08 de agosto de 2019
08.08.2019

Las Perseidas, en directo desde Marruecos

Una expedición de científicos canarios viaja al país vecino para realizar una retransmisión de la lluvia de estrellas, fenómeno que tendrá su pico de máxima actividad entre el domingo y el martes próximos

08.08.2019 | 00:50
Observatorio del Teide durante la lluvia de estrellas del año 2016.

Un grupo de científicos canarios viaja hoy al Atlas de Marruecos para retransmitir en directo la lluvia de estrellas de las Perseidas. La expedición está organizada por la Asociación Shelios, que dirige Miquel Ricart, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias. El fenómeno tendrá su pico de actividad en las próximas noches del domingo al martes. El momento más adecuado para realizar la observación será en la madrugada del próximo lunes al martes, justo antes de que amanezca y cuando la Luna se haya puesto.

Según los cálculos de los modelos estándares, se podrán observar en torno a 100 meteoros por hora. No obstante, este año la luna llena dificultará la observación de los más débiles. El directo se emitirá a través del canal de Youtube Sky-Live.tv en la noche del próximo lunes 12 al martes 13 a las 00:15 hora local canaria.

Los ingenieros, informáticos y físicos que viajarán a Marruecos estarán acompañados por un grupo de fotógrafos y otro de estudiantes de bachillerato. Estos últimos han pasado una selección y su papel será principalmente didáctico, por ejemplo, en la realización de experimentos relacionados con la dinámica de los meteoros: su altura, trayectoria, órbita, etc.

¿Por qué Marruecos?

La expedición saldrá hoy desde Tenerife y volverá el 21 de este mes. Hasta el martes día 13 permanecerán alojados cerca del Observatorio de Oukaimeden para realizar la retransmisión en directo. En los días posteriores se internarán algo más en el Sáhara y acamparán para continuar con las labores de investigación.

Marruecos ha sido el emplazamiento elegido porque la asociación tiene colaboraciones con grupos de sus universidades y del observatorio. De hecho, en viajes anteriores han instalado varias cámaras de vigilancia de caída de meteoritos. Resulta que Marruecos, gracias a la escasez de lluvias y a la extensión de su territorio, reúne las condiciones idóneas para observar estos cuerpos. Si cayeran en Canarias, probablemente acabarían en el mar. En esta ocasión, aparte de consultar las grabaciones obtenidas, tendrán que reparar una de las cámaras.

La expedición cuenta con el apoyo del IAC, el proyecto europeo Stars4ALL y el Observatorio de Oukaimeden, desde el que se va a realizar la observación. Por su parte, la retransmisión se enmarca en las Iniciativas de Contaminación Lumínica del Stars4ALL y cuenta con la colaboración de otros dos centros españoles de supercomputación: el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas y el Consorcio de Servicios Universitarios de Cataluña.

Contadores de Estrellas

Una vez finalice la lluvia de estrellas, los científicos calcularán las tasas de actividad de las Perseidas, es decir, cuántos meteoros han caído por hora y enviarán los datos a la Organización Internacional de Meteoros. En esta tarea podrán colaborar por primera vez los amateurs de la astronomía y el público en general. El IAC y la Universidad Politécnica de Madrid con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología han creado el proyecto Contadores de Estrellas. Siguiendo una guía y a través de unas apps se podrá realizar el conteo desde los propios teléfonos móviles. Más información en la página web del proyecto.

El reto es conseguir que de manera sencilla cualquier persona pueda participar y entienda este fenómeno astronómico, así como otras curiosidades del cielo que están descritas en la guía. Esta actividad se plantea para realizarla en familia o en equipos, dado que el evento coincide en muchos casos en período vacacional y es muy habitual que los ciudadanos aprovechen la ocasión para salir a observar.

Contadores de Estrellas también pone a disposición de sus usuarios una radio en la que el ciudadano podrá escuchar cada una de las estrellas fugaces, gracias a una antena instalada en el Observatorio Astronómico de la Agrupación Astronómica Madrid Sur (AAMS). Con esta iniciativa se pretende hacer accesible la astronomía a personas invidentes o con alguna discapacidad visual.

Por su parte, el portal Sky-Live TV tiene un amplio recorrido en la retransmisión de este tipo de fenómenos, con más de 6 millones de visualizaciones en su canal. Las lluvias de estrellas las suelen captar desde el Observatorio del Teide. No obstante, se han desplazado a Islandia y a Groenlandia para retransmitir las auroras boreales y a Chile, Namibia o Estados Unidos para los eclipses, tanto de sol como de luna.

Partículas diminutas

Las llamadas estrellas fugaces son, en realidad, pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas o asteroides a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. Estas partículas se desprenden debido al deshielo producido por el calor solar. La nube de partículas resultante (llamados meteoroides) se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su órbita alrededor del Sol. Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad (en torno a 60 kilómetros por segundo) en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros.

El cometa 'Swift-Tuttle'

La actividad de las Perseidas, que tiene como progenitor al cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1862, y actualmente con un tamaño aproximado de 26 kilómetros de diámetro, es el mayor objeto que de forma periódica se acerca a la Tierra. Este cometa recibe su nombre de sus descubridores: Lewis Swift el 16 de julio de 1862 y Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862. Según un artículo en New Scientist, la órbita del cometa podría llevarlo a impactar con la Tierra o la Luna, aunque de suceder, posiblemente no tendría lugar durante los próximos dos milenios. Aun así, hay que tener en cuenta que el meteorito que supuestamente extinguió a los dinosaurios medía tan solo 10 kilómetros.

Lágrimas de San Lorenzo

Cuenta la tradición cristiana que san Lorenzo sufrió un auténtico calvario el 10 de agosto del año 258, cuando fue quemado vivo en una hoguera en Roma. Una muerte lenta, en una parrilla, a manos de sus captores, los romanos. La leyenda dice, incluso, que san Lorenzo llegó a mencionar mientras se quemaba en la hoguera: "Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho". Las lágrimas de ese cruel martirio han pasado a la historia y son las que dan nombre precisamente a la lluvia de estrellas más popular del verano.

Perseidas

Esta denominación proviene de la mitología griega. En el firmamento existe una serie de constelaciones, cada una bautizada con el nombre de un personaje griego. La que se relaciona con este fenómeno es, como cabe espera, la constelación de Perseo. Esto se debe a que, en el momento en el que tiene lugar la observación de esta lluvia de estrellas, da la impresión de que estos meteoros provienen de dicha constelación, aunque en realidad no sea así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook