17 de julio de 2019
17.07.2019

El 'despegue' del Apolo XI abre los 50 años de la llegada a la Luna

"Un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad", la histórica frase de Neil Armstrong, volverá a recordarse hasta el sábado, la fecha exacta del acontecimiento en 1969

17.07.2019 | 00:41
Los supervivientes del proyecto Apolo en una foto reciente por el 50 aniversario.

"Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad". La frase ha pasado a la historia como pronunciada el 20 de julio de 1969 sobre la superficie lunar y bajo la propiedad intelectual del ya fallecido (2012) astronauta estadounidense Neil Armstrong. Frente a bulos y teorías apocalípticas para casi todo el mundo se convirtió en el primer ser humano que logró pisar el úníco satélite de la Tierra. Este próximo sábado hará 50 años.

Una cifra redonda que arrancó ayer con el primer hito a conmemorar estos días: el despegue desde Cabo Kennedy -antes Cabo Cañaveral-, en Florida, del Apolo XI. Un viaje que presenciaron 600 millones de personas en todo el planeta por televisión y que costó la friolera de 19.400 millones de dólares. Lo protagonizaron el mencionado Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin Buzz Aldrin. Estos dos últimos siguen vivos: Aldrin, con 89 años, y Collins, con 88.

La Luna quiso unirse a la efeméride con un eclipse parcial lunar que se pudo ver ayer en África, Europa y partes de Asia, Australia y Sudamérica. En Estados Unidos, por el contrario, no se vio el eclipse, sino la Luna llena.

El centro de las conmemoraciones está siendo el Centro Espacial Kennedy, donde todas las miradas sed han dirigido durante estos días a los dos astronautas del Apolo XI aún con vida.

Un retorno a cincuenta años atrás permite comprobar como aquel 20 de julio los tres astronautas se despertaron a las 9:15 hora local. Se trata del comandante Neil Armstrong, piloto de pruebas, el piloto del módulo de mando Michael Collins, y el del módulo lunar Edwin Aldrin, todos ellos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

A las 10:35, tras desayunar zumo de naranja, café, bistec, tostadas y huevos revueltos, comenzaron a ponerse los trajes. La tripulación partió a las 11:27 en una furgoneta acondicionada a la plataforma de lanzamiento, a 12 kilómetros de distancia. Tomaron el ascensor que los llevó al módulo de mando del Apolo, situado a 110 metros de altura, en lo alto del cohete Saturno V.

Armstrong entró a las 11:54 en el módulo de mando y se colocó en el asiento izquierdo. Cinco minutos después, Collins se situó en el derecho y Aldrin, en el central. A las 14:27 horas, el brazo de acceso del Apolo se separó y ahí comenzó la aventura que culminó el día 20 con el alunizaje.

La nave llegó al satélite esa fecha exacta de julio de 1969 y los tres regresaron luego sanos y salvos a la Tierra el 24, cuando el módulo lunar cayó al Pacífico a 1.500 kilómetros al sudoeste de las islas Hawaii y fueron recogidos.

El hombre viajó y llegó a la Luna en unos días de verano similares a estos de hace 50 años. Teorías conspiranoicas aparte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España