26 de julio de 2019
26.07.2019

Europa se achicharra

Los termómetros superan los 40 grados en muchos puntos del continente y baten récords en Francia, Alemania o Bélgica

26.07.2019 | 00:24
Un niño juega en una fuente en Bruselas, donde se está dejando sentir mucho la ola de calor.

Cuidado con los incendios

Las altas temperaturas que se registran estos días en Canarias tienen una primera consecuencia: el riesgo extremo de incendios forestales. La única Isla en alerta es Gran Canaria pero los medios contraincendios del resto también están en preaviso, especialmente en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que también está registrando temperaturas por encima de los 30 grados. Ante estas condiciones, hay que extremar las precauciones.

Europa se derrite bajo un sol de justicia. La segunda ola de calor del verano en el viejo continente no da tregua y ayer las temperaturas tocaron techo, con registros récord en Francia, Alemania, Bélgica y Holanda, a la espera de que el mercurio inicie un descenso hoy con la llegada de varios frentes, hasta 10 grados durante el fin de semana. La web meteorológica europea -www.meteoalarm.eu- refleja avisos de nivel rojo -peligro extremo- en Bélgica, Francia, Croacia y Luxemburgo y naranja -peligro- en Alemania, Austria, Suiza, República Checa, Dinamarca, España, Italia y Holanda.

Las autoridades extremaron ayer las medidas de emergencia en hospitales, guarderías, geriátricos y otros puntos vulnerables de numerosas ciudades europeas e insisten en sus llamamientos a la población para que tomen las debidas precauciones, informó la agencia Efe. Tras vivir la noche más calurosa de su historia, Francia encabezó ayer de nuevo el ranking de temperaturas extremas y anotó los registros más altos hasta la fecha en diversas localidades del norte -42 grados en París, 41 en Reims y 40 en Lille- que obligaron a decretar la alerta roja en 20 departamentos. La web Météo France recogió durante la noche del miércoles una media de 21,4 grados en las 30 estaciones que toma como referencia nacional -una décima más que el nivel más elevado constatado hasta ahora- y marcas de hasta 25 grados en el parque de Montsouris y en Cognac y 24,8 en Toulouse y el aeropuerto de Charles de Gaulle. El calor agravó además el problema de contaminación por ozono en las grandes áreas urbanas, lo que ha obligó a prohibir la circulación de cientos de miles de vehículos -los que generan más emisiones- en las áreas metropolitanas de París y Lyon, así como en Lille y Estrasburgo.

Sin estar bajo una ola de calor, las temperaturas también son altas en Canarias, con registros de más de 30 grados, en el área metropolitana de Tenerife y especialmente en la isla de Gran Canaria, donde han superado los 34 en puntos del centro y sur de la isla redonda. De ahí que el Gobierno de Canarias declarara ayer a Gran Canaria en situación de alerta por riesgo de incendios forestales, según informó el departamento de Seguridad a través del 112. El Cabildo recordó que, una vez activada la alerta por riesgo de incendios, quedan expresamente prohibidos los espectáculos pirotécnicos, las barbacoas y el uso de cualquier elemento de ignición que pueda despedir chispas. También están prohibidas las quemas agrícolas y forestales y encender fuego en las zonas de acampada y albergues dependientes del Cabildo grancanario, incluso en las zonas que están habilitadas con ese fin.

En Alemania, la ciudad de Lingen -en el centro del país- marcó, con 41,5 grados, un nuevo récord histórico horas después de que la localidad de Geilenkirchen -al oeste de Colonia- superara la máxima nunca registrada en el país, al alcanzar los 40,5 grados, según el Servicio Meteorológico Alemán (DWD). La región más afectada por las altas temperaturas comprende los estados federados del Sarre, Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, así como Baja Sajonia, subrayó el DWD, que matizó que la ausencia de sequía este año hará menos virulentos los efectos medioambientales y económicos de la ola de calor.

En Bélgica, el termómetro marcaron ayer 40,6 grados en Kleine Brogel, al este del país y muy cerca de la frontera con Holanda, donde la provincia central de Gelderland registró 40,4 grados, por lo que ambos países baten por segunda vez en una semana sus anteriores récords históricos de temperatura. En Austria, donde las ciudades de Salzburgo, Innsbruck y Viena alcanzaron ayer los 35 grados, la empresa ferroviaria estatal puso en marcha un proyecto piloto para pintar de blanco los rieles de sus vías, con el fin de evitar los problemas causados en la infraestructura por el calor, como deformaciones o distorsiones. Trece ciudades de Italia mantuvieron la alerta roja y catorce lo estarán hoy, cuando se espera el pico de la ola de calor africano, que en el norte del país marca hasta diez grados por encima de la media y que comenzará a remitir el sábado, cuando se esperan lluvias y un desplome de la temperatura de hasta 15 grados.

Y en España, el intenso calor, que se prevé empiece a remitir hoy, provocó la muerte a un hombre de 85 años en Granada, debido a un golpe de calor tras una exposición prolongada al sol durante un paseo, informaron las autoridades de Andalucía (en el sur), una comunidad que registra ya tres muertes por altas temperaturas en lo que va de temporada.

Se trata de la tercera víctima por esta causa en Andalucía esta temporada tras las de un menor de 17 años en Córdoba y un hombre de 66 años de edad en El Cuervo (Sevilla) a finales de junio. En 2018 no se produjo ningún fallecimiento por estos motivos. La Consejería de Salud y Familias ha lamentado el fallecimiento de esta persona y ha trasladado a su familia y allegados el pésame por su pérdida. Junto a ello, pide a los ciudadanos que extremen las medidas de precaución contra el calor: evitar la continuada exposición al sol en las horas centrales del día y la hidratación continua son las recomendaciones principales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España