Después de una intensa semana de actividad frenética, TLP Summer 2019 cerró ayer sus puertas y lo hizo, como de costumbre, con el tradicional concurso cosplay. Más de 500 personas acudieron a esta importante cita que lleva repitiéndose prácticamente desde las primeras ediciones de TLP y, desde el año 2016, se ganó la consideración de gala.

El público empezó a buscar asiento para poder ver el espectáculo en una buen lugar desde las dos de la tarde, a pesar de que la gala debía empezar a las cuatro y finalmente lo hizo a las cinco menos cuarto. Pronto las gradas se volvieron a quedar pequeñas para acoger a la cantidad de fans que siguen esta muestra artística. La expectación que genera esta actividad es siempre importante en el evento. De hecho, por la cantidad de público que acudió, se podría considerar el segundo evento más importante dentro de TLP Tenerife, después de la gala K-Pop, celebrada en la noche del sábado.

Este año se repartían un total de 1.000 euros en premios que se destinaron al mejor cosplay grupal, el mejor individual, los mejores accesorios y la mejor confección. En este concurso, los participantes no solo deben conseguir que los diseños que presentan y han confeccionado sean prácticamente calcados a los ropajes que utilizan sus personajes favoritos, también tienen que demostrar que pueden emularlos con una actuación en la que se metan totalmente en el papel.

Durante prácticamente una hora, los participantes en grupo o de forma individual salieron a mostrar sus trajes, confeccionados a mano con distintos materiales. Destacan la cantidad de detalles con los que cuentan estos trajes, desde pequeños abalorios hasta grandes espadas con los que representan encima del escenario un combate o una escena concreta de una serie o película.

Este año la temática más elegida por los concursantes ha sido la del videojuego y, dentro de ella, League of Legends, el videojuego multijugador de campo de batalla en línea (MOBA) más jugado del mundo. Pero en la gala también participaron cosplayers que apostaron por otro tipo de géneros, representando a personajes de videojuegos como Persona, Child of Light, Monster Hunter o Undertale. Respecto al mundo de las series y el cine, los diseñadores eligieron Cómo Entrenar a tu Dragón, Digimon, Sailor Moon, Onmyoji y Predator.

Destacaron desde el principio dos actuaciones, la del cosplayer Jota Vamps, con su armadura super detallada y su actuación, y la del grupo Chiru Cosplay, con sus tradicionales trajes de la cultura nipona. Jota Vamps representó a un caballero, un personaje del juego Monster Hunter, que dejó al público atónito al interactuar directamente con una de las grandes pantallas del escenario y que culminó con una batalla épica con un gran dragón, también confeccionado por el cosplayer. No es de extrañar que fuera justamente este cosplayer, uno de los que tiene más experiencia en este tipo de concursos, el que se alzara finalmente con el primer premio individual y 250 euros. Un puesto que repite tras el año pasado, cuando destacó por su interpretación de un personaje del videojuego World of Warcraft.

Por su parte, un grupo formado por cuatro chicas de Chiru Cosplay, demostraron que algo tan sencillo como un traje tradicional japonés puede convertirse en un gran reclamo, e incluso, descubrir videojuegos menos populares. De hecho, al aparecer por el escenario, muy pocas personas del público conocían la procedencia de esos grandes tocados compuestos por cuernos. Después, y tras ganar el primer premio en la categoría grupal, valorado en 600 euros, todos sabrían que este equipo representaba a varios personajes del juego para móviles, Onmyoji.

Aunque entre el resto de participantes había algunos con más posibilidades de ganar los premios con una cuantía menor -al mejor accesorio y mejor confección- finalmente fueron Predator Scar y Violet High, respectivamente, los que se alzaron con estos galardones. El primero hizo temblar el escenario principal de TLP con su logrado cosplay de uno de los protagonistas de Alien vs. Predator. Los segundos fueron los encargados de abrir la gala y demostraron que una confección relativamente sencilla puede alzarse también con la victoria con su cosplay de dos de los personajes principales del videojuego Persona 5.

Con esta gala, TLP Tenerife dio el cierre a su edición de 2019 y emplazó al público para la de 2020. La del próximo año será la decimoquinta edición del evento, que promete una celebración por todo lo alto.