologías como la informática".

La tarea del maestro o maestra consiste en valorar al alumnado y elaborar una propuesta de intervención aplicada individualmente. Esto requiere la coordinación en una tarea multidisciplinar con otros profesionales, de la ONCE o la Administración.

En función de las necesidades del alumno, la atención puede variar. Del seguimiento, asesoramiento y orientación al centro escolar a una intervención directa para garantizar su inclusión dentro y fuera del aula, tanto en aspectos académicos como en lo relacionado con lo social -recreo, deporte u ocio y tiempo libre-. La necesidad de desplazamiento otorga a este grupo de maestros la condición de itinerantes. Con visitas diarias, semanales, quincenales o trimestrales, según las necesidades.

Las áreas de intervención son muy diversas y empiezan con los primeros años y las instrumentales básicas para recorrer el uso de la tecnología, autonomía personal, competencia social, estimulación visual... Todo para cumplir con dos premisas que lo mueven todo en este complejo proceso: normalización e igualdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España