05 de agosto de 2019
05.08.2019

La pesadilla de una ganadora de Supervivientes: de la fama a esconderse en su barrio

Los amigos están preocupados por su estado de salud

05.08.2019 | 11:49
La pesadilla de una ganadora de Supervivientes: de la fama a esconderse en su barrio

No siempre ganar dinero y triunfar en la televisión supone buenas noticias. Y sino que se lo digan a Miriam Sánchez, la excolaboradora de Mediaset que en el año 2008 (hace más de una década) se alzó con la victoria en el concurso Supervivientes que llevaba por título "Perdidos en Honduras" y que había presentado Jesús Vázquez en Telecinco. En teoría Sánchez estaba llamada a ser un juguete más del universo Mediaset. Y lo empezó siendo pero no acabó su transformación.

Supervivientes es, de hecho, uno de los programas de Telecinco que más famosos fabrica. De hecho para muchos el premio no es ganar finalmente el concurso y hacerse con el cheque reservado a quién logre estar más semanas en la isla . Para muchos la principal recompensa es conseguir otros platós y que los llamen a colaborar y a entrevistarles en otros formatos de la misma casa. Pero en el caso de Sánchez no fue así.

Una vez que consiguió la fama la joven logró en un primer momento convertirse en asesora del amor de Mujeres y Hombres y Viceversa (otro de esos concursos en los que Telecinco va "colando" sus famosos). Pero no hizo más. Luego dejó la televisión y desde entonces no se ha sabido mucho más de ella. Pero la alarma saltó estos días.

Según informó esta mañana el programa Socialité hace tiempo que sus familiares y amigos no saben nada de esta exconcursante de Supervivientes. Su estado de salud preocupa. En su barrio ni tan siquiera la ven. Lo único que se sabe es que va a pasar por quirófano. Que quiere un cambio de vida y lo quiere de manera radical.

"No nos coge el teléfono a nadie", resumió en declaraciones al citado programa de Telecinco una amiga de la joven. Otro de los protagonistas de esta extraña historia, el bailarín Cristo Vivanco, afirma que todo se debe a que Sánchez ha decidido alejarse por completo de los focos, de la fama y de todas las consecuencias que esto conlleva. "Quiere vivir su vida sin contarlo, es un cambio que hay que respetar", sentenció tratando por lo tanto de quitarle un poco de importancia o al menos de gravedad a lo que estaba sucediendo con una joven que llegó a convertirse hace más de una década en uno de los rostros más populares de Telecinco y por lo tanto de la televisión en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook