03 de septiembre de 2019
03.09.2019
la 'batalla' por un gran telescopio

Rebolo: "El Consorcio está dividido en la elección entre La Palma y Hawái"

A dos meses de reunirse para elegir qué isla podrá albergar la gran instalación científica, las instituciones promotoras muestran aún reticencias por la Isla Bonita a pesar de la continua oposición de Mauna Kea

03.09.2019 | 01:04
Representación del Telescopio de Treinta Metros en su emplazamiento en La Palma.

"Hay una parte que está por la labor, y otros que quieren seguir insistiendo en ubicar el Telescopio de Treinta Metros (TMT) en Hawái. Están divididos". Así lo constató el director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, que recordó que el Consorcio Internacional del TMT, también conocido como The Thirty Meter Telescope International Observatory (TIO), tendrá que tomar una decisión "tarde o temprano". "Ojalá sea la de venir aquí", confió Rebolo.

Posiblemente ese momento llegue a finales de octubre, cuando el consorcio -formado por instituciones de Estados Unidos, Canadá, China, India y Japón- ha establecido una fecha para reunir a sus miembros y (quizás) decidir el emplazamiento final de la gran instalación científica: si en La Palma o en Hawái.

"Por eso es tan importante que haya manifestaciones de apoyo por parte de las instituciones canarias", resaltó Rebolo, que, en el día de ayer, se reunió con el presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, para debatir con él, entre otros asuntos, del TMT. "Es un proyecto muy importante que será referente mundial en esta rama de la ciencia (la astrofísica)", remarcó el director de lAC.

En este sentido, Matos, en declaraciones a Efe, admitió que este proyecto "tiene su repercusión" para la sociedad canaria. Asimismo, afirmó que si la Isla Bonita lograra configurarse como la preferencia del Consorcio, la instalación supondría un impulso importante para la investigación astrofísica en Canarias convirtiendo al Archipiélago en un "referente internacional" que debe potenciarse. Además, alegó, que La Palma lo albergue favorecerá la diversificación económica del archipiélago.

Algo en lo que también hizo hincapié el director del astrofísico, que concluyó que, con el TMT, "Canarias será el núcleo científico de la astrofísica mundial en el siglo XXI". Rebolo, en este sentido, pidió al Parlamento de Canarias que barajara la posibilidad de emitir una declaración unánime de apoyo al gran telescopio. Una petición que también ha realizado a otros órganos institucionales para que el Consorcio "crea en un futuro asociado a Canarias".

Matos, por su parte, insistió en que el proyecto cuenta con el apoyo social de la comunidad en Canarias, representado en este caso en el Parlamento canario, lo que provoca que la candidatura "gane enteros", además de que las Islas están técnicamente "preparadas".

A pesar de las protestas

El pasado 15 de julio La Palma se convirtió en "una posibilidad real" para albergar esta gran construcción científica, justo después de que las protestas en Hawái se reavivaran por la inminente construcción del edificio. "La situación allí es lamentable", concluyó Rebolo en referencia a los continuos bloqueos que los nativos hawaianos han realizado a los pies de la montaña sagrada, Mauna Kea, donde se pretendía empezar a construir la primera fase del edificio, la base. No obstante, señaló que es "difícil saber cómo va a evolucionar".

Es la cuarta vez que la construcción de la gran instalación científica se ve truncada por las protestas de los nativos. La primera ocurrió el 7 de octubre de 2014, cuando los operarios, listos para empezar a construir, se toparon con un grupo de nativos que les bloqueaba el paso de acceso a Mauna Kea. Esta estampa se repitió las siguientes dos ocasiones en las que el Consorcio intentó empezar los trabajos de instalación. Este año, cuando el conflicto se creía ya resuelto, el 31% de la oposición nativa al telescopio volvió a hacer acto de presencia.

Pero esta vez no fueron solos. Distintas celebridades se han unido a la causa de los nativos hawaianos para pedir que el TMT no se construya en su montaña sagrada. Su mayor apoyo ha sido el actor protagonista de Aquaman, Jason Momoa, que no solo se ha unido a la causa acompañando al resto de nativos en los pies de la montaña, sino que ha difundido mensajes de apoyo en sus redes sociales como "El hecho real es que Mauna Kea+TMT=profanación. La solución TMT + Islas Canarias= descubrimiento".

"Respetamos a quienes expresan oposición y entendemos el dolor que sienten, sin embargo, el debate no se va a cerrar, se construya o no el TMT", afirmó el organismo internacional, que aún alberga esperanzas de poder llevar a cabo los trabajos en la isla del pacífico. "Creemos poder encontrar un camino a seguir de manera segura y pacífica, y con respeto mutuo", insistió el consorcio. "Hawái es el sitio preferido para el TMT", afirmó el TIO.

Agilización de trámites

Mientras aguardan la decisión final de los miembros promotores de esta iniciativa científica, Canarias ha empezado a acelerar los trámites para conseguir la "concesión de una extensión del observatorio", el espacio elegido por las instituciones canarias para albergar el TMT. Se trata del lugar más favorable para la observación astronómica y el que tiene menos repercusiones para la flora y la fauna local, según la declaración de impacto ambiental publicada en enero.

Las acciones en las que están trabajando tanto el Gobierno autonómico, como el estatal con la ayuda del IAC, consisten en lograr recabar todos los permisos de instalación (concesión demanial y las licencias municipales, principalmente) en un plazo de dos meses. "Creemos que la concesión de la ampliación podría estar lista a mitad de septiembre", concluyó Rebolo, que recordó que eso pondrá la pelota en el tejado del Ayuntamiento de Puntagorda, encargado de proporcionar la licencia de construcción.

Cabe recordar que el proyecto cuenta desde 2016 con la declaración de interés estratégico, en virtud a lo dispuesto en la Ley 3/2015 de Tramitación Preferente de Inversiones Estratégicas. De esta manera, cuenta con el total respaldo de las administraciones estatales y autonómicas, por lo que cuenta con un trato especial para complementar los trámites burocráticos que pudieran afectarle. Ante todo, Rebolo remarcó que el TMT "es un proyecto importante para la humanidad y de servicio al mundo, y La Palma, pero también Canarias, podrá beneficiarse de ello".

"No va a ser enorme"

El Telescopio de Treinta Metros (TMT) ocupará un 1% del espacio del Observatorio del Roque de Los Muchachos. Según afirmó el director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, la gran instalación científica no llegará a ocupar la totalidad del porcentaje límite que el astrofísico tiene para albergar instalaciones científicas en este emplazamiento. "Por el Plan de Ordenación del municipio, hemos adoptado un límite de licencia de construcción del 5% en la zona", afirmó Rebolo. "Seguiremos ajustándonos al Plan", concluyó e insistió en que con la instalación del TMT se habrá ocupado el 3% del espacio. Por tanto, insistió que la instalación "no va a ser enorme".

Uno solar y otro robótico

El IAC está trabajando para traer a Canarias dos telescopios nuevos: el Telescopio Solar Europeo (ESL) y un telescopio robótico de cuatro metros "que será el más grande de su clase". Ambos, sin embargo, están pendientes de encontrar financiación. "La física solar es muy importante para conocer mejor a nuestra estrella y, ante fenómenos como la relatividad, la humanidad no se puede permitir perder esta oportunidad", insistió Rebolo. Asimismo informó de que el robótico ocupará el espacio de uno de los telescopios que ya están instalados, jubilando a este último.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook