Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera están provocando un aumento del PH en el agua de los océanos, lo que se conoce como acidificación. Esto pone en peligro las estructuras de carbonato cálcico, es decir, las conchas de los moluscos. Por ello se hace necesario obtener datos sobre cómo funciona la transferencia de CO2 en las zonas costeras.

Es una de las primeras conclusiones de CanBIO, un proyecto de investigación en el que participan las dos universidades canarias -La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria-, las ONG Elasmocan y Avanfuer, y que está financiado por Fundación Loro Parque y el Gobierno de Canarias, que invertirán 2 millones de euros en los próximos dos años.

La investigación ya tiene sus primeros resultados y han sido presentados en un congreso internacional de la Red Mundial de Observación de la Acidificación de los Océanos en Hangzou, China. Los datos han sido obtenidos por el grupo QUIMA del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria mediante equipos situados en barcos de Fred. Olsen, Benchijigua Express y NISA Marítima.

Estas mediciones de intercambio de CO2 entre la atmósfera y el océano en las aguas de Canarias y la parte norte de la Macaronesia han puesto de relieve la complejidad de la región costera. Las investigaciones han mostrado que en un ámbito geográfico reducido, hay zonas que funcionan como sumideros de CO2, mientras que en otras se transfiere el gas del mar a la atmósfera. Este congreso ha reunido a científicos de todo el mundo y ha permitido hacer un repaso del estado actual de la acidificación de los océanos, así como analizar las amenazas y la sostenibilidad.

Wolfgang Kiessling, fundador del Loro Parque, habló ayer de este proyecto en el que se ha involucrado la fundación del zoo. También se mostró preocupado por el crecimiento de la humanidad: "La cantidad de habitantes del planeta se ha cuadruplicado desde que yo nací y prácticamente hemos consumido todos los recursos que este mundo nos ha ofrecido", y añadió: "Los movimientos de la juventud contra el cambio climático, el plástico o el maltrato de animales tienen derecho a existir". También comentó: "No debemos olvidar que no podemos vivir sin plástico; solo podemos reducir su uso allí donde tengamos la capacidad de intervenir".

El director de Loro Parque Fundación, Javier Almunia, también habló del compromiso que la compañía tiene con los espacios naturales: "Tenemos la misión de sensibilizar sobre los problemas que está causando la sociedad. Los plásticos son uno de ellos. Se estima que para 2025 habrá una tonelada de plástico por cada tres de pescado y que en 2050, si continuamos a este ritmo, habrá más toneladas de plástico que de pescado en el océano". Por ello, tanto Siam Park como el Loro Parque y Poema del Mar están siguiendo una política de eliminación de plásticos de un solo uso y de búsqueda de alternativas como el plástico compostable.

Siam Nights

En la rueda de prensa que ofreció ayer Loro Parque para hablar de sus proyectos sostenibles también se nombró el Siam Parkiam y del hecho de llevar 6 años seguidos siendo nombrado mejor parque acuático del mundo. Así, entre 2014 y 2019, Siam Park ha sido el mejor calificado en esta categoría por los usuarios de Trip Advisor. De hecho, es el único que ha ganado este premio desde que el portal de viajes inaugurara la categoría de parques acuáticos hace seis años. Por si fuera poco, es el único parque europeo situado entre los 25 mejores del mundo, compitiendo con los de países como Emiratos Árabes o EE UU. Este mes, además, Siam Park abre los viernes y sábado por la noche en las Siam Nights. El horario será de 20:00 a 00:00 horas.