11 de agosto de 2019
11.08.2019

Oriol Puig: "En el Sahel se está interviniendo tarde, mal y de manera contraproducente"

Especialista en migraciones internacionales hacia Europa y transaharianas, visitó recientemente Gran Canaria para participar en una jornada informativa celebrada en Casa África

11.08.2019 | 02:46
Oriol Puig, en la biblioteca de Casa de África en la capital grancanaria.

Oriol Puig Cepero (Granollers, 1984) es investigador del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Autónoma de Madrid además de periodista y doctor en Antropología Social. Especialista en migraciones internacionales hacia Europa y transaharianas, visitó recientemente Gran Canaria para participar en una jornada informativa celebrada en Casa África, una oportunidad para tratar las problemáticas más actuales de la zona. Desde su punto de vista, la Unión Europea no está llevando a cabo una buena política migratoria: "El aumento de obstáculos en las fronteras ha producido más personas fallecidas".

¿Qué mensaje busca transmitir en las jornadas sobre el Sahel en las que participa?

Hay que rebatir los discursos dominantes y hegemónicos que parten de premisas falsas sobre las que se construye el discurso de la migración. La primera idea que debe quedar clara es que las migraciones intrafricanas son muy superiores a las migraciones que vienen hacia Europa. En África Occidental un 90% de las personas que se mueven lo hacen en los países del entorno, y del 10% restante no todos quieren ir a Europa, muchos buscan llegar a Estados Unidos o a Asia. La otra idea es que en los países del Sahel se está intentando condicionar la ayuda al desarrollo al compromiso de los Estados a contener la migración. Desde la Unión Europea se financian proyectos de desarrollo en esos países para que la gente no venga hacia Europa. Pero eso está demostrado que es falaz porque a mayor desarrollo se produce una mayor migración, y no al revés.

Al hablar de migraciones usted suele utilizar la expresión "el Sáhara es un desierto en movimiento". ¿Qué implica esta frase?

La frase es de un autor francés y la utilizo para reforzar mi idea de que la migración no se va a parar. La Unión Europea dice que los flujos por zonas como Níger han disminuido en un 90% desde que en 2015 con la cumbre de la Valeta se creara un fondo fiduciario para intentar frenar la migración, pero esto no es real. La migración no se para, hemos visto como se están reconduciendo las rutas hacia Mali. Nuestra hipótesis es que si tu bloqueas por un lado, obligas a la gente a que pase por caminos más peligrosos, más caros. Cuando decimos que es un desierto en movimiento es porque durante siglos se ha movido la gente por esos países sin querer ir a Europa para nada. Con estas políticas de externalización de fronteras por parte de la UE lo que se está haciendo es reforzar las propias fronteras de los países de este desierto, impidiendo propias movilidades que se daban históricamente en la zona.

¿En la actualidad hay mayor número de migraciones?

Estamos creando un relato y creemos que la gente se mueve más. Vemos los muertos en el Mediterráneo y la frontera sur y nos da la sensación de que nos movemos más, pero en el fondo es todo lo contrario. Estamos en una de las sociedades más sedentarias que ha habido en la historia. Solo un 3% de la población mundial se mueve. Los periodistas estamos basándonos en las consecuencias de las políticas que crean obstáculos a las migraciones, por eso la gente muere más, pero no porque se muevan más, sino porque hay más obstáculos. Estamos obsesionados en intentar atacar las causas de la migración cuando tendríamos que estar obsesionados en pensar por qué le tenemos tanto miedo al mestizaje y a que la gente pueda venir hacia Europa. Nos creemos el centro del mundo, pero no es así, por mucho que se abrieran las fronteras la gente no querría venir.

¿Cómo debería actuar la UE antes las migraciones?

La UE tendría que cumplir el pacto mundial para las migraciones. Yo soy muy crítico con ese pacto porque creo que se queda corto pero este aboga por una migración ordenada, segura y legal. Los países miembros deben apostar por una migración así, que de más vías legales y seguras a esta gente que se va a mover sí o sí.

¿Qué opina de la gestión de la crisis de los cayucos en Canarias?

La gestión de la migración de la crisis de los cayucos es la que se da como ejemplo de éxito en todos estos países, pero yo lo que digo es que justamente lo que está pasando en estos países es consecuencia de que se cerrara esta ruta. Cuando tu cierras una se abren otras rutas y es lo que pasó. Se cerró Canarias y se abrió Mauritania, y después Níger, se cierra Níger y se pasa por Mali. Y estamos dando la misma respuesta diciendo que es una respuesta de éxito cuando lo que está haciendo es complicar muchísimo más la situación. Estás obstaculizando a la gente que seguirá partiendo igual por distintas cuestiones, no solo económicas. Desde mi perspectiva se tienen que dar mas vías legales y seguras.

¿Cree que España es un país tolerante con los inmigrantes?

Yo creo que sí , que somos tierra de paso, lo hemos sido históricamente. Podemos ser más abiertos en algunos aspectos y más tolerantes a nivel cultural. Si hablamos de las medidas de los políticos, creo que las medidas del gobierno socialista actual y de otros gobiernos europeos en el fondo no se diferencian tanto como pretenden. Si realmente el socialismo español quiere influir en Europa lo que tiene que hacer es cambiar los paradigmas que están guiando estas políticas migratorias de repliegue. Y desafortunadamente creo que no va a ser así.

¿Cómo ve el futuro?

Soy un poco escéptico en lo que puede pasar en el futuro con el tema de las migraciones, creo que hay muchos intereses creados en torno al negocio en el que se ha convertido la migración. Siempre hablan de mafias, que es un concepto etéreo donde cabe todo lo que no es del sistema, y hay muchos negocios que no están estipulados como mafias, que forman parte del sistema y que luego se están lucrando, por lo que para mí también funcionan como mafias. Son empresas multinacionales que se están lucrando con el negocio de la seguridad y la migración. Se está interviniendo en el Sahel tarde, mal y de manera contraproducente.

¿Cuáles son las oportunidades que podrían ofrecer esos países del Sahel al resto del mundo?

Muchas. Enriquecimiento mutuo de los países que, a pesar de ser los más pobres, son territorios de antiguos imperios africanos y creo que tienen mucho que ofrecernos a nivel cultural, mucha riqueza. Hay muchas ciudades que antes eran turísticas, como Tombuctú o Agadez. En 2009 tu podías ir al desierto de Níger sin ningún problema y ahora no lo puedes hacer. Nos deberíamos preguntar por qué ocurre esto. Es la historia de la humanidad, los países ricos ofrecen soluciones a los países pobres y ellos tienen que acatar porque el margen de maniobra a la hora de negociar es muy desigual. Yo hablo de imposición de políticas porque el margen de maniobra es mínimo, con eso no eximo de responsabilidad a los propios países africanos, a los gobiernos africanos que tienen su parte de responsabilidad, pero cuando tu tienes una relación de poder tan desigual es imposible que no hables de imposición.

Está aumentando la migración femenina en estas zonas de África ¿Cómo es la situación de la mujer en estos países?

Hay una feminización de la migración, sobre todo en Níger. Lo vemos en relación a las movilidades que se dan procedentes de Nigeria y Ghana, que pasan por Níger y que van hacia países del Magreb, en este caso muchas buscan llegar a Europa. Tenemos que empezar a pensar en las mujeres como propios agentes, como agentes de migración y de su propia vida. En Níger, Mali y Burkina Faso hay una división sexual del trabajo muy acentuada. Hay factores culturales que no tenemos tiempo de diseccionar, pero sí, cada vez hay una mayor feminización de la migración, cuando se cierran rutas y se empuja a las personas a la clandestinidad, parte de estas personas son mujeres y ellas son dobles víctimas en tanto que son emigrantes y en tanto que son mujeres, es decir que ellas sufren mucho más que los hombres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook